Se avecina la tormenta

“Lo que empezó como una brisa templada se torna en algo más como la iluminación que quema las casas o el viento que derriba las puertas”

No sé si ustedes han visto el partido de esta noche y tampoco sé lo que los periódicos dirán sobre el mañana pero les aseguro que si hablan bien de mi equipo, el atlético de madrid, será porque han visto un espejismo, porque se dejan llevar por la contundencia de un resultado injusto o porque, como más de una vez he sospechado, el gremio periodístico tiene un interés especial en que este equipo y está institución siga en esta tesitura por mucho tiempo. Hoy el oficialismo ha tenido suerte, suerte basada en la excelente labor de un excelente ramillete de jugadores, pero suerte al fin y al cabo. No todos los día se tendrá suerte y está dinámica de juego no parece que después de tantos años se vuelva del revés en los próximos meses. Me temo por tanto que se avecina la tormenta.

Antes de que luego se me olvide me gustaría felicitar con toda la sinceridad de la que soy capaz al Racing de Santander por el partido de hoy. Me ha hecho seguir creyendo en el fútbol y en que la valentía o el gusto por el fútbol no tiene nada que ver ni con el presupuesto, ni con el sueldo de los jugadores ni con las aspiraciones de la institución sino fundamentalmente por la estupidez y estulticia de algunos directores técnicos mediocres.

“Ahora me encuentro en problemas sin saber nunca cuando reir y mientras mis ojos se hunden en mi calavera me siento vinculado al máximo”

Hace unos días me preguntaban como me gustaría que jugase mi equipo y es una pena que la pregunta fuese antes de este partido porque hoy hubiese dicho que como el Racing durante los primeros minutos de partido, con la delantera presionando la salida del balón desde el área contraria, la defensa situada en el centro del campo y haciendo al equipo contrario jugar en 20m. Así salió el Racing y de esa manera consiguió que el atleti ni pasase del centro del campo. Era el mundo al revés pero era la realidad, un Racing valiente y agresivo maniataba a un atleti, torpe, tosco, espeso, falto de calidad con el balón y cobarde que recurría al pelotazo como única forma de llegar al campo contrario. Lo de siempre, vamos. En estas apareció la enésima torpeza de la defensa atlética en el área para que un árbitro crecido nos ofreciese otro penalty en contra. Lo de siempre, vamos. Gol del Santander.

¿Creen ustedes que el Racing se echó atrás como hubiese hecho cualquier equipo entrenado por Aguirre? Pues no, siguió jugando igual y manteniendo al atleti en el mismo sitio y con los mismo apuros. Decía Clemente en tiempos que la mejor forma de contrarrestar el centro del campo contrario, si este es bueno, es evitando que exista centro del campo. Él dijo literalmente que la pelota “pase por encima”. Esa es la premisa en la que se basa el juego de Aguirre independientemente del contrario. Nunca hay medio del campo y la pelota siempre pasa por encima. Jugamos con 5 defensas (se suma Asunçao) y 5 delanteros (se suma Maniche) o con 6 defensas y 4 delanteros dependiendo de si estamos dentro o fuera del Calderón. Si metemos un gol la táctica pasa a ser con 8 defensas o 9. Esa es la valiente forma de entender el fútbol de nuestro entrenador. Pero claro, tiene la suerte de tener en la plantilla a Agüero, Simao y Forlán y cada vez que por cualquier casualidad alguno de estos tres agarra el balón las posibilidades de crear algo de la nada se multiplican hasta el infinito. Así, de casualidad, le llegó un balón a Agüero que se la cuelga a Forlán, que hace una excelente dejada de cabeza al área grande que Simao empala a la red. Antes de ese gol el atleti estaba muerto. A partir de ahí empezamos a pensar en positivo. Aguirre tomaba agua y de tocaba la corbata.

“Si la tormenta se avecina, la tormenta se avecina, va a provocar un sonido delicioso que pondrá tu vida patas arriba”


Pero el Racing no se arrugó y siguió apostando por la valentía y por el fútbol con lo que los aficionados podíamos disfrutar de un partido abierto y bonito. La única manera de ver fútbol en el Calderón es o cuando se inventan algo nuestras estrellas o cuando viene a jugar un equipo que apuesta por el fútbol. Hoy tuvimos las dos cosas en el campo y lo agradecimos.

Pero desgraciadamente para el Racing apareció un tal Cesar Navas para hacer una entrada de Kung-Fu criminal a Asunçao y auto-expulsarse. Una pena para su equipo y una pena para la grada. A partir de ese momento y hasta el final del primer tiempo (unos 15 minutos) el atleti disfrutó de sus mejores momentos, especialmente cuando Forlán, otra vez Forlán, se inventó un pase entre líneas que dejaba al Kun delante del portero y éste no fallaba. 2-1, primer partido remontado por el atleti y toda una segunda parte con un jugador más. Pintaba bien la cosa para los colchoneros.

