En todo lo alto

Los aficionados al Atlético de Madrid, me refiero lógicamente a los más alejados de las consignas que regularmente se emiten desde el epicentro del emporio MA Gil, hemos depurado durante años una suerte de cinismo negativo que voluntaria o involuntariamente nos invita a ver con nitidez cartesiana los defectos de nuestro equipo. Soy consciente de que a mí también me pasa y he reflexionado muchas veces sobre ello. ¿Los árboles no me dejan ver el bosque? ¿El enfado no me deja ver las cosas positivas? puede ser, pero precisamente por ser consciente de ello trato con todas mis fuerzas de que no sea así. Tras una soberbia victoria contra el Athletic de Bilbao de Bielsa, el equipo mimado de la prensa hace apenas unas horas como aquel que dice, las caras a la salida del Calderón eran de evidente alegría pero la mayoría de comentarios, especialmente de los que se dicen especialistas y/o periodistas, abundaban sobre la debilidad por encima de la capacidad de un Atleti que literalmente lo pasó por encima barriendo al rival. ¿Justo? No. ¿Inquientante? Si. 

Lo he dicho hace bien poco e imagino que lo repetiré en el futuro pero una de las cosas que más me entristece del proyecto 2012/13 es que por primera vez en muchos años, al acabar la temporada anterior, tenía la sensación de que había una columna vertebral sólida y creíble sobre la que construir. Teníamos un entrenador con criterio y carácter que independiente de la forma o esquema elegido para jugar, que te puede gustar más o menos, tenía claras las cosas y capacidad contrastada para transmitir todo eso a una plantilla de tradición huidiza y pusilánime. Uno estaba convencido que con un par de retoques (jugadores de sustitución y algún futbolista con capacidad de creación) teníamos un equipo solvente y potencialmente peligroso en las tres competiciones. El resultado de la dirección deportiva es historia y todos conocemos lo que está pasando. Estamos igual o peor (yo me decanto por lo segundo) que el año pasado. Los mismos jugadores, falta de Diego, sobredosis de mediocentros, falta de creatividad y plantel insultantemente corto (apenas 20 fichas profesionales). Ahora todo depende de la suerte, las circunstancias, San Cholo Simeone y su capacidad para improvisar una cesta compacta sin mimbres. 

Pero el partido contra los bilbainos deja sin embargo todo lo anterior en agua de borrajas. Sobre el campo salía una alineación bastante lógica (Adrián no está como debería) con Arda algo escorado a la derecha y dejando la mediapunta (enlace con el doble pivote) a un Koke que aprovechó la oportunidad. Siempre me ha parecido un jugador muy interesante a pesar de no haber jugado nunca en su posición tradicional de mediocentro. Parece que en este equipo cualquier centrocampista con llegada y capacidad de centrar hacia adelante está condenado a la mediapunta o la banda (una desgracia) pero aun así el canterano casi siempre ha respondido. Sobre el campo se veía el equipo serio, sólido y compacto de la temporada pasada. El balón, además, también era colchonero y esta vez se movía con velocidad y verticalidad no sólo dando la sensación de dominio sino llevándolo a la práctica y obligando al rival a permanecer en su campo como amable observador. El equipo además viste mucho más con Luis Filipe y Juanfran en las bandas. El Cebolla mantenía el tipo sin aspavientos ni errores y el turco Arda, probablemente el jugador con más chispa en la plantilla ahora mismo, se sentía cómodo. Pero amigos, también estaba Falcao. Palabras mayores. Habían avisado con varias combinaciones profundas pero pasados los 20 minutos llegó el primer gol. Una maravilla. Tras un saque de banda el colombiano recibe de espaldas y dónde un jugador normal se saca un pase al compañero el delantero se sacó un regate con el cuerpo que lo dejo solo delante del portero aunque muy escorado. Da igual. El Tigre es un hombre de recursos y decidió colocar el balón por el único hueco que quedaba. 1-0. 

Durante unos segundos sobre el Calderón sobrevoló el fantasma de los últimos años, ese que hacía recular al equipo tras el primer gol dejando la iniciativa y el juego al rival pero afortunadamente fue un espejismo. Rápidamente la línea de atrás se situó de nuevo cerca de la medular y el resto del equipo en apenas 20m por delante. Una de las señas de identidad de este Atleti de Simeone que si es capaz de realizar siempre con tanta precisión y lo acompaña de la misma intensidad en la presión nos va a dar muchas alegrías. Enfrente el Athletic era una sombra del equipo del año pasado. Aturdido probablemente por los problemas internos (raros y mal explicados) los bilboarras son un equipo sin alma que parece triste. Sin agresividad ni criterio ni orgullo ni pelota. inocentes en la presión, torpes con la pelota y desconocidos en el carácter. Desconozco que es lo que pasa allí dentro pero la sensación es de equipo a la deriva. Ojo con estas cosas que aquí somos especialistas y sabemos como acaban. 

El partido quedó finiquitado antes del descanso con otra maravilla de Falcao. Tras una jugada con todos los jugadores descolocados, el balón llega al fondo de la banda derecha donde se encuentra Godin en posiciones de interior. El uruguayo, incómodo en esas zonas, se sacó un centro bombeado que hizo que el balón peinase a los espectadores del segundo anfiteatro del fondo norte, bajando desde latitudes con escasez de oxígeno. Pero a Falcao eso le da igual. Sin saber por dónde apareció el colombiano, se colgó del aire y remató el balón a gol con un escorzo inverosímil desde el segundo palo. 

