No me busquen

No entiendo que la gente tenga armas en casa. No entiendo que exista una asociación como la National Rifle Association y me costaría empatizar con el presidente de un club así pero resulta que soy fan de muchas de las películas de Clint Eastwood. Que le voy a hacer. Es más, Manuel Jabois me parece un tipo inteligente y a pesar de su madridismo militante me veo muchas veces coincidiendo con él en sus argumentos. Tengo muchos más ejemplos. ¿Cuestiona lo anterior mi espíritu antibelicista o mi colchonerismo? Creo que no pero hay tanto profesional de la etiqueta que uno ya no sabe. ¿Soy un tipo incoherente? Puede ser pero prefiero pensar que los seres humanos somos más complejos de lo que nos quieren hacer ver y que la diversidad, lejos de ser un problema, es fundamentalmente un tesoro. 

No creo que todo sea blanco o negro. Es más, tiendo a pensar que nada lo es. 

Por partes. 

No conozco a nadie que quisiera irse del Vicente Calderón. A nadie. Si das a elegir entre gastarse un dineral en construir un nuevo estadio o gastarse lo mismo (o menos) en arreglar el actual estoy seguro de que el 100% de mi entorno hubiese elegido la segunda opción. Es raro encontrar tanta unanimidad en algo. ¿Por qué se decidió entonces ir en contra de la voluntad popular? No lo sé. Tengo mi sospecha (y no es muy optimista) pero ni los estamentos oficiales ni el periodismo profesional me han ayudado demasiado a sacar conclusiones, la verdad. Dicho lo anterior, reconozco que ya tengo asiento reservado en el Wanda Metropolitano. ¿Soy un vendido? Puede ser pero prefiero pensar que lo que soy es del Atleti. Eso sí, no me pregunten qué es ser del Atleti porque hoy tampoco lo tengo muy claro. Lo que sí tengo claro es que es tan importante para mí que no puedo renunciar a dejar de verlo jugar en directo. Lo siento pero soy así de básico. 

Asumido que nos vamos a otro Estadio (y podemos seguir sin asumirlo pero sería como tomarnos nosotros mismos el veneno para intentar que se mueran otros), asumidas los condicionantes que suponen participar en este circo del fútbol moderno (ídem) y asumidas todas las premisas, el nombre elegido no me disgusta. Eso no significa que me guste tener que asumir lo anterior pero apelo a la inteligencia del lector para no tener que seguir justificando y matizando cada frase que escribo. El nombre me parece un encaje de bolillos muy hábil e impropio de una directiva que no es famosa precisamente por hacer guiños a la historia. Prefiero Metropolitano a cualquier nombre de jugador porque siempre habrá otro jugador diferente que se lo merezca más. El Wanda no es que me emocione pero va a suponer el 3,5% de los ingresos del equipo. Visto así, puedo vivir con ello. Preferiría que no estuviese igual que preferiría que no hubiese publicidad en las camisetas o que todos los jugadores fuesen de la cantera pero puestos a tener que sacrificar una ficha prefiero que sea un Peón y no la Reina. 

¿Y el escudo? Dejémoslo claro desde el principio. Me parece horrible. Eso sí, más allá de gustos me parece una torpeza realizar un cambio de esas características de espaldas a los aficionados. Aunque éstos sean considerados los clientes. Piénsenlo. Ningún empresario con cierta preparación lanza un nuevo producto al mercado sin hacer antes un mínimo estudio de mercado. No era tan difícil además, señores del Atlético de Madrid. No les costaba tanto. Por supuesto que hubiesen tenido rechazo pero lo están teniendo igualmente ahora. ¿Qué más les daba elegir algo, con las mismas características de lo que se buscaba, pero que pudiese haber encajado mejor? Puedo llegar a entender lo de la cuatricomía, el sentido de evolucionar y cualquier otra leyenda de Nibelungos que me quieran contar ahora pero no sobre hechos consumados. Me parece una soberana muestra de torpeza. Y no me refiero al resultado (para gustos los colores) ni al hecho de querer cambiar el escudo (muy lícito) sino al hacerlo de espaldas al aficionado. Al cliente, para que lo entiendan todos. 

Dicho lo cual, el fin de semana ha sido un horror. No porque el nombre del estadio o el diseño del nuevo escudo me guste más o menos sino porque esas diferencias de criterio no han provocado un debate interesante sino una guerra civil insoportable. Una guerra civil entre hermanos, que es como son todas las guerras civiles. Una guerra civil entre abanderados de una supuesta identidad inflexible e intolerante (en la que sinceramente no me reconozco) y los defensores de un supuesto e irrenunciable orden mundial (que sinceramente me repugna). Una pelea estúpida no ya por ver quién la tiene más larga como atlético sino por marcar a fuego, con una onerosa línea de pinchos infectados, la entrada a tan “selecto” club. Despreciando al diferente. Insultando al que se sale de la línea. Repartidores de carnés, a uno y otro lado, que arengaban a la masa mientras marcaban con una letra escarlata a aquellos que osaran no sumarse a la causa. La suya, claro. ¿Qué causa? ¿qué carnés? ¿que guerra? 

