Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Elemental, querido Watson

Hay estudios estadísticos que dicen que la frase de Sherlock Holmes más reconocida a nivel mundial es la famosa “Elemental querido Watson”. No creo que nadie se sorprenda por ello. Lo que sí resulta sorprendente es que Arthur Conan Doyle, autor del personaje, no escribió esa frase en ninguna de las cuatro novelas y cincuenta y seis relatos que publicó. Fue nueve años después de su muerte, en una película americana llamada “Las Aventuras de Sherlock Holmes”, cuando la dichosa sentencia fue incluida por primera vez en un guion. El resto es historia. El poder audiovisual, ya saben. 

Hubo un momento en el que un grupo de afamados periodistas y por lo tanto analistas deportivos homologados (una cosa lleva, al parecer, automáticamente a la otra) dijo que el Atlético de Madrid era un equipo que jugaba mal. Que sólo metía goles a balón parado. Que no salía del contraataque y el pelotazo. Que pasaba los partidos encerrado en su campo. Que era violento. Que despreciaba el balón. Que ganaba de suerte. El resto es historia. Muy parecida a la anterior, por cierto. Si usted pregunta por una frase de Sherlock Holmes a cualquier ciudadano de a pie seguramente dirá aquello de “Elemental querido Watson” aunque no haya leído un solo relato original de Conan Doyle. Si usted pregunta sobre el Atleti a un ciudadano de a pie, de los que no han visto jugar al Atleti más que contra el Madrid o contra el Barça, éste le dirá con toda probabilidad que no juega a nada y que es violento. Da igual que el concepto de jugar bien no deje de ser una valor subjetivo o que las estadísticas objetivas de goles marcados a balón parado, partidos con posesión ganada, faltas cometidas, tarjetas obtenidas, disparos a puerta, número de pases o goles a favor digan todo lo contrario. Alguien escribió un guion apócrifo para la película Las Aventuras del Cholo Simeone y el mundo libre se lo ha comido diligentemente. Como tantas otras cosas. El poder audiovisual, ya saben. 

Cuatro días después de pasar por encima del Bayern de Munich el Atleti acaba de derrotar al Valencia en su propio estadio con otro alarde de poderío, de control del partido, de control del balón, de ambición y de equipo. En apenas diez minutos se sobrepusieron al buen comienzo del equipo valenciano y acabaron imponiendo el ritmo y el sentido de un partido que quisieron ganar desde el principio. Jugando bien, además. Como equipo grande. Como se supone que hay que hacerlo según los analistas homologados. Ganando un 60% de la posesión, llevando la iniciativa y metiendo al rival en su campo durante bastantes fases del partido. No es la primera vez que ocurre. De hecho es lo que lleva ocurriendo desde que ha empezado la temporada contra todos los equipos excepto, sorpresa, sorpresa, el Barça. 

Pero da igual. Las mesas de redacción siguen construyendo el relato de la realidad que más conviene a “todos”. Un relato en el que Simeone continúa diciendo “Elemental, querido Watson”. 

El partido de Valencia, aparte de para consagrar esa nueva y proscrita faceta del equipo madrileño, sirvió para confirmar otras cosas. El espíritu granítico de una plantilla con una fuerza de voluntad a prueba de bombas, por ejemplo. La situación del Valencia es tan inestable que su estado anímico está a flor de piel y es una bomba de relojería. Para mal, cuando las vallas de contención se desparraman o para bien, cuando Diego Alves le consigue parar el enésimo penalti a Griezmann (y a Gabi). El equipo levantino se metió por dos veces en el partido, en tromba, gracias exclusivamente al buen hacer de su portero y el arrojo de su afición. En el Atleti sabemos bien lo que es capaz de hacer un equipo con el estado anímico alterado pero ahí precisamente es donde apareció la mentalidad de este equipo proscrito e invulnerable. Un rodillo muy difícil de parar que sujeta su legado en un orgullo sólido y la incombustible fe en el trabajo. 

El partido sirvió también para ver el buen partido un Gameiro que cada vez hace más cosas bien y al que sólo le falta meter goles importantes en momentos importantes. Sirvió para comprobar lo clave que es hoy Carrasco en este equipo. Lo bien que está gestionando Torres su experiencia. El gran acierto que ha supuesto nombrar a Koke Mariscal de campo. 

