Basado en un hecho real

Los partidos del atlético de Madrid últimamente son como esos telefilmes de sobremesa que solían poner hace tiempo y que comenzaban con un clarificador “basado en un hecho real”. Hablo de esos subproductos televisivos mal rodados, mal dirigidos y mal interpretados que intentaban contar una historia, siempre terrible, trágica y lacrimógena, pero donde a los cinco minutos ya conocías a todos los protagonistas , los buenos, los malos y también como acababa la tragedia. Eran productos soporíferos creados fundamentalmente para que te pudieses dormir la mayor parte del mismo sin perderte nada y sabiendo que despertases cuando despertases jamás perderías el hilo porque además en la mayor parte de los casos daba absolutamente igual lo que ocurriese al final. Hoy hemos asistido a uno de esos telfilmes en el estadio de Almería. Uno de los peores.

El comienzo del partido fue la enésima representación de la triste desidia en la que se ha convertido este equipo. La primera vez que tenemos el balón la echamos fuera de banda lo cual no es más que un aperitivo de lo que viene después, un Almería que va a por el partido y un Atlético que se acomoda en su butaca para ver que es lo que pasa. Cuando el partido lleva 5 minutos los que juegan con la camiseta del Atleti todavía no han conseguido pasar del centro del campo pero 30 segundos después el Almería se presenta en el área (los centrocampistas y la defensa siguen la jugada cómodamente desde sus butacas) y el primer remate es rechazado al centro por Leo Franco dando una segunda oportunidad a Uche que está vez los andaluces no desaprovechan. Menos de 7 minutos, 1-0 y haciendo el ridículo. ¿Qué entrena este equipo entre semana?

En el minuto 10 seguimos sin pasar del centro del campo salvo en un pelotazo a la banda de Simao con el que el portugués intenta inventar algo parecido al fútbol lo cual es prácticamente imposible. Es como intentar escribir el Ulises en papel higiénico y sin lapicero. Un hachazo de Asunçao, más juego feo… así, entre el caos y la mediocridad, el balón llega al Kun que encara al infinito en solitario y el Almería lo tiene que derribar. A. López saca la falta que remata Sinama sorpresivamente sólo en el área y empata el partido. Era el minuto 22 y el primer tiro a puerta del atlético de Madrid. Eso es lo que le salva a este atleti la suerte y un acierto ofensivo impropio de una maquina chirriante tan poco puesta a punto. A partir de ahí la única opción de los madrileños, no sólo para ganar el partido sino para jugar, pasaba como siempre por los patadones largos a la carrera de Simao y el Kun para que ellos solos inventen las jugadas, algo que como es lógico no suele salir.

Entre la fealdad siniestra de la que se apoderaba el partido salió beneficiado eso si el Atleti que casi sin querer consigue más poder en el centro del campo y no pasa tantos apuros hasta el descanso aunque lo único destacable en este periodo es un robo de Forlán en su campo, conseguir dar a continuación una cabalgada de decenas de metros para presentarse delante del portero y fallar, probablemente por el cansancio de la jugada. Resumen de la primera parte para el Atleti: ni un ataque elaborado ni un contrataque. ¿A qué juega este equipo?

La segunda parte empieza como lo hizo la primera, con un Almería volcado y un atleti timorato y acobardado que no sabe ni donde colocarse. El Almería saca faltas y corners mientras que el atleti vuelve a ser incapaz de pasar del centro del campo pero cuando todo parecía indicar que el gol andaluz era cuestión de tiempo apareció el señor colegiado para hacernos un tremendo favor expulsando injustamente a Perellano por una faltita sin importancia que le valió la segunda tarjeta amarilla. En un mundo normal cualquier persona pensaría que el Atleti lo tenía hecho y que la remontada era cuestión de tiempo pero nada más lejos de la realidad. El partido se abrió un poco, más motivado por las patadas que se repartieron a raíz de la expulsión que por otra cosa, pero nada cambiaba. Entonces apareció Aguirre para poner su gota de ambición cambiando a Raul García por Asunçao, mediocentro defensivo por mediocentro defensivo. Un valiente este Aguirre.

Pero aquí no cambiaba nada. Es más, el Almería hay tramos en los que sigue dominando el balón y la pelota incluso con 10 jugadores básicamente porque tiene más claro que hacer y porque le pone más ganas aunque todo tiene un límite y probablemente por razones físicas empezaron a recular perdiendo protagonismo y durante unos minutos largos el sopor se hace insoportable. Exactamente hasta que Forlán decide bajar al centro del campo a hacer eso que Aguirre tiene prohibido a sus centrocampistas que es recoger el balón e intentar jugarlo. Una vez allí le da un balón al Kun, este se lo devuelve en carrera al uruguayo que dispara un remate brutal que sólo el portero rival evita que se convierta en gol. Minuto 70 y primera JUGADA del Atlético de Madrid. Es el inicio de los mejores minutos de los madrileños que sin ser nada del otro mundo si que al menos consigue algunos remates de los colchoneros con cierto peligro.

El partido eso si es un correcalles sin centro del campo que es lo que le gusta el estratega de Aguirre que por cierto hacía aparentemente su primer cambio ofensivo en el minuto 77 sacando a Miguel de las Cuevas por Pablo (¡un centrocampista ofensivo por un central!). Falsa alarma. Según saltaba al campo el bueno de Miguel le decía a Raúl García que bajase a las tareas de central. Un valiente este Aguirre. Con el correcalle y la expulsión de Ever por doble amarilla en el minuto 90 termina un partido aspero, soso, feo, espeso, mal planteado, mal jugado y pero resuelto por el atlético de Madrid.

La prensa advenediza y la afición abnegada se agarraran al “puntito” que se ha sacado, empezaran a sumar “partidos sin perder” (el eufemismo de moda) y sacaran la pancarta de que estamos en UEFA o de que Aguirre no es el “único” culpable. El único culpable no creo que lo sea pero que es culpable es algo de lo que no tengo la menor duda. Basta ver más partidos del atleti y escuchar menos tonterías para darse cuenta. Para mi esto está muerto (desde hace demasiado tiempo) y sólo espero el día en que algo cambie para poder volver a tener ilusión. Llevo ya demasiados partidos viendo telefilmes que no me interesan.

3 comments

Billie 19 ene. 2009 19:36:00

Muy ingenioso lo del Ulises y el papel higiénico. Fue muy penoso ver cómo el Atleti no consiguió doblegar al Almería hasta que se quedaron con 10. Muy penoso ver como la iniciativa la llevaron ellos hasta mediada la segunda parte y ver como no es que no haya centro del campo, es que los centrales y los laterales hasta evitan que el balón pase por allí. Lo que pasa es que yo creo que lo del punto ya no cuela, la gente no protesta porque está atenazada, se siente sola pero no hay nadie que no esté defraudado, eso está clarísimo. Un abrazo.

Atléti1903 20 ene. 2009 16:59:00

Buenas,dejamos una mala imagen en Almería,ya que no supimos remontar el encuentro con un hombre más,y para más,las declaraciones del Kun Agüero al terminar el partido,estan trayendo cola.Saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

Anónimo 23 ene. 2009 23:58:00

Me gusta mucho la cabecera de tu blog.

También quería decirte que a mi encuesta le quedan dos días para cerrarse. Busco tu opinión sobre cuál es el mejor portero de las islas, te propongo una lista para que elijas, tu opinión también cuenta y mucho. A ver su superamos el número de votos de la última encuesta. Un saludo y enhorabuena por tu blog.

futboldelasislas.blogspot.com