Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

No queda otra

At. Madrid 1 - Málaga 1

El sol estaba a punto de esconderse por detrás de las gradas. Los últimos rayos se colaban a duras penas por la parte superior del graderío cuando Sosa colocaba la pelota para lanzar la falta. Faltaban cinco minutos para terminar el partido. Marcar significaba ganar la liga. La pelota pasó rozando el poste derecho de la portería malacitana mientras una parte de los aficionados, víctimas del efecto óptico, cantaban agónicamente gol. Yo no tenía fuerzas para hacerlo. Ni siquiera para levantarme del asiento. Estaba agotado. Roto. Muerto. Igual de agotado que estaba segundos después, cuando Adrián culminaba su gran jugada lanzando una pelota a la escuadra que el “bueno” de Willy Caballero interceptaba a mano cambiada, haciendo la parada de su vida. No fui capaz tampoco de levantarme de mi asiento, ni de chillar, ni de mesarme los cabellos como hacía la gente a mi alrededor. No me quedaban fuerzas. Notaba sobre mis hombros el peso de una campaña espectacular y magnífica pero exigente hasta decir basta. Me imaginé entonces como deberían sentirse esos jugadores que además tienen que estar corriendo sobre el césped. Llevamos 8 meses jugándonos la vida cada 3 días y eso tiene que pasar factura en los músculos y en las vísceras. En las piernas y en la cabeza. En el alma y en el corazón. Pero es absurdo mirar atrás en este momento. No nos han enseñado a vivir de recuerdos. Somos el Atleti. Ya no existe el ayer y sólo queda el mañana. Faltan dos finales en las que hay que dejar lo mucho o poco que nos falte. No queda otra.

En lo deportivo el partido fue una especie de borrón. Un encuentro con las mismas hechuras de los últimos partidos de Atleti. Malos. Muy malos, de hecho, pero con el añadido de la tensión y la presión del momento. El Málaga apagó enseguida la euforia de la grada a base de pausar el tempo y ralentizar el juego. El Atleti se dejó llevar y la grada con ellos. Demasiado nervio flotando. Villa pudo cambiar el curso de la historia llegando solo a la portería para abrir el marcador pero su disparo, otra vez, se estrelló en el larguero. A partir de ahí el equipo desapareció. El Málaga se encerró atrás sin demasiado esfuerzo y el Atleti se perdió dando pelotazos en vertical, a diestro y siniestro. Creo que Simeone se equivocó alineando a Villa y Raúl García juntos. Hizo que jugásemos sin delanteros. El equipo puede sobrellevar tener a uno de los dos en el campo pero los dos a la vez me parece demasiada ventaja para el rival. Villa no está. Nunca ha estado, de hecho. Trabaja, corre, da lo que tiene y está comprometido con el equipo pero no se ha ido de nadie en toda la temporada. No es un jugador que marque la diferencia. Ya no. Raúl García es uno de los mejores rematadores de la liga pero no es delantero y su capacidad de combinación con los pies es muy escasa, lo que obliga a que el equipo juegue siempre en vertical, por alto generalmente, saltándose la línea de creación. Con Costa es muy aprovechable para segundas jugadas. Con Villa no lo es, porque no hay segundas jugadas. Pero sería absurdo e injusto buscar culpables. No tengo un solo pero a ni uno solo de los jugadores del actual Atlético de Madrid. Más allá de críticas puntuales, estoy a muerte con todos y cada uno de ellos.

La primera parte pasó sin pena ni gloria y así siguió la segunda, aderezada además con cambios en el Atleti que jamás entenderé. Quitar a Koke y Arda debería estar prohibido. Igual que debería estar prohibido tener a Diego en el banquillo, pero es lo que tenemos. Mediado el segundo tiempo apareció un fallo en cadena del frente belga del equipo, Alderweirdeld y Courtois, que provocó el drama en el Calderón. El Málaga se adelantaba en el Calderón. Se escapaba la liga. Simone reclamó al calor de una grada que estaba muerta y esta respondió con tibieza. La misma tibieza que mostró el equipo en la reacción, aupándose mucho más en el corazón que en el juego. Pero llegó el empate. A balón parado, por supuesto, con remate de cabeza del mismo central belga de nombre impronunciable que la había pifiado poco antes. Faltaban 20 minutos y un más gol nos daba la liga (porque Barça y Elche no parecían muy dispuestos a meterse gol en Alicante) pero no ocurrió así. El guión era perfecto y todo el mundo lo conocía pero nadie fue capaz de interpretarlo. Empate a 1-1.

A jugarse la liga dentro de 6 días en Barcelona. Y a ganarla, qué coño. No queda otra.


7 comments

cdelrui 12 may. 2014 12:04:00

No queda otra, D. Ennio, no queda otra.
Ciértamente es una temporada de exigéncia máxima. Se ha jugado todo lo jugable, salvo la final de Copa, y todo al máximo nivel. Ni un ápice de relajación. Desde luego se han ganado unas vacaciones y también el sueldo.
En su mano está el hacer historia. Dos partidos para los dos máximos títulos. En serio, quién pudiese estar ahí.
Pero la inmensa suerte que tenemos este año es que, como aficionados, tenemos la oportunidad de vivir el final de los dos campeonatos con la posibilidad de ganarlos. Nadie puede,hoy, decir eso. Tenemos la suerte de ser del Atlético de Madrid.
Ánimo.

Buenos dias.

CAR 12 may. 2014 12:42:00

Cabreados y enfadados, asi salimos del estadio. Unos más que otros.

Personalmente, no estaba muy enfurecido. Al igual que usted quizás si agotado.

Dos partidos para la gloria, por eso creo en este equipo. Le gusta andar sobre el alambre y ademas sin red. Equipo canchero como diría el cholo.

Menudas dos semanas nos esperan señores.

Saludos.

Anónimo 12 may. 2014 15:48:00

Siempre estoy deacuerdo con usted,pero esta vez creo que no podemos pasar por alto el arbitraje que nos hicieron dejando al Málaga dar palos a diestro y siniestro y perder tiempo desde el pitido inicial casi sin consecuencias para rival , no podemos consentir que jugando nos la liga nos pite un Texeira de estos en casa , no se respeta al atletico

Anónimo 12 may. 2014 15:53:00

Me gustaría felicitar le por sus crónicas descomunales ,ojalá existieran mas como usted que dicelas cosas por su nombre

Alfred 18 may. 2014 14:06:00

CAMPEONES !!!

Anónimo 19 may. 2014 17:20:00

Ennio...por Dios¡¡¡¡¡

jesus

Anónimo 19 may. 2014 17:20:00

Ennio...por Dios¡¡¡¡¡

jesus