Salto de potro

At. Madrid 1 - FC Barcelona 2

Por cosas que tampoco vienen a cuento ahora mismo, el que escribe estuvo un año entero en un gimnasio practicando ese deporte olímpico llamado gimnasia deportiva. Como es conocido, una de las disciplinas que conforma tan sacrificado deporte es la de salto de potro y esa fue precisamente mi pesadilla durante aquel año. Mientras en el resto de cosas avanzaba de forma más o menos regular y conseguía disfrutar de ellas, el enfrentarme a semejante tocho de madera provocaba sudores fríos en mi cuerpo. Tenía las facultades, el aprendizaje, la velocidad y la fuerza para saltarlo con cierta dignidad pero la realidad era que o me quedaba colgado ridículamente a mitad de camino o me hacía daño. A veces mucho. Cuando esto ocurría, mi entrenador siempre aparecía de inmediato y lejos de reconfortarme me reprendía con muy malos humos. Nunca olvidaré lo que me decía y no sólo porque siempre era lo mismo sino porque tenía razón. “O vas con todo o no vas”, me decía. “Lo que no puedes hacer es arrepentirte o dudar a mitad de camino porque entonces las consecuencias son las que son”. Y tenía razón. Lo supe el día que por fin salté sin guardarme nada y conseguí llegar con mucha dignidad al otro lado. 

Hoy, según paseaba por el Paseo de la Chopera camino del Calderón, discutía con mis amigos de twitter sobre la sorprendente alineación del Cholo. Una selección de jugadores plagada de titulares que bien podría haber sido la alienación que el equipo sacara de estarse jugando algo de verdad con el FC Barcelona. Pero es que no nos jugábamos nada y en menos de cinco días si que poníamos en liza lo que puede ser la guinda de la temporada. El debate fluctuaba entre los pragmáticos que se echaban las manos a la cabeza por exponer a una tarjeta roja o una lesión a los jugadores que el próximo viernes nos tienen que traer la Copa del Rey y los que tiraban de corazón y aplaudían la decisión del argentino, basándose en argumentos próximos al honor o el orgullo de ganarle al todopoderoso Barça, con la posibilidad añadida de absorber una última dosis de optimismo y confianza de cara a la cita definitiva. Dos opciones muy lícitas. Personalmente no tenía muy clara la decisión. Gustándome eso de jugar con los mejores contra el Barça, la cruda realidad de una plantilla cogida por los pelos despertaba ciertos temores en mi persona. Pero me temo que ese debate interno que tenía yo, que no soy nadie, también lo tenía Simeone y todos y cada uno de los jugadores. Al final el Atleti ha dudado por el camino, como hacía yo al saltar el potro. Habiendo decidido saltar (ya que podía haber sacado un equipo de circunstancias y no dar explicaciones a nadie) a mitad de camino entendió que era mejor no darlo todo y las consecuencias han sido las que mi entrenador de antaño vaticinaba. No has saltado el potro y encima te has hecho daño. Afortunadamente un daño exclusivamente anímico. Creo. 

El partido empezó siendo una fiesta. Un estadio lleno, una tarde preciosa, un equipo de balonmano vitoreado que sacaba a pasear su reciente Copa del Rey, un FC Barcelona aplaudido por su campeonato de liga y un partido en ciernes. El ritmo de comienzo fue bastante bueno para las premisas que acarreaba el partido, pero poco a poco se fue poniendo en su sitio. Un Barcelona apático que se limitaba a tirar de su consabido guión de toque-toque-toque y un Atlético de Madrid voluntarioso que como si de un entrenamiento se tratara, se aplicaba a la disciplina de equipo con intensidad y rigor pero sin demasiada mordiente. Mediada la primera mitad, ya vimos todos que aquello era más o menos una pachanga con público. Sin apenas llegadas, ni ocasiones, ni faltas, ni polémicas, ni meter la pierna, ni arriesgar nada, la primera parte fue una buena ocasión para tostarse al sol y charlar con los amigos. 