El Atlético de Madrid lleva demasiados partidos jugando bien como para que los analistas profesionales sigan tirando de tópicos que ya no encajan (si es que alguna vez lo hicieron) pero me temo que el equipo continuará todavía siendo famoso por decir “Elemental querido Watson”. Algo que nunca dijo. Vivimos en un mundo en el que lo lógico es cobrar la entrada para visitar el 221B de Baker Street y ver la residencia ficticia de un personaje que nunca existió en lugar de explicar la realidad con algo de rigor. Pero es lo que vende, que dirán los profesionales de la información. Y ya saben, si vende es verdad. Aunque no lo sea.

@enniosotanaz


(Foto de www.colchonero.com)

5 comments

Julián 3 oct. 2016 11:34:00

Es el mantra de madridistas y culés. Y no se puede hacer nada. Lo más gracioso es que muchísimos de los que repiten ese mantra como loritos, no han visto un sólo partido del Atlético en años, excepto cuando se enfrenta a sus respectivos amantes perfectos, guapos y ricos.

Anónimo 3 oct. 2016 12:35:00

Qué gran entrada, Ennio. Bien introducida, bien desarrollada y bien concluida. Y por supuesto, verdades como puños.

Siempre es un placer leerte. Un saludo.

torombolo 3 oct. 2016 13:28:00

Muy bueno, sí señor. Es alucinarte ver los partidos en la tele y escuchar todavía aquello de "Cuidado, un córner a favor del atlético de Madrid, eso es medio gol" ¿cuánto hace que no marcamos un gol de córner? La verdad es que es indignante ver lo poco que se documentan con el atleti y lo que les cuesta poner a comentaristas medianamente objetivos (este año nos tenemos que tragar a Valdarno, tela. Si es que no aciertan ni la mitad de los nombres... El otro día oí a uno decir "ahí va el Petete Correa", madre mía.

Anónimo 3 oct. 2016 13:43:00

Buena entrada Ennio, el que no vea que hoy en día, el Atlético juega bastante bien al fútbol, peor para él, yo además les veo ratos en los que, al igual que hace 2 temporadas cuando se ganó la liga, el equipo arrincona al rival, hasta que logra su objetivo de adelantarse en el marcador, o empatar como el día del Barcelona, y en los que su superioridad tanto técnica, como física es manifiesta.
La verdad es que la temporada ahora mismo tiene muy buena pinta, pero no nos desviemos del principal valor de este equipo, que para mi es haber interiorizado que la única manera de competir contra los más poderosos es pensar sólo en el partido siguiente, y lo demás si tiene que venir, vendrá por añadidura.
Un saludo para todos, Tomás

Juan 4 oct. 2016 3:15:00


Fantástico, Ennio. Aquí uno que no solo había borrado a Doyle de su memoria, sino que por supuesto, pensaba que la frasecita sería del autor de la novela. Así que agradezco la entrada... que uno se asoma por aquí, y además de disfrutar de tu crónica, sale más culto, coño.

Lucas, Ennio. No pretendo dar por muerto a Giménez, pero, sinceramente, me inspira más confianza. No le recuerdo una falta de concentración. Y no critico a Giménez, gran central con esporádicas desconexiones. Pero es que lo del chaval éste es de traca.

Era de los que dudaba de Koke como mediocentro. En las poquísimas veces que Simeone le puso ahí en pasadas campañas, le vi lento y perder más balones de la cuenta. La progresión parece indiscutible. Es lo que tiene conocer el juego cada vez mejor. Y como bien apuntabas en un tuit, ese espacio que libera para Carrasco, Correa o Gaitán, sabe a gloria. Son para mí los dos principales nombres de estos últimos días.

Muy bien Gameiro y Torres, por cierto. Hubo quien dudó de FT un poco tras sus discretos partidos en Leganés y Vigo, pero creo que es evidente que está bien, y que es muy válido.

Coincido en toda tu lectura de los medios. Por cierto, que sé que no lo viste. No pude evitar asomarme un rato por Estudio Estadio el domingo, y comentaron que Miguel Gutiérrez, el periodista -éste sí que es periodista-, que cubre la información de la Bundesliga, había comentado que se emitió un reportaje en la televisión de Alemania sobre el Atleti y Simeone, con más de 15.000.000 de espectadores, que fue un auténtico éxito. Me puse a llorar, claro. Anoche mismo curioseé por Internet, pero no encontré nada. Si por lo que sea lo localizas, tuitea please. Un abrazo