Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Dame dame dame más más más

“No trates de hacerme feliz si soy feliz estando triste. Si no voy a decirte la verdad es mucho más fácil engañar”

Sé que es difícil de explicar y probablemente más difícil de entender lo que siento y más viendo los resúmenes de televisión, escuchando las radios o leyendo los periódicos así que procuraré no extenderme demasiado. Me deprime este atleti. Si, sé que ganamos, que los goles fueron muy bonitos, que estamos los quintos (¡puff!), que estamos por encima del Madrid (¡puff!) y que estamos a sólo dos puntos del objetivo de mi entrenador: cuartos (también a tres puntos del segundo aunque ese no es el objetivo) pero este equipo me aburre. Me aburre leer sobre el, me aburre escribir y sobre todo me aburre verlo. Llámenme inconformista, desgraciado, mal atlético o lo que les salga de las mismísimas posaderas porque me dará igual, entre otras cosas porque creo de corazón tener razones de peso para pensar así y concédanme esa pequeña licencia después de acercarme al punto de congelación ayer por la noche y por seguir a mi equipo en la pronto inexistente grada del Calderón. Es más, a todo aquel que esté encantado con la situación actual le pediría que se pase por el estadio todos los domingos con y sin frío. Es una terapia infalible para pensar que el Atlético de Madrid ya no existe.

“Espero hacer mucho más dinero que esto en mi próxima vida. (…) lo único que me preocupa en este mundo soy yo mismo”

¿El partido? Pues que quieren que les diga. Más o menos la historia de siempre. El equipo sale enchufado y con ganas, nuestros hombres de arriba se hacen protagonistas porque se juega fundamentalmente en campo contrario, la velocidad y las ganas esconden un cierto caos en la organización pero realmente no importa porque nuestros jugadores son tan buenos que las ocasiones se suceden con que simplemente tengan el balón. Si, el Betis llega de vez en cuando pero nosotros llegamos mucho más. En una de esas veces Maxi baja un balón con el pecho y empotra el balón en la portería sevillana. 1-0, mediados de la primera parte, fin del partido.

A partir de ahí la apatía de siempre, el recular, el pelotazo, el miedo, la desidia, el frío, las charlotadas, los despejes, las patéticas pérdidas de tiempo de nuestro portero, los recoge pelotas que desaparecen, el centro del campo se incrusta definitivamente en la defensa, el equipo contrario (muerto hasta entonces) se viene arriba, el sufrir barato, los cánticos de plástico, los tímidos e indolentes pitos… en ese caldo de cultivo suelen pasar dos cosas: que nos empaten (lo más justo y normal) o que alguna de nuestras estrellas se invente un gol y resuelva el partido. Ocurrió lo segundo. Forlán se inventa un pase entre líneas que deja a Agüero sólo y este culmina un gol que había comenzado a fabricar su compañero rubio. Nada más. En serio, nada más.

“Así que dame, dame, dame, más, más, más… lo quiero todo”

En una semana en la que veníamos del enésimo castigo estúpido por la mediocridad y falta de valentía de nuestro entrenador (perder el liderato de la Champions en Marsella de forma tan cutre) y de consumarse una de las aberraciones, engañifas y tomaduras de pelo más grandes de la historia del Atlético de Madrid (el aberrante acuerdo por el que se destruye gratis el Calderón para mantener la misma deuda que tenemos ahora mismo), la poco nutrida grada colchonera se regocijaba en cánticos enfervorecidos tras el 2-0 en el marcador sin preocuparse de otra cosa. Ni una queja, ni un mal gesto, ni una pancarta mal pintada. La mayor pitada de la noche la recibió un jugador del atlético de Madrid Luis García, cuando saltaba al campo.

Si esto es el atleti yo me bajo

Give, give, give me more more more (The Wonder Stuff)
The Eight Legged Groove Machine - (Polydor/1988)

3 comments

Billie 15 dic. 2008 18:17:00

Pues si a mi por una crónica mucho más light (o ahora se dice "cero") que esta me han caído palos a tí, talibán, mal atlético, inconformista, grano infecto de pus de la mejilla de Guti, a ti te despellejan fijo. En fin.

Me sentí mal con lo del Calderón, sin querer ser ahora hipócrita porque era una muerta anunciada, me indignó que no hubiera ni un mal reproche o, al menos, un pequeño duelo, no sé, será que me estoy volviendo como tú: un esputo denso y verde de Ramón Calderón. Deberían echarnos. Un saludo.

Igor 16 dic. 2008 19:13:00

Últimamente tengo una sensación muy rara, cuando estoy en el campo, por algunos segundos, me parece que soy del equipo que juega contra en atleti, como si fuera de todos menos del atleti (algunos lo afirmarían contundentemente). Pero no, os aseguro que no, sólo que me aburro como en mi vida y que ni el frio evita, que durante esos segundos sueño en un atleti mejor.
En cuanto a la futuribles portestas ¿os sorprende? A mi no en la sociedad ultraconformista en la que estamos. Si nos dan las olimpiadas y tengamos que jugar en el Bernabeu, pues nada, todos tan contentos porque estaremos en primera división cumpliendo nuestros objetivos.
Un saludo

fernando 16 dic. 2008 22:36:00

es verdad que uno se aburre en varias ocasiones de los partidos en el Calderón. Falta continuidad en el juego. El equipo sólo jugaba a ráfagas, sin orden de juego, es más bien una anarquía dirigida por los "cuatro fantáticos": Agüero, Forlán, Simao y Maxi.

un abrazo.