La segunda parecía seguir los mismos derroteros pero un fallo de la defensa catalana provocó que Gabi desde el suelo habilitase un balón a Falcao que arrastrando la puntera hizo el primer gol del partido. Los minutos siguientes, probablemente por el subidón de darse cuenta de la cantidad de gente que les estaba viendo, fueron los mejores de un Atleti que se fue arriba con alegría y con el talento de ese genio llamado Arda Turan (ayudado por un cada vez más imponente Koke) y que pudo sentenciar el partido en un contrataque en el que el otomano se emborrachaba de balón ya delante del portero. Simeone entendió entonces que era momento de empezar a tomar precauciones y fue quitando del campo a Turan y a Falcao. En ese momento también, un inapetente (y algo engreido, para que negarlo) Messi decidió largarse del campo, es de suponer que por molestias físicas, dejando al equipo con diez. Todo parecía claro y diáfano para los colchoneros pero entonces el Atleti decidió relajarse y olvidarse del rigor o la mínima tensión que requiere un partido de primera división. Y lo pagó. 

Primero con una ingenuidad defensiva propia de otros tiempos que dejaba que un hasta entonces inoperante Alexis rematara casi sin querer para hacer el empate. Minutos después Juanfrán decidió con todo el Atleti en campo contrario hacer un pase de fofito que iniciara un contrataque blaugrana y que dejó un remate franco de Villa en el borde del área pero que al igual que sus compañeros tampoco tenía la tarde y lo mandó fuera de los tres palos. “Afortunadamente” el bueno de Gabi estaba por allí para recoger el balón antes de salir y meterlo en su propia portería con bastante mala suerte. El Barcelona remontaba el partido con diez y sin despeinarse. El Atleti se quedaba con cara de calabazas pensando que para este viaje no necesitaba esas alforjas. 

Partido de entrenamiento con publico, si, pero partido de los que te deja cara de atontado. No debe tomarse como referencia para lo que tenga que pasar el viernes, porque son cosas completamente distintas, pero es difícil no tomar la reflexión de que en liga el Atleti es incapaz de ganar a los equipos de la parte alta de la tabla. Es así. Ni por las buenas ni por las malas. En cualquier caso en cinco minutos todo esto estará olvidado y sólo tendremos una cosa en la cabeza. El estadio Santiago Bernabéu. El próximo viernes. Será la final del Campeonato de España. Lo que muchos denominan La Copa de Rey.

10 comments

Anónimo 13 may. 2013 8:48:00

¿Porque se cambia a los dos mejores jugadores del Atletico sin poder asegurar la victoria?.

¿Porque esa apatía teniendo al equipo contrario con un jugador menos?

¿Porque la diferencia de juego de la primera vuelta a la segunda?

Creo que todos sabemos cual es la respuesta.

Relajación ante el objetivo cumplido y falta la tensión que hizo a este equipo ser un rodillo en la primera vuelta.

Si hubiéramos tenido ese carácter alemán que recordaba en la crónica del anterior partido, a mi forma de verlo a este Barcelona lo hubiéramos pasado por encima.

Soy incondicional del Cholo. Pero ayer tenía que haber injectado al equipo ese plus de carácter que él nos ha traido.

Mi última reflexión:
Ante equipos de esta entidad, estamos hablando del mejor equipo del mundo hasta hace unos meses, hay dejarlo todo hasta el final y además aprovecharse de su más que evidente estado.

Un saludo.





