Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Escuela moderna de fútbol


Real Sociedad 1 - At. Madrid 2

El tradicional parón liguero de estas fechas, ese hueco que se hace para que se jueguen los partidos de selecciones, solía ser otra de esas fechas ásperas y dolientes para los colchoneros en tiempos de Aguirres, Ferrandos y Manzanos. Para entonces, con uno o dos partidos ya disputados y casi siempre alguno de ellos fuera de casa, el Atleti ya se había dejado varios puntos, había sembrado dudas, había cambiado seis veces de esquema, Heitinga volaba, Pato Sosa intentaba dar dos toques seguidos al balón y los aficionados buscábamos la piedra filosofal que explicase el galimatías rojiblanco. Suena a pesadilla, lo sé, pero no lo es. Es simplemente un mal recuerdo. Instalados como estamos hoy en esa nube construida por Simeone a base de trabajo táctico, esfuerzo físico y mucho amor propio, no nos damos cuenta de que estas cosas ocurrieron pero conviene recordarlas. El Atleti llega al citado parón liguero con 9 puntos de 9 posibles. No sólo eso, con dos de los tres partidos ganados fuera de casa. No sólo eso, con dos partidos fuera, ganados en sitios como Sevilla o San Sebastián, feudos en los que en otros tiempos no parecía raro perder puntos. La liga acaba de comenzar pero una cosa parece clara, el Atleti es un corredor de fondo que no va a parar a no ser que se le termine sin fuelle, no lo descarten si seguimos jugando con los mismos jugadores todos los partidos, o que lo derribe el contrario. A diferencia de otros años, este parón liguero molesta porque el Atleti está de dulce y apetece seguir viéndolo jugar.

Tenía ciertas dudas respecto a qué alineación podría sacar el Cholo después del exagerado desgaste del pasado miércoles pero el argentino, genio y figura, apostó por exactamente el mismo once de siempre. Y le salió bien. Tras una fulgurante salida donostiarra, que aupado en la épica de los primeros minutos consiguió mandar un balón al palo, el Atleti se hizo dueño absoluto del partido. La primera parte de los colchoneros debería grabarse en DVD y hacer dos paquetes para regalo. El primero para las escuelas modernas de fútbol (que no de fútbol moderno) porque es un perfecto ejemplo de equipo equilibrado, sobrio en la presión, infalible en la táctico pero preciso en el juego vertical y en la posesión activa del balón. El segundo montón es para ese puñado de ilustrados que piensan que el fútbol que propone Simeone es el del cerrojazo, patadón y contrataque. Lo que el Atleti ha hecho en la primera parte se parece más a esa tendencia, que se ve en europa en los últimos años, de equipo basado en el rigor defensivo pero con varios registros en función del partido. Como el Borussia del año pasado, el Bayern en algunos momentos o la selección italiana. Si esa es la idea que quiere nuestro entrenador que cuenten conmigo para defenderla. La compro. Me gusta. Eso sí, su desempeño estará siempre condicionado al tipo de jugadores que tengamos. Y nos faltan jugadores.

El dominio madrileño fue total y tuvimos ocasiones como para haber sentenciado el partido sin sufrir. Aun así, me van a perdonar, yo eché de menos a Falcao. El Guaje Villa se ha marcado un partido completo en cuanto a generosidad, pelea, continuidad, prestancia y desmarque. Pero sigo sin verlo como el delantero estrella que necesitamos. Lento, sin agilidad para el uno contra uno y fallón de cara al gol. Antes de que me digan nada, sigo teniendo paciencia pero uno cuenta lo que ve. Hasta tres ocasiones claras tuvo el asturiano. Dos muy claras con sendos remates que empaló fuerte pero que se le marcharon desviadas (una de ellas al palo) y una tercera de desmarque por la izquierda, tras buena jugada, que fue la menos clara por estar muy cerrado. Pero Villa es Villa, eso no se puede negar, y en una jugada que siguió peleando hasta el final consiguió llevarse el rechace con algo de suerte para definir de vaselina como sólo lo pueden hacer los auténticos cracks.

La segunda parte siguió por los mismo derroteros pero la Real Sociedad había aprendido la lección de la primera parte. Derrotados en el centro del campo e incapaces de crear fútbol desde atrás decidieron ser más verticales y probar con un estilo más primitivo de balones al área. Les fue algo mejor pero seguían sin inquietar a la roca madrileña. Los rojiblancos por el contrario seguían robando muy arriba y jugando al fútbol en campo contrario. En una gran jugada por la izquierda, Villa da un pase atrás para que Koke, de medio escorzo, empale el balón a puerta para hacer el segundo. 0-2. En ese momento el partido de los dos cerebros del Atleti, Arda y Koke, era para enmarcar. También sus compañeros de zaga, especialmente la dupla Godin/Miranda, que son un seguro de vida, se marcaban un partido soberbio. Me temo que lo va a tener complicado en tal Awerfifsgsg... el tal, Toby. Si es que se confirma definitivamente su fichaje.

A partir de ese momento el partido entró en una fase de fútbol control que invitaba a pensar que seguiría igual hasta el final del partido. El Atleti cedió algo de campo y de balón para comprimirse detrás y salir al contrataque con más espacio mientras seguía controlando el partido. Seguramente todo hubiese seguido igual (o incluso los de Simeone hubieran ampliado su cuenta) de no ser por un error impropio de  este Atleti contemporáneo. Una falta sin aparente peligro es sacada rápidamente por Granero pillando a los defensas colchoneros despistados y dejando a un Xabi Prieto encarando por la derecha a Courtois para empotrar el balón en la escuadra. Gol de pillo (o de tonto, según la perspectiva con la que se mire) que cambió por completo el partido. No por el juego, que no hubo, sino por la intensidad y las ganas que a partir de entonces emplearon los donostiarras que ahora sí, empezaron a poner en apuros al rival. Y pudieron haber empatado perfectamente el partido de no ser por ese portero inmenso que tenemos la suerte de tener cedido. El Bueno de Courtois se sacó dos manos a sendos remates a bocajarro de los vascos (especialmente el primero) pero son de los que no sólo ganan puntos sino de los que, como sabemos, también regalan títulos.

