Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Saltar el partido

Hace años ya que jugar una eliminatoria contra el Real Madrid se ha convertido para los colchoneros en un suplicio. Un Vía Crucis eterno e insoportable que indefectiblemente deja secuelas. Entiéndanme bien, no estoy refiriéndome a lo incierto de un resultado concreto o lo que pueda pasar dentro del campo, que afortunadamente suele tener últimamente la forma de un partido de tú a tú, sino a lo que ocurre fuera. Ese despliegue brutal por parte de los ministros del sistema que, como agentes de una Stasi capitalista, se meten por cada uno de los poros de la sociedad para alertarnos de la obligación que tenemos de seguir la fe verdadera. Uno puede llegar a soportar con bastante normalidad ese permanente tono monocolor y tendencioso, presente en TODA la prensa hablada y escrita, pero es bastante más difícil tener que convivir con el desprecio e insulto constante hacia los indeseables que, como yo, se atreven a desafiar el orden establecido ignorando las soflamas del Gran Hermano, y hacerlo además enfundado en otros colores proscritos. 

Intentó concienzudamente huir de la caspa, ignorar los panfletos de propaganda, obviar las técnicas de Goebbels que emplean los “profesionales” de la comunicación para lavarme el cerebro con detritus de diseño e incluso trato de evitar las numerosas tertulias de gañanes que pululan por la geografía madrileña y que básicamente se limitan a repetir en bucle las estupideces que aprehenden de los foros oficiales, pero nada. Es imposible. Aun así consiguen siempre llegar. Al final es inevitable tener que echar gasolina y toparse en la gasolinera con una portada en la que un andaluz muy gracioso posa, con una montera y toreria, ilustrando uno de los últimos insultos deleznables que el Club Atlético de Madrid recibe periódicamente por parte de eso que eufemísticamente denominan “prensa madrileña”. Los juegos de fútbol en la PlayStation tienen una opción que llaman: “Saltar el partido”. Con ella el jugador tiene la posibilidad de no tener que disputar ni ver el encuentro si no quiere. El ordenador analiza los datos y en un nano segundo te ofrece un resultado en función de los jugadores, el estado de forma y la calidad de cada uno o las probabilidades de éxito. Prometo que si esa opción fuese posible en la vida real la utilizaría cada vez que jugamos contra el Real Madrid. 

Está todo tan enfangado que incluso las lecturas posteriores a los partidos suelen quedarse exclusivamente en temas externos, detalles accesorios o leyendas de unicornios y nibelungos que los grandes "analistas" utilizan para justificar lo injustificable. Para ver lo que nadie ha visto. Para entender la vida a través del código que manejan los pastores de la fe verdadera, ese en el que todo lo que no sea que el Real Madrid gané con solvencia y buen juego es una anomalía intolerable, provocada por algo que merece ser erradicado. Ya sea una entrenador, una tarjeta, un penalti o un delantero que sangra por generación espontanea. Es tan ridículo y lamentable que, harto de provocaciones, hasta yo mismo estoy cayendo ahora mismo en ello. Lo siento. No seguiré por ahí. 

El plan de Simeone pasaba por dejar la portería local a cero en el Vicente Calderón y lo consiguió. Eso no es opinable, es un hecho. Podemos cuestionar si era un plan lícito o no, pero la realidad es que el Atleti sigue vivo en la competición y que la eliminatoria está más o menos donde estaba cuando las bolas calientes decidieron el enfrentamiento. El Atleti salió raro. Impreciso y lento. Con muestras de cierto nerviosismo y sensación de responsabilidad. Algo poco habitual en la escuadra de Simeone pero algo comprensible en esas circunstancias. El Madrid, que tiene una plantilla espectacular (las cosas como son), aprovechó para apoderarse del balón y moverlo con bastante más criterio y velocidad que otras veces. Jugó bien y dominó el partido durante toda la primera parte, aunque las ocasiones que tuvieron (tampoco demasiadas) llegaran fundamentalmente por errores de los colchoneros. La más clara un mano a mano de Bale que Oblak sacó con una acción prodigiosa. El cancerbero esloveno hizo un partido enorme. Muy seguro todo el tiempo y sacando varias manos que le ayudan a crecer en confianza y que van a hacer muy difícil que ahora abandone la titularidad. Estupenda noticia. El Atleti se mantenía serio y compacto pero ignoraba el balón. Era incapaz de sacarlo con criterio de su campo y eso provocaba que el Madrid no tuviese que gastarse demasiado en recuperarlo para volver a tenerlo jugado en campo contrario. Resultaba muy desalentador ver sobre todo como los contrataques rojiblancos salían desde muy atrás y con muy pocos efectivos. 