No me busquen en el frente. No me busquen tampoco en la retaguardia. Si les interesa estaré en el Calderón. Bueno, donde juegue el Atleti. Armado de bufanda y con ganas de debatir, no de pelear.

@enniosotanaz

12 comments

Julián 11 dic. 2016 21:48:00

Da gusto leerte. Yo soy uno de esos que llamas diferentes.

Gonzalo 11 dic. 2016 22:22:00

Es una gozada leerte, Ennio. Siempre consigues que uno reflexione sobre aquello en lo que pensamos diferente y es un placer la manera en la que argumentas tus opiniones.
Yo soy de los que ven de buen agrado el cambio del escudo así que te puedes hacer una idea de cómo me he sentido en estas 48 horas.
Saludos.

Francisco José García Prior 12 dic. 2016 10:10:00

Espectacular Ennio, como siempre dándome gusto leerte. Coincido con vosotros (hermanos atléticos). A mí tampoco me encontraréis en ningún frente, pero sí defendiendo a nuestro atleti en cualquier estadio se llame como se llame. Lo del escudo me parece horroroso y por supuesto lo peor es que no nos hayan consultado.

Rafael Manuel Fdez. Alonso 12 dic. 2016 10:22:00

Siempre del Atleti. No me gusta el nuevo escudo, no me gusta el nombre del estadio, pero más allá de mi cabreo y decir bien alto que no me gusta, seguiré siempre a mis colores mientras no me los cambien, claro.

CESAR-AUGUSTO SANCHEZ-MIGALLON 12 dic. 2016 10:23:00

https://www.change.org/p/atl%C3%A9tico-de-madrid-contra-el-nuevo-escudo-del-atl%C3%A9tico-de-madrid

Anónimo 12 dic. 2016 12:11:00

Aunque no lo diga siempre para no parecer adulador en exceso. Siempre te leo. Y siempre magistral. Hoy especialmente. Sobre el nombre del estadio lo veo así exactamente. Y sobre el escudo...Veo, como dicen algunos, que es mas un logo que un escudo, no me gusta el cambio porque sí, nos sometemos a la modernidad por decreto. Y ojo que no tiene porque ser malo pero no así. Hay ya por ahí una filtración de posible equipacion para la temporada que viene con el sponsor chino. Muy en la linea de lo que venimos diciendo. Marcas, productos...fútbol moderno. Un abrazo compañero! Forza Atleti. Alfonso

CarloSerrano 12 dic. 2016 14:22:00

Un aplauso para usted.

Ennio Sotanaz 12 dic. 2016 14:43:00

Muchas gracias a todos por vuestras palabras. Se agradecen de verdad.
Un abrazo,

Daniel Dueñas 12 dic. 2016 15:56:00

Es curioso lo que les pasa a algunos seguidores del Atleti: parece que en vez de querer ser más quisieran que fuéramos menos. Nos estamos convirtiendo en un club de trinchera donde cada aficionado ha de compararse con las proporciones (atléticas) del hombre de Vitruvio (o en el peor de los casos lo meten en la Dama de Hierro).
Gracias por el artículo

Jose Perez 12 dic. 2016 20:03:00

Ya empezaba a sentirme el Bicho raro, me alegro de saber que pensamos igual.
Gran artículo Ennio y solo decirte que a mi también podrás encontrarme en la grada del terreno de juego donde juegue nuestro Atléti, ya sea en el Calderón, en el Wanda Metropolitano o si tuviéramos que volver al de O'Donell, allí me encontrarás.
Un saludo y a ver cuando te volvemos a tener por El Travesaño de #RadioNeptuno.

Jesus M 15 dic. 2016 16:23:00

Me alegra saber que soy un calco en sus gustos Don Ennio, completamente en este asunto, y me duele mucho la pelea y vernos zaherir unos a otros en este asunto, que al final creo que se trata del mismo engaño que aquel cartel nazi de los judíos y los ciclistas, acabarán retirando el escudo (horroroso en mi opinión, se mire por donde se mire) y dejaran el nombre del estadio al margen.

Un placer colchonero leerle siempre Maestro.

jesus

Javier 3 ene. 2017 23:04:00

Es siempre un placer leerle, Ennio.
Dicho esto, sólo me resta expresar lo mucho que me repugnan las formas dictatoriales y mafiosas de quienes se apropiaron de forma ilegal y delictiva de un club que es bandera de mi sentimiento.
Esto no es una guerra civil.
Esto es una dictadura indecente.
Y espero y deseo que la última cosa que pergeñen esos dos bandidos sea ese diseño de pandereta, que adultera un escudo con un oso y un madroño, el escudo de Madrid.
Ya han pisado mucho más de lo debido ese escudo y esa historia.
Ojalá reciban algún día de su propia medicina.
Feliz 2017 a los rojiblancos que debaten. A los mafiosos dictadores les deseo lo peor.