Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Duende.

AT. Madrid 2 - Celta 2

Sería absurdo negar que los aficionados al fútbol tendemos a analizar las cosas que ocurren en el terreno de juego teniendo siempre la ventaja de conocer el resultado. Es trampa. La cometemos todos, yo el primero, pero es trampa. Seamos conscientes. Tom Wolfe construyó hace años una parodia de la casualidad en su Hoguera de las Vanidades y de ese libro (o esa película, como prefieran) me he acordado cuando el pésimo colegiado Martínez Munuera ha pitado el final del partido. En ese momento uno tenía ya el análisis del partido en la cabeza. Lo héroes y los culpables. Las claves, los hitos y los puntos de inflexión. Pero me ha dado por pensar que el análisis a lo mejor no hubiese sido el mismo si a los cinco minutos de empezar el partido Raúl Jiménez hubiese metido el balón en la portería en lugar de mandarlo al Frente Atlético o si a pocos minutos del final, el mismo Raúl Jiménez, no hubiese tirado el balón a las manos de Sergio en lugar de meterlo en la portería haciendo tercero. Me gustaría creer que sí, pero tiendo a pensar que no. El fútbol es complejo y muchas veces fortuito, que duda cabe. Intentaré contar lo que a mí me ha parecido el partido pero estoy completamente convencido de que el factor más relevante, la diferencia más notable entre este Atleti y el del año pasado es la falta de duende. Ese rechace que ahora sale por otro sitio, ese balón que ahora no entra. Suerte, le llaman algunos también.

El partido comenzó frío. El Celta es un equipo que juega muy bien al fútbol y conseguía mover la pelota con el criterio suficiente como para parar con la pelota el famoso ímpetu rival. El Atleti se dejaba ganar en ese aspecto gracias a una presión pobre y mala que hacía a sus jugadores llegar tarde a todos los cruces. Pero incluso en ese escenario llegó una jugada colchonera, tras error gallego, que podía haber cambiado el partido y que Raúl Jiménez desaprovechó en la frontal del área rematando como hubiese rematado un señor de Cuenca que de repente apareciese por allí. El Mexicano ha sido el gran damnificado de este partido pero en mi opinión se lo ha  ganado. Ha fracasado en la gran oportunidad que ha tenido. Frío, triste, lento y torpe. Sin velocidad, sin desmarque, sin desborde y sin gol. Lamentable partido del azteca que hace al aficionado colchonero cuestionarse su fichaje y preguntarse si cualquier delantero de la liga española (Larrivey sin ir más lejos) no es igual o mejor costando significativamente menos.

Cuando en el césped lo único que pasaba era el tiempo, apareció un balón bombeado en el área que Godin dejó botar (mal) y Moyá decidió dar por perdido (peor). El único que tuvo la fe de seguir la jugada (una característica que tenían antes los jugadores rojiblancos) fue Pablo Hernández que estirando la pierna de forma imposible consiguió conectar la pelota con el talón y meterla en la red. Gol estéticamente precioso que para mí es un error de la defensa colchonera. Otro. El 0-1 en el marcador puso además nervios en los muchachos de Simeone que a partir de ese momento estuvieron bastantes minutos sesteando, incapaces de quitarle el balón a los vigueses. Hasta que apareció Griezmann, el mejor del partido del largo. El francés conectó entre líneas, puso criterio al balón, aportó velocidad y tuvo la picardía que hasta entonces nadie tenía. Escudado por Arda y Koke se echó el equipo a la espalda y empezaron a llegar las ocasiones que sin embargo eran desbaratadas por un acertadísimo Sergio. Desgraciadamente el empaté (Miranda tras saque de falta de Koke) y posterior remontada (Godín tras saque de esquina) llegaron en sendos saques a balón parado pero es justo decir que podían haber llegado de cualquier otra manera. 

Parecía controlado el partido cuando se inició la segunda parte pero el Celta, con Nolito ya en el campo y un excelente Krohn-Dheli, hicieron a los gallegos jugar demasiado cerca de la portería de Moyá. En un balón metido al área Planas se quedó en solitario con un Miranda que, entrando a destiempo, lo derribó claramente en el área. Nolito convertía el penalti y hacía el empate. A partir de ese momento el partido fue un acoso constante de los colchoneros, jugando bien por momentos y llegando mucho y con criterio, pero este equipo no tiene, ni mucho menos, la pegada a la que estábamos acostumbrados. Ni duende.El balón no quería entrar pero el equipo terminó de resfriarse cuando Simeone, en la acción más incomprensible desde mi punto de vista desde que está sentado en ese banquillo, decidió quitar a Griezmann del campo. Las ocasiones siguieron llegando pero el juego fue significativamente peor. Lo único que no cambiaba eran los reflejos de Sergio que sacó balones a todos. A Griezmann, a Raúl Jiménez, a Tiago y a quién se pusiera. El árbitro se vino a sumar a la fiesta permitiendo las perdidas de tiempo, midiendo mal las tarjetas y no viendo un, para mí, clarísimo penalti a Godin.