La segunda parte cambió significativamente el panorama. Los de Simeone salieron mejor y con más ambición. Empezaron a rondar el campo contrario y a intentar contrarrestar la evidente superioridad blanca. Parecían haberlo conseguido cuando un codazo que dejo a Mandzukic sangrando y desquiciado hizo que el equipo volviese a salirse del partido y los de Ancelotti volvieran a controlar el juego. No quiero detenerme mucho en el árbitro. Sólo diré que me pareció el típico “buen” soldado de la UEFA. El típico “profesional” que sabe perfectamente con quién se puede equivocar y con quién no puede hacerlo. Llegado a ese punto, Simeone hizo dos cambios que no entendí pero que, lo reconozco, le salieron bien. Raúl García ingresaba por un desaparecido Griezmann y Torres sustituía a Koke, que para mí estaba siendo el mejor jugador de campo del Atleti. Y obró el milagro. Los locales empezaron a tener más balón, Juanfran empezó a ganar su banda, Arda decidió abrir el tarro de las esencias y el Atleti acabó el partido encimando al equipo blanco. 

El empate deja la eliminatoria sin resolver y tendremos que esperar a ver lo que ocurre en el Bernabéu para ver qué equipo disputa las semifinales. Antes de llegue a ese día, y ocurra lo que ocurra, déjenme decirles que estoy muy orgulloso de mi equipo y de unos jugadores a los que no tengo un solo reproche que hacer.

9 comments

Anónimo 15 abr. 2015 11:36:00

http://deportes.elpais.com/deportes/2015/04/14/champions/1429035393_068521.html

PabloRL 15 abr. 2015 11:39:00

El anterior comentario es mío, lo siento.
Otro ejemplo de una mentira vergonzosa y deleznable en contra del Atleti en un periódico supuestamente serio.
El País: Simeone:"No pueden poner un árbitro serbio en este tipo de partidos"
He guardado captura por si lo borran

Vicente 15 abr. 2015 12:06:00

Suelo estar muy de acuerdo en tus apreciaciones sobre el atleti en tu blog y en TW y hoy todavía más. Querría hacerte una apreciación sobre como salió el equipo en la 1a parte. Para mí fue trascendente como el "soldado" serbio empezó el partido esas faltas de ataque provocaron un apagón tremendo en el equipo.
Fíjate, me parece, como sería que hasta Sergio Ramos se creyó que les valía todo q se lanzó como loco a por un balón, frente al banquillo del Madrid y propició un ataque clarísimo nuestro, de los pocos q tuvimos en la primera parte...
Un saludo

criscue 15 abr. 2015 17:15:00

A mi también me sorprendieron los cambios del Cholo pero me encantó su resultado. De Gierzman, no estuvo lo fino, fresco o ágil que otras veces, pero para mí, partiendo de la base de una mala primera parte de todos, tuvo buenos detalles de recuperar balones, aguantarlos e intentar algo.
Como siempre un placer leerte ;)

Anónimo 15 abr. 2015 17:29:00

¿Por qué volvió Fernando Torres al Atlético? Desde mi localidad en el estadio me quedo con el detalle de Torres. Lo único que le preocupaba al final del partido, y me temo que también al principio, era el intercambio de la camiseta con Casillas. Me duele decirlo, Torres es ya un exjugador. Es un enorme fracaso su vuelta al Calderón. Es cierto que tiene la oportunidad de callarme la boca, pero no confío en él. Lo siento, pero así lo creo.
Quizás debiera buscar un local en Fuenlabrada para montar un salón de peluquería y arreglarse las puntas y teñirse el pelo para cada ocasión.