La segunda parte fue una fiesta rojiblanca y un calvario bilbaino. Los colchoneros se crecieron con el resultado y las sensaciones de poderío se propagaron como el fuego hasta el punto de intensificar todavía más la presión. El Athletic intentó tratar mejor el balón, sobre todo con la entrada de Muniain, pero fue todo en vano. Gabi y Mario lo barrían todo, Koke distribuía, Arda inventaba, el Cebolla ayudaba sumándose a la fiesta y Falcao metía el miedo en el cuerpo cada vez que se acercaba al balón. El tercero podía haber llegado de cualquier otra forma pero lo hizo de penalty tras mano clara. El carrusel de cambios con la clara intención de reservar jugadores para el viernes dejó además buenas sensaciones con las aportaciones de Tiago y sobre todo Diego Costa. Adrián sin embargo sigue dejando dudas. El resultado podría haber sido de escándalo con algo más de fortuna en los pies colchoneros pero se quedó en un nada despreciable 4-0 tras un rechace a la frontal del área que Tiago empalma con violencia a la escuadra rival. 

Gran victoria y gran partido frente a un rival inexistente que deja buenas sensaciones y la ilusión en todo lo alto a la espera del esperado partido del viernes. Tiempo habrá para hablar de los problemas y las dudas pero hoy no es el momento. Disfrutemos de la goleada, del juego, de los goles y de estar tan sólo a dos puntos de la cabeza.



PD. Dos cosas que no me gustaron:

La decisión absurda de llevar a Óliver Torres para dejarlo en la grada. No me meto con lo que decida Simeone deportivamente pero no dejar jugar al jugador con el filial para dejarlo sin vestir no me parece que beneficie a nadie.

Los patéticos cánticos e insultos al rival desde el fondo sur pero muy especialmente ese improvisado "cara al sol" que se marcaron y que afortunadamente fue respondido por una sonora pitada por el resto del estado. No procede. Ni los insultos barriobajeros ni las consignas políticas. ¿Hasta cuando?

6 comments

magerit 28 ago. 2012 12:54:00

Una vez más excelente artículo Don Ennio.

Yo tampoco tengo claro si el equipo es mejor o peor que el del año pasado, (quizás algo más compensado), pero estoy totalmente convencido de que el no retener a Diego, no solo será uno más de los múltiples errores de nuestros dirigentes, sino que será el apogeo de su ineptitud.

En cuanto a tu posdata, totalmente de acuerdo, ¿por qué desilusionar a un joven concentrando le y luego mandarle a la grada?, ¿que mejor ocasión de darle minutos, que un partido que ganas por 4-0 y necesitas reservar jugadores?. En cuanto a los insultos y los gritos fascistas de los de siempre, simplemente una vergüenza.

PD. Aunque tarde, felicidades por el regreso de tus vacaciones, esta vez he sido yo el "tardón" en regresar a "tu/nuestra web" y me he encontrado con la grata sorpresa de tres magníficos artículos.

Saludos

Ennio Sotanaz 29 ago. 2012 9:57:00

¡Muchas gracias!

Yo si creo que el equipo es potencialmente peor que el del año pasado, la verdad. Los que han venido no son mejores que los que se han marchado y la ausencia de Diego es mucho más significativa de lo que pudiera parecer. Más por el jugador en si (que realmente me parece un caradura) por el tipo de jugador que es. No tenemos otro igual. Es la pieza para que el Atleti juegue a una cosa o a otra. Estoy seguro de que nos arrepentiremos.

El único factor distinto, y dónde están puestas todas mis esperanzas, es que Simeone empieza desde el principio. Sabe lo que tiene y supongo que habrá diseñado un plan. Confiaré en ello sin por ello menospreciar, con todas mis fuerzas, la penosa labor en la dirección deportiva.

Abrazos,

cdelrui 29 ago. 2012 12:54:00

D. Ennio, tantos años de atropellos hacen que veamos desde hace tiempo el inicio de las temporadas con el ceño fruncido y esperando el inevitable batacazo anual.
Pero este año, IN CHOLO WE TRUST, porque si es en otros...

Buenos dias.

Ennio Sotanaz 30 ago. 2012 9:11:00

En ello confío amigo cdelrui, bien es verdad que sin mucha fe, para qué voy a engañarlo.

Eso si, como Simeone haga un papel estelar con esta plantilla se habrá ganado una estatua en la puerta cero del estadio.

Saludos,

Anónimo 30 ago. 2012 23:01:00

Un placer leerte como siempre, espero que mañana podamos con los Blues!

Y me alegra que se comenten y se visivilizen, estas cosas de los 'muchachos del fondo' que llevan haciendo cosas del estilo de forma sistemática muchos años, son muy listos y saben contra quien y cuando exactamente exhaltar las pasiones. ¿Hasta cuando? Hasta que el resto no les aplauda la gracia, mientras, no es la primera ni será última, y lo peor, es que estos tios,lo queramos o no, nos representan a todos cuando viajan (que es donde mas fuerza tiene) y se les consiente y aplaude ciertas actitudes,canticos,lemas,simbolos, pancartas... ( como en el fondo,cada partido,simpáticas calaveras que casualmente recuerdan a las de las ss). Luego explicale tu a uno de Bilbao, o de La coruña, que la aficion del Atleti es mucho mas que esta basura..

Un saludo
Alfonso

pros 1 sept. 2012 1:08:00

Un espectacular Falcao hace 'Supercampeón' de Europa al Atlético de Madrid tras golear (4-1) al Chelsea. Lee la cronica de la super final y sobre el Tigre Falcao en pros sports media:

http://www.pros-sportsmedia.com/2012/09/falcao-hace-supercampeon-al-atletico-de.html