El empate más que afectar a la clasificación (que afectará seguro) es más dañino porque deja muchas dudas en un equipo que ya las tenía y que no es capaz de viajar sin la mochila de la incertidumbre. Me sigue pareciendo un equipo ilusionante pero en construcción, que hace muchos errores propios de equipo de construcción y al que veo con dos problemas para los que no adivino pronta solución: un centro del campo pequeño, limitado y muy mayor, junto a una delantera, de momento, sin pegada. Necesitamos hilar una racha buena de resultados para que la tranquilidad sirva de bálsamo y que todos estos rotos, provocados por una gestión deportiva más que discutible, puedan ir cicatrizando poco a poco. Veremos. 

  

5 comments

Anónimo 21 sept. 2014 9:42:00

Es cierto que este equipo esta en construccion y que falta ajustar errores que antes no se cometian y ahora se cometen, falta ajustar unas cuantas piezas como Raul Jimenez (yo todavia le doy credito), Mandzukic (jugando mejor pero le faltan cosas) y Cerci, pero llevamos 2 victorias, 2 empates y una derrota, tampoco hay que ser alarmista.

Anónimo 21 sept. 2014 13:09:00

Estamos un poquito mal acostumbrados del año pasado donde, si somos sinceros, ganamos muchos partidos poniendo muy poquito (un corner, una carrera de Costa o aprovechando un error). Curiosamente este años nos está pasado un poco al revés y nos dejamos puntos habiendo sido superiores al rival. Hay que mejorar:
1. Seguridad defensiva. Eso nos ha dado una liga (y algunas copitas más). Da la sensación de que con nada (el primero de hoy o varios en Atenas) nos marcan. Sabíamos que la mayoría de las veces con un gol nos llevábamos los 3 puntos. Este año de momento no es así.
2. Presión en medio campo. No la hacemos ni tan intensa, ni tan repetida ni tan alta como antes. Espero que se deba solo a la baja forma inicial de Gabi o Koke hasta ayer (hizo un gran partido)
3. Definición. No es casualidad que de 6 goles en liga 5 hayan sido a balón parado. Que falta definición es clarísimo. Ayer tiramos a puerta muchísimo sin resultado. Hoy se hablará del gran partido del portero céltico pero lo cierto es que no voló de palo a palo en cada balón sino que la mayoría le fueron al cuerpo. Creo que ayer MM hubiera disfrutado y se habría ofrecido mucho porque hubo situaciones en que se echaba de menos ese paso atrás en el área para ofrecer alternativas.
4. Raúl Jiménez. Lo tenía muy difícil este chico y si no la rompía desde el principio estaba claro que iba a tener problemas con la grada. Yo personalmente nunca pitaré a los míos hasta que no acabe el partido pero el mexicano no debería de haberse puesto nunca la camiseta del Atleti. Un chaval que celebró, disfrutó y se regocijo con el final del partido más duro y triste de nuestra historia no debería de haber venido jamás. Dejando eso de lado es aún más extraño su fichaje ¿televisa & chanchullosgil, S.A.? aún no le he visto nada, absolutamente nada. Ha tenido muchos más minutos de los que ha demostrado el campo y su aportación es nula.
5. El cambio de Griezmann. Inexplicable, sorprendente. Era el mejor jugador en el campo y el único que estaba no solo encontrando espacios sino ofreciéndole siempre opciones a su compañeros, Koke y Arda sobre todo. Y sí. Hasta el Cholo debe de estar sujeto a la crítica
En fin, esto no acaba más que empezar pero desde luego el cholo tiene curro

Ennio Sotanaz 22 sept. 2014 9:45:00

Anónimo primero, ¿debería entender por tu comentario que soy alarmista? Jamás lo hubiese pensado. Está en su derecho, desde luego. Cada uno es libre de pensar lo que quiera.

CAR 22 sept. 2014 10:59:00

Totalmente de acuerdo.

Pero tan solo una indicación en el tema de Raúl Jiménez.

Efectivamente no creo que este jugador este al nivel de jugar en el actual equipo campeón de la Liga Española y Subcampeón de Champions League. ¿Será por jugadores validos?.

Pero mi fe en el Cholo es indestructible.

Si el lo ha querido o ha dejado ficharlo, quiero pensar que algo habrá visto. La competición es larga y oportunidades tendrá.

En mi opinión es bueno que el jugador sepa donde esta jugando y el nivel de exigencia tanto de nuestro equipo y afición, como de nuestra competición.

Un cordial saludo.

CAR.

Anónimo 24 sept. 2014 13:03:00

Diga lo que diga el Cholo y ojalá me equivoque Raúl Jiménez no es para el Atleti, ni por ilusión ni por categoria. Este chico está sobrevalorado. Yo es que no le he visto ni un sólo detalle que me invite a pensar que con partidos solucionará. Otros con muchos menos minutos que él en el campo habrían tirado ya la puerta abajo. Lo siento por él pero el Atleti es mucho Atleti para él. Yo apostaría por una Griezmann-Mandzu con Cerci o Raul Garcia de unión entre media y delantera. Que lo cedan ya.