Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Queda velada

El Atlético de Madrid terminó el año 2016 con la mirada perdida. Un fin de temporada traumático, un verano extraño, un nuevo ciclo cargado de incertidumbre, experimentos que no salían, fichajes que no tapaban los agujeros, la rodilla de Augusto, una afición que crecía en cantidad pero no en calidad, un estadio en ciernes, un presunto nuevo escudo que parece pergeñado en un local oriental de confección textil, analistas proclamando a los cuatro vientos que “ahora sí” se juega al fútbol, una creciente ola de histerismo en ese sector de la grada que ha trasladado sus aspiraciones a una elitista urbanización de lujo (cutre), el hombro de Oblak y ese permanente linóleo viciado que los Notarios de la Realidad usan para engrasar la máquina de crear problemas, terminaron por hacer que el equipo colchonero besase la lona. 

Pero sonó la campana y los de Simeone lograron levantarse antes de que el réferi descontase completamente el número diez. El combate no había terminado.

Esa parte de la familia rojiblanca que todavía piensa cerró las ventanas por navidad y entendió que la solución nunca iba a venir de fuera. Ni de esa dirigencia sospechosa que navega siempre entre los hilos de la verosimilitud, ni de esos pastores de la secta del fútbol moderno que escriben (o hablan) disfrazados de analistas, ni de esa parte histérica de la grada que ha adoptado los modos de la caverna carroñera. No. La solución, si existe, está dentro y no fuera. 

Se taparon las heridas con vaselina y se asumió el dolor sin dobleces. Los jugadores dejaron de soñar en alto, olvidaron los remedios de los vendedores de crecepelo, apretaron la mandíbula y se metieron en ese vagón del “partido a partido” que no deberían haber dejado nunca. La dirigencia cerró la boca y dejó de organizar saraos para el Establishment. Simeone dedicó las tardes de invierno a realizar tournées por los medios hostiles para sorprender a los rapsodas del mainstream con frases y mensajes que lleva cinco años repitiendo pero que esos mismos rapsodas del mainstream siguen sin escuchar. 

Y pasó el tiempo. 

El Atleti volvió ayer al cuadrilátero y lo hizo muy bien. Parapetado en esa guardia férrea y clásica que, insisto, nunca debió de haber abandonado. Contuvo a la Unión Deportiva Las Palmas (un equipo que hacía un año que no perdía en casa) en una primera parte cargada de intensidad, generosidad en el esfuerzo y concentración. Ajeno a las luces de candilejas y al Champagne Rosé. Probando a Juanfrán en el interior (experimento que a mí personalmente no me gustó) pero dando la oportunidad de lucirse a un Vrsaljko que crece en el equipo según pasan las horas. Adelantando la presión. Tirando de agresividad. Dedicándose a lo suyo. A jugar al fútbol. Sí, al fútbol. 

Saúl, con esa capacidad que tiene para arrollar al rival, robó un balón en la línea de tres cuartos que acabó con un mal pase lateral y un rechace en la frontal del área. Koke, otro de los renacidos, incrustó el balón con sutileza en la portería contraria. 0-1. Hubo algún momento de zozobra en los minutos previos al descanso pero el Atleti los solventó como mejor sabe hacer en estas circunstancias. Apretando los dientes. 

La segunda parte fue otra cosa. El Atleti se pareció al Atleti. No recuerdo una sola ocasión de los canarios (Moyá estuvo prácticamente inédito) pero si varias de los madrileños. Muchas de un Gameiro que sigue saturado de ansiedad y que necesita cambiar de dinámica cuanto antes si no quiere acabar en anécdota. Tengo la sensación de que está a punto de ocurrir. O empieza a meter goles (sí, goles, porque el resto de cosas las hace muy bien pero no hacen tanta falta) o habrá que empezar a barajar alternativas. 

Hubo otro gol. Una obra de orfebrería diseñada por el nuevo lateral derecho croata, pulida por ese mismo Gameiro que no ve puerta y ejecutada por otro francés, Griezmann, que volvía de esta forma a dormir con el gol. 0-2. Gran resultado. 

Los jugadores enfilaron el túnel de vestuarios empapados en sudor. Con la mirada al frente y el rostro serio. Parecían tranquilos frente a los micrófonos de la guapa periodista que les esperaba a ras de césped (por alguna razón siempre tiene que ser una guapa periodista la que esté ahí) pero no sonreían. Saben lo que hay. Decían que esto no había hecho más que comenzar. Que había que seguir trabajando. Que “partido a partido”. Bien. 

Quedan todavía muchos asaltos y parece que la esquina le ha venido bien al púgil. Ojo. Sigan cerrando las ventanas y haciendo oídos sordos a los vendedores de chuches porque queda velada. 

