Punto y aparte

“La cantidad de rumores inútiles que un hombre puede soportar es inversamente proporcional a su inteligencia” (A. Shopenhauer) 

Llevo varios días mordiéndome la lengua. Al igual que todos ustedes, yo también tengo que soportar la compota diaria de rumores y fichajes que los medios de comunicación confeccionan constantemente. Supongo que así seguirá, con mayor o menor intensidad, hasta que el balón se ponga otra vez a rodar y es algo que no me seduce lo más mínimo. Esa parte consustancial al fútbol que es el periodo de fichajes era en tiempos pretéritos un momento de ilusión. Durante semanas construíamos castillos en el aire con las posibilidades que depararía el futuro. Uno imaginaba la alineación que vería en pocos meses corretear por el césped del Calderón y se emocionaba con la temporada por venir. Pero esos días quedaron atrás y hace unos años que el verano es más un sufrimiento que un placer. Una tortura china. Un continuo sobresalto. El que ahora despierta desgraciadamente no es una excepción. 

No les voy a engañar. No soy optimista. La misteriosa situación económica del club, ese secreto que nadie conoce y que nadie (con galones) pregunta, hace presuponer que la posibilidad de excesos es más bien corta. Algo que no se ha explicado y que así, en frío, es muy difícil de entender, viendo como llevamos varios años vendiendo jugadores por un dineral. Años en que se nos hablan de historias de grandeza, de mejor gestor del mundo, de valor de marca creciente y de que todo va viento en popa pero que a la hora de retratarse, la realidad parece decorar con colores bastante menos vistosos. Escucho los nombres de Negredo o Capel o de un señor con 130 años que llega libre y me dan ganas de cabrearme y soltar las cosas que se pasan por mi cabeza, pero a través de este mismo blog me paso la vida pidiendo rigor y coherencia a los protagonistas de todo esto así que sería muy osado por mi parte ponerme a juzgar ahora el desempeño de la dirección deportiva. Ahora que realmente no sabemos nada y que lo único que hacemos es bailar entre rumores. Con mayor o menor verosimilitud.

No lo voy a hacer. Debo presuponer que se está trabajando en hacer las cosas lo mejor posible y debo esperar a que allá por mediados de agosto tengamos una idea clara y concreta de lo que será el equipo la temporada que viene. Espero entonces poder verles allí a ustedes para comentarlo. 

Hasta entonces, le deseo que tengan unas felices vacaciones (el que pueda disfrutar de ellas) y en cualquier caso que pasen un verano estupendo. 

¡Nos leemos muy pronto!


5 comments

Joaquín 19 jun. 2013 13:09:00

Toca esperar y no barruntar. Yo tampoco quiero pareja para este baile de rumores. Paciencia y buenos alimentos, ya habrá tela que cortar en su momento.

Recíprocos deseos y saludos a don Ennio y por extensión a todos los que nos dejamos caer por este blog, un punto de reunión para hablar, sin ruidos y sin estridencias, de nuestro Atleti.

julio ruiz 19 jun. 2013 15:29:00

Buen verano, Ennio... aunque nos vemos aún el viernes de la semana que viene digo yo, no?

Ennio Sotanaz 20 jun. 2013 9:29:00

Gracias Joaquín.

Eso espero, Julio. Esta vez no fallo.

Abrazos,

cdelrui 20 jun. 2013 12:28:00

Pues nada D. Ennio, no se haga mala sangre. Ya sabe que los jugadores juegan donde quieren y ya vendrá uno igual o mejor...
Disfrute de la canícula y con la Supercopa de España veremos que ponen en liza.

Buenos dias.

Perfumes de imitacion 2 ago. 2013 17:44:00

Buen verano y confianza en el Cholo!!!