Ennio Sotanaz 15 abr. 2015 18:15:00

Te creo lo que dices, PabloRL. Los diarios (EL PAIS entre ellos, desgraciadamente) nos recuerdan todos los días que hace años dejaron de deberse a su profesión para echarse en brazos de los intereses de sus dueños. Tan repugnante como evidente.

Creo que tienes razón, Vicente, en que los calentones de Mandzukic nos sacaban del partido. Es algo que no me gusta nada del Croata.

Yo soy muy de Griezmann Criscue. Haga lo que haga. Me parece un jugadorazo y con veintipocos años que tiene sólo puede ir a más… pero ayer lo eché de menos ;-)

Anónimo, si sigues este blog sabrás que yo precisamente no soy un defensor de Torres pero creo que eres injusto en lo que dices. Deportivamente no está funcionando y me cuesta creer que vuelva a recuperar la forma y la chispa mínima necesaria para ser titular en este equipo (¡ojalá!) pero creo que no podemos hacer un solo reproche en cuanto a su compromiso con el equipo. Al menos esa es mi opinión. Y no me gusta tampoco emplear descalificativos insultantes con ningún jugador pero mucho menos contra los nuestros.

¡¡Muchas gracias a todos por vuestros comentarios!!

Abrazos

Juan 16 abr. 2015 1:20:00


Vaya tela el portero, Ennio.

Lo que más me ilusiona es el futuro. Fíjate, estamos sin lateral izquierdo de garantías, con los mediocentros a un nivel inferior al del año pasado, un "9" (Mandzu), aceptable, pero mejorable... Pues bien, la mejor temporada de su historia de VCF y SEV no es suficiente para superarnos, y estamos peleándonos con los de la galaxia para pisar semis... Es que hay mucho margen de mejora...

Discrepo en lo de Torres. Y tampoco soy especialmente "Torrista"... Sus deficientes controles, siempre me pusieron de los nervios... Ahora bien, no le veo tan mal como lo pinta la mayoría. Le veo, cierto es, falto de forma. Pero creo que da el nivel para suplente, sin problema. Ayer jugó buenos minutos, y en la segunda parte contra el Málaga se fabricó un tiro tras regate, que es impensable en el mexicano hincha del Real Madrid. Tampoco me parece justo olvidar que fue clave en la eliminatoria de Copa.

En definitiva, para mí Torres es un muy aceptable suplente.

Tras pensarlo bastante, he decidido gastarme la pasta e ir al Bernabéu. No soy especialmente optimista, lo admito. Pero me dolería que los atléticos no agotásemos el papel (por supuesto, quien pueda costeárselo). Precisamente, por aquello que escribes de que estás orgulloso de nuestros jugadores, es por lo que iré allí. Para alentarles y aplaudirles a rabiar, nos clasifiquemos o no. (La ausencia de Marcelo, Londres, o los precedentes los 17 de mayo, hace que tenga esperanzas... En fin, veremos)

A ACUÑA 17 abr. 2015 15:56:00

Soy atlético desde que tengo uso de razón y voy para el medio siglo. Pocas veces he estado tanto tiempo enchufado al equipo como lo estoy ahora que vivo cada partido como si fuera una final juguemos contra el Madrid en Champions o contra el Eibar en Liga y llevo así dos años y algo más. El Cholo ha echo que crea en éste equipo a pie juntillas y de esto le estaré eternamente agradevido y a ti porque tus crónicas son mis pensamientos y esto no tiene precio Ennio. Eres grande...muy grande y muy atlético...como yo. AÚPATLETI.

Anónimo 24 abr. 2015 15:42:00

"La metáfora de una lucha desigual con la que tengo que lidiar a diario".

Eso se lo cuentas a los del Eibar, Almería o Rayo, que manejan una décima parte del presupuesto del Atleti, cuando juguéis contra ellos.

Que siempre estamos llorando con lo mismo, que mal perder tienen algunos.