@enniosotanaz

5 comments

Juan 5 ene. 2017 2:27:00

Lo primero de todo… ¡la web!, mola un montón el nuevo diseño. ¡Felicidades! Me alegra que sigas cuidando el blog, porque ya Barbero dejó claro que lo leen bastantes…y estoy seguro que entre los lectores habrá bastante cronista atlético… que de espacios como el tuyo tiene que hablarse de vez en cuando por el Cerro del Espino.

Estoy en general de acuerdo con tu doble radiografía: Tanto la referente a lo que pasó sobre el campo, como la relativa a todo lo que rodea al Atleti. Discrepo únicamente en el tema Juanfran, ya que a mí no me disgusta como interior. Leí en algún tuit que escribiste, la explicación que dabas, y aun pareciéndome razonable el tema de que pueda colisionar con el lateral, yo creo que puede hacerlo bien. Quiero verle más, no obstante. No es que sostenga que deba ser titular ahí sí o sí, pero que a diferencia de lo de Giménez que me parece apunta a rollo de verano rápido y sin futuro, sí que creo que lo de Juanfran puede tener recorrido.

Dos cosas más sobre Juanfran. No le veo tan mal como sí lo ven bastantes atléticos. A mí es un jugador que a día de hoy me sigue gustando, y que creo es francamente aprovechable. Y dos: lo que más me preocupa es comprobar que con él en particular hay un cierto ensañamiento de una parte (supongo pequeña) de la afición del Atleti, sección adolescente más bien –tengan 15 o 37 años-, que creo, no le quieren ver… bien sea por el fallo del penalti en Milan, bien sea por esa forma de ser tan suya… me refiero a que es un tipo bastante sentimental, al que no estamos acostumbrados. Y por cierto, es un jugador que, habiéndose podido marchar al Arsenal a ganar más pasta, prefirió el Atleti. Yo es que tengo la mala costumbre de recordar especialmente esos detalles… Como también por ejemplo, que cada vez que aparecía el más mínimo rumor relativo a su permanencia en el equipo, salía como un rayo a decir que él no se movía, que es del Atleti. Bastante asco esa clase de aficionados...

A ver Gameiro, Ennio… Sus cualidades y entrega creo que nos gustan a muchos, pero asusta un poco tanta imprecisión… Sublime Koke, y muy buena pinta el croata Vrslkjhnbtico, como escribe un amigo mío…;-)

Ennio Sotanaz 5 ene. 2017 9:11:00

Gracias por estar ahí, Juan.

Yo soy muy de Juanfran. Lo era, lo soy y lo seré. Ni un pero. Es más, creo que sigue siendo el mejor lateral derecho de la plantilla aunque me alegre ver que ahora tiene competencia.

Un abrazo y feliz año.

Anónimo 5 ene. 2017 10:49:00

Volver a los orígenes, no queda otra, si queremos competir, con los 4 ó 5 equipos europeos que nos mejoran en varios apartados, no queda la opción más que de llevar los partidos lo más posible al tema físico, donde no somos inferiores a nadie, y que acompañado de la fortaleza mental, exhibida en otras temporadas, (yo es lo que mas he notado que ha bajado en este desastroso diciembre), nos dará otra vez la opción de competir por los títulos.
Para mí muy importante el partido del fin de semana, aunque la liga está ya muy lejos, y para mí, con diferencia, es el campeonato más difícil de ganar, el primordial objetivo del equipo es asegurar la clasificación para champions, y este año va a estar más difícil que los anteriores, a partir de ahí y con el equipo recuperado, se puede soñar con los torneos por eliminatorias.
Yo a Juanfran, lo veo ya también más de lateral que de interior, esperemos que el tema con Carrasco no se enquiste y recuperemos su mejor versión, pues los jugadores con un gran 1 contra uno, al final son los que más partidos decantan.
Un saludo, Tomás

Ennio Sotanaz 5 ene. 2017 12:53:00

Muy de acuerdo en todo, Tomas. Muchas gracias por compartirlo.

Jesus M 8 ene. 2017 9:02:00

Has clavado lo del nuevo escudo jajajaja, me lo apunto pero te citaré cuando lo use.
Por lo demás, genial como siempre, anoche (aquí en India) vi nuestros guerreros contra el Osasuna en Pamplona, campo en horribles condiciones pero los nuestros casi como lo que acabas de poner aquí, poco a poco, se va disipando la niebla de miasmas que nos había lanzado la caverna yihadista, poco a poco volvemos a tomar conciencia de quien somos.

Un fuerte abrazo maestro.

Jesus