Tres puntos que saben a gloria y que tienen mucha mayor importancia de la que parece. Acomodándose en la parte alta de la tabla, metiendo puntos a los seguidores y ganando a equipos que supuestamente pelean por cosas parecidas. Terminado el encuentro Simeone, con rictus serio, abandonaba el campo y se dirigía al vestuario como si no hubiese pasado nada. Y es que no había pasado nada. Se había ganado un partido que es lo que hay que hacer. A pensar en el siguiente. Ese es el Cholo. Ese es el Atleti. Eso somos nosotros.
  

5 comments

magerit 2 sept. 2013 0:20:00

La temporada pasada fue expendida, pero ni en mis mejores sueños podía imaginar un comienzo como el presente.

Dices que echas de menos a Falcao, y ¿quien no?, pero el comienzo de Villa no es mucho peor que el de Falcao, recuerda tus primeras crónicas cuando vino, demos tiempo al tiempo.

Pienso que tenemos mucho mejor plantilla que el año pasado, no solo por las incorporaciones, sino más bien por el salto de calidad que los ya existentes ha dado a medida que asimilan las teorías del Cholo.

Me ilusiona oír decir al Cholo que los 9 de 9 conseguidos no valen si no se refrendan en el próximo partido y lo mejor es que los jugadores se lo creen.

Un saludo y felicidades una vez más por la crónica.

Jaime 2 sept. 2013 10:41:00

Gran crónica como siempre.

Estoy de acuerdo con el comentario anterior de que las sensaciones de este Atleti son todabía un poco mejores que las dela pasada campaña, pero no por las incorporaciones, sino porque los que ya estaban han dado un pequeño salto de calidad.

Las combinaciones fulgurantes al primer toque, del tipo del casi gol de Arda en el Camp Nou, al más puro estilo del Borussia Dormunt, las hacen este año con mucha más frecuencia que el año pasado.

Este año pinta muy bien. El ambiente que se vivió en el Calderón el día del Barça hacía tiempo que no lo vivía.

un saludo,

Jaime

Dami Fernández 2 sept. 2013 13:29:00

Me alegro de volver a leerle. Me gusta el nuevo aspecto de su blog y me quedo de esta crónica sobre todo con el final del segundo párrafo y con el último. Saludos desde Málaga y desde mi blog.

Julio 2 sept. 2013 13:46:00

Estoy de acuerdo, don Ennio. En los partidos contra el Barcelona se elogió la estrategia defensiva del Atlético, pero hubo momentos que el Atleti tocó mejor y más tiempo que el Barça.

Contra el Rayo, ídem y contra la Real se volvió a ver. Este equipos es rigor táctico, sacrificio, trabajo y también sabe jugar al fútbol.

Edupum 9 sept. 2013 12:43:00

Un placer volver a vernos por aquí y un placer ver a este Atlético del Cholo.

La supercopa no me interesaba como trofeo (aunque no nos sobren las copas, nunca le he dado ni la mitad de valor que a otros títulos), pero si por ver el nivel que tenía el equipo a estas alturas del año. La sensación final que tuve fue la misma que la tuya: orgullo.

Sin embargo, me gustó mucho mas que en un partido de liga (no una final o una eliminatoria), en campo ajeno (lo que solía ser sinónimo de desastre no hace tanto) y ante un rival que, a priori, no motiva tanto como Madrir o Barça, el equipo responde igual de bien y mantiene el nivel.
Al descanso pensé que igual la Real nos podría remontar el partido (tiene jugadores y juego para hacerlo) pero que la sensación de poder que transmite el equipo no la había visto en años.

El trabajo del entrenador está siendo increible, otra vez con una plantilla de igual o peor nivel (primero se fue Diego, luego Falcao), pero el equipo sigue funcionando. Por eso pienso ahora, que van las cosas bien, que cuando vengan malos tiempos hay que seguir confiando y tener paciencia, aunque haya cosas que no compartamos o no entendamos.

Sobre todo paciencia por que me temo que, como siempre, la situación en la que trabaja Simeone no es la mejor, debido a los de arriba. Lei hace poco que Simeone contó en una entrevista en Argentina que durante la temporada 11/12, cuando el Atleti estaba a las puertas de la final de Bucarest, recibió presiones de la directiva por que se centraran en entrar en Champions (que es lo que genera dinero) y que olvidaran la final de la Uefa porque (y esto es lo que me horroriza)si no la ganaban no habría que pagarle las primas a los jugadores. Acordándome del debate que hubo en este foro sobre la alineación del partido contra el Rubin, te hace pensar que la directiva no sólo no le da todas las facilidades que se merece por su buena labor, si no que encima le pone trabas (esperemos que no muchas, que como un día Simeone se harte y se marche, no se donde se va a esconder el duo truculento).

Imagino que este año la "sacrificada" será la copa (recién ganada y menos tentadora que liga y champions, aunque estoy seguro que los jugadores que la jueguen lo harán a muerte).

Si nada se tuerce, parece que tenemos un año para disfurtar de un Atleti como el de antes, como el de siempre, ojalá sea así

Un abrazo a todos.