Pero este equipo es rácano y pendenciero, cobarde y conformista, así que en lugar de disfruta de una segunda parte de placer tuvimos que asistir a una nueva pesadilla. El Racing con uno menos fue infinitamente mejor durante toda la segunda parte hasta que tuvieron un error que supuso el tercer gol en el casillero rojiblanco. Con diez jugadores siguieron presionando, jugando, tratando el balón con criterio y siendo lo valiente que merecía la ocasión. El atleti mientras tanto se dedicaba a lo que siempre hace, especular, dejar pasar el tiempo y hacer el ridículo. El gol de los cántabros parecía inminente y hubiese sido justo pero un fallo deja a Forlán delante del portero y como suele ocurrir en estos casos el Uruguayo no falló. 3-1 y fin del partido. Sólo dio tiempo a que de nuevo Forlán, excelente partido el del uruguayo, empalase con violencia un balón que colocó en la escuadra contraria. La grada saltaba enardecida por los cánticos a favor del equipo pero entiendo que la reacción tenía más que ver con el gélido frío que sufríamos que por otra cosa. Es más, si es por otra cosa definitivamente cada vez me siento más incomprendido en este equipo.

“Estoy marchado hacia la batalla, podría escuchar tu consejo y quedarme confortablemente en casa pero ahí está su esplendor que me está congelando hasta los huesos”

En un mundo justo el Racing nunca hubiese perdido en el partido de hoy. Yo soy seguidor colchonero y evidentemente me alegro de la victoria de mi equipo pero creo sinceramente que hoy el fútbol se ha hecho un poco más pequeño y miserable. Que la apuesta del Racing saliese mal y sin embargo triunfe el racanismo profesional que profesa mi atleti es injusto y lamentable. Estoy convencido de que esto no puede durar para siempre y que en algún momento alguien se dará cuenta de lo que es el atleti y que todo lo que no sea salir al campo a ganar todos los partidos no vale para esta institución. No va a pasar en breve así que me temo que se avecina la tormenta.

The storm is coming - Ed Harcourt
Stranger - (2004/EMI)

8 comments

Luís 1 dic. 2008 6:05:00

Imagínate si todo se resolviera con tres jugadores.
Los seis punteros de la liga (entre ellos el Atlético) deberían darse cuenta y despedir a sus respectivos técnicos. Los seis, sin duda, con más de tres cracks.
Parece que los críticos de Aguirre son los que no tienen memoria ¿Qué equipo es el Atleti?
UN campeonato en 30 AÑOS
ONCE años sin Champions
¿Cuál es el balance en lo que va de estos tres años?
1 ero. 7 LUGAR
2 do. 4 lugar, vuelta a Champions, años con UEFA.
3 en curso. 6 lugar, pase a octavos, vida en la Copa.
Tan fácil como ver los números y hacer cuentas.

Ennio Sotanaz 1 dic. 2008 9:42:00

Luis, ¿viste ayer el partido? Parece Perogrullo pero es un dato importante. Es muy diferente seguir al atlético de Madrid en vivo a través de los periódicos. Son equipos distintos. No debería ser así pero lo es y te aseguro que yo no tengo la culpa.

Afortunadamente no todo es cuestión de tres jugadores y por eso hay equipos que son equipos (Villarreal, Betis, Barça, Sevilla, Valencia,…) que nos pasan en todos los conceptos y lo hacen precisamente por eso, por jugar como equipos, a pesar de que muchos tienen plantillas significativamente inferiores.

Tengo una memoria prodigiosa pero con la mitad me valdría para saber lo que es el Atlético de Madrid y te aseguro que no tiene nada que ver con esa imagen de equipo de barrio, mediocre, comparsa y contento de respirar que parece desprenderse de tus palabras. No quiero ser abuelo cebolleta pero este club tiene más de 100 años. Deberías tirar un poco más de hemeroteca y un poco menos de los paladines del nuevo periodismo deportivo.

Los “números” son manipulables y relativos. Si estuviésemos hablando de ligas, copas del rey o trofeos los números serían incontestables. Capelo gana la liga y el debate de jugar mal se apaga. Eso es hablar con los números, ganando la liga o la copa. Entonces si, pero no me hables de números y “objetivos” fantasmas para hablar del séptimo clasificado o el cuarto. Eso es una mierda esté quien esté sentado en el banquillo. Nunca puede ser el objetivo de un equipo digno quedar por detrás de su clasificación natural por presupuestos. El Atleti tiene el tercer o cuarto presupuesto de la liga (no así con entrenadores anteriores a Aguirre) así que todo lo que sea quedar por detrás es un rotundo fracaso por mucho que los palmeros de las ondas me quieran convencer de lo contrario. Quedar cuartos no es un éxito, es lo que tiene que ser con ese equipo y ese presupuesto. Un éxito es quedar por delante del Barça y del Madrid y alcanzar esa posición gracias a tu labor y no a la de los millones de tu cuenta que es lo que hace por ejemplo equipos como el Villarreal. O el Sevilla, que te recuerdo que bajó a segunda el mismo año que nosotros y en estos últimos años han pasado por la mejor época de toda su historia.

Ayer el único equipo que fue valiente y que intentó jugar al fútbol como equipo fue el Racing de Santander. En nuestro lado había tres cracks que cuando reciben el balón son letales y por eso, sólo por eso, ganamos el partido.

¿Tan fácil como ver los números y hacer las cuentas?... tan fácil como ver los partidos.

Un saludo,

JOSÉ I. FERNÁNDEZ 1 dic. 2008 13:14:00

Pues jugando así, como mínimo, siempre nos rondarán los nubarrones.
El Racing me sorprendió muy gratamente, aunque te diré que no ha jugado así toda la temporada.
Creo que la aparición de César Navas no fue una pena para la grada, sino una alegría, ya que de lo contrario otro gallo habría cantado.
Piénsalo de otro modo, ya queda un partido menos con Javier Aguirre, pero ¿quién será el siguiente? Porque a mí el fútbol de Bianchi o Ferrando tampoco me alegraba la vida.
A ver si son capaces de fichar un entrenador valiente y con mentalidad ofensiva.

Un abrazo!

Igor 1 dic. 2008 17:58:00

Efectivamente ayer una vez más, además de pasar un frio espantoso, fue un partido raro y aburrido por parte de nuestro equipo, y sólo gracias a que el Racing luchó y peleó el partido durante 70 minutos(lo que les duró las fuerzas), más de uno no se durmió en la gélida grada.Es vergonzoso ver domingo tras domingo los infumables "planteamientos" de nuestro queridísimo entrenador.
Creo que el problema no sólo es del entrenador, además de fichar a uno que entrene de verdad, se debería cambiar sl supuesto director deportivo que tenemos. También se debería cambiar la filosofia del club de los últimos años empezando por la directiva y siguiendo por la grada ¡Basta ya de conformarnos con cuartos puestos y zarandajas por el estilo!.
Un saludo

Luís 1 dic. 2008 18:31:00

ntiendo su perspectiva, tanto la tuya como la que sostiene José en su blog.No debe un equipo aspirar a un cuarto lugar solamente. Lo que digo, es que poco a poco se han ido consiguiendo objetivos; el Atleti regresó a Europa (primero), quedó entre los primeros cuatro de la liga (después) y ahora está entre los mejores 16 equipos de Europa. Precisamente como bajo el mando de Aguirre se han ido cumpliendo esos objetivos, las exigencias suben... hacia el propio Aguirre. El Atleti con todo y sus cracks tiene una plantilla corta; se lesionó Maniche y he ahí las consecuencias. No es una defensa a ultranza; no entiendo, por ejemplo, como puede jugar de titular Pernía, ni siquiera califica para la liga mexicana. Pero creo que omiten que progresivamente se han cumplido objetivos; con todo y sus planteamientos "cagones" un tercio de los juegos en liga se han ganado por goleada. Claro, son "los cracks" dirán, pero sería pretender que Aguero pasa por su mejor momento o que nada tiene que ver la dirección técnica. Sí, vi el último encuentro (v Racing) o lo que es peor, el juego v Numancia. Me pregunto, con temor, cómo saldrá el Atleti al Nou Camp ahora en la Copa. Si me preguntaras si me gusta estar sufriendo así, la respuesta es no. Pero ha ido logrando sus objetivos y eso, insisto, con antecedentes como el Atleti, no es menor. Para historia el Athletic de Bibalbao, con "más de cien años" y un título menos que el Atleti y una situación distinta, ¿no crees?

fernando 1 dic. 2008 20:18:00

Cada uno tiene un gusto, pero a mi no me gusta como juega el At.Madrid. NO se sabe a que se juega, sólo dependemos de las individualidades.

un abrazo.

josé sellés 2 dic. 2008 19:26:00

Hola!!! me gusta mucho tu blog, desde luego vaya sorteo para la Champions.
Entra en mi blog:
futbol-chicks.blogspot.com GRACIAS

Billie 2 dic. 2008 21:31:00

A mi el partido me recordó al del año pasado contra el Almería. Creo que nos espera un año difícil en cuanto a resultados se refiere porque solo a ti te importa ya cómo juega el Atleti (entiendeme), la prensa y la afición sólo juzgarán a Aguirre por la posición final y yo hasta en esto soy pesimista. Después de ver jugar al Sporting contra el Espanyol, afirmo que ganar en el Molinon será cuestión de suerte y ganar en Valencia: idem. Ya veremos el Betis y ya veremos a los pericos con Mané pero al final siempre hay justicia y este Atleti no merece más que una quinta o sexta plaza. Un abrazo.