CAR 13 may. 2013 8:49:00

CAR

Joaquín 13 may. 2013 10:59:00

El bueno de Ennio no ha querido echar leña al fuego, no ha querido hacer sangre, como queriendo pasra de puntillas y nada, ¡pelillos a la mar'. Pues eso, ¡pa mear y no echar gota', como dicen los más castizos y yo, en esta ocasión, no puedo estár más lejos de su argumentario y más cerca del de CAR. Vuelve a llover sobre mojado, el Barcelona, como el Madrid, no vinieron a ganar...y ganaron. No hay excusa posible, ninguna. Por vergüenza torera y por honradez profesional hacia los que pagamos un abono por un espectáculo que nos han vuelto a negar -ni que decir tiene a aquellos que al principio de temporada y desde los rincones más inauditos del planeta se plantearon venir a Madrid para ver este partido- tenían que haber echado el resto, ni la final de Copa ni gaitas.¡Que el Barca jugó andando, señores, que jugó andando!. ¿Cuántas veces tiramos a puerta?. No hay paño caliente que valga. Hemos vuelto a hacer el "platanito" y lo han vuelto a ver millones de personas en España y el resto del mundo. ¡Y luego queremos que nos traten como grandes!. ¡Ja!

PD. Por cierto, hay una idea bastante extendida entre los atléticos de que el Cholo los pone como motos, les contagia, les enerva y lee la cartilla, como si fuera un sargento cuartelero y no, queridos amigos, ese no es el Cholo, ese era Luis, el que cogía a los jugadores por la pechera. Los hechos desmontan esta teoria, basta ver lo ocurrido ayer y anteayer, como quien dice. Han vuelto a hacerse "caquita". En esta ocasión ante el campeón de liga, que ayer quiso ser tan generoso que vino a hacernos partícipes de su logro, invitándonos a ganarle ¡y ni por esas'.
En todo cas, preocupante me parece que el tribunero del Cholo -lo digo por lo de Courtois subiendo al área contraria- empiece a hablar de los "400 millones" de diferencia. No querido Cholo, no nos prepares, que ya estamos preparados. Venimos de vuelta. Vamos a ver si es verdad lo que dices, que las finales no están para jugarlas, están para ganarlas... Estamos deseando comprobarlo.

Ennio Sotanaz 13 may. 2013 13:13:00

A mí me siguen pareciendo que cada cosa tiene su matiz y que, especialmente las derrotas frente a Barça y Real Madrid, son cosas bien distintas.

Respecto a las preguntas retóricas de CAR, evidentemente cambia a los mejores y ocurre que los jugadores no meten la pierna porque el viernes juegan la final de copa. Te puede gustar más o menos pero es comprensible. A mí lo que me asquea de toda esta historia es el sí pero no. La falta de coherencia. Si vamos a jugar sin meter la pierna prefiero que jueguen los reservas y que la metan. A toro pasado hubiese preferido un equipo de suplentes y una derrota clara por 1-2, la verdad. En cualquier caso no me parece excesivamente grave como para que me tenga que alterar.

Joaquín, insisto en que para mí son cosas distintas. El Madrid, que para empezar es el Madrid y no el Barça con todo lo que eso significa, viene a tiro de tres puntos, nosotros no tenemos asegurado nada en liga y aparece con la leyenda negra de los mil partidos seguidos ganándonos. Sales con todo frente a reservas y haces el ridículo. Aquello me sacó de mis casillas (como quedó bien claro) hasta el punto de que el viernes no estaré en el Bernabéu porque estoy convencido de que palmamos. No es el resultado, es todo lo demás.

El Barça viene de paseo con la liga ganada frente a un Atleti, también de paseo, que podría sacar al B guardando munición para la copa y nos hubiese dado lo mismo. Palmamos por pura mala suerte en un partido que hasta que se va Messi del campo era del Atleti sin despeinarse. Hacemos el canelo al final por reservar y palmamos. Joroba, si, pero no tanto. Es más, si la final del viernes fuese contra el Barça en el Camp Nou yo tendría ya la entrada y estaría convencido de que ganamos. No por el resultado, por todo lo demás.

Joaquín 13 may. 2013 13:45:00

Ahí si te doy la razón. Si la final fuera contra el Barsa no iríamos como, por desgracia, creo -creemos- que vamos, como ovejitas al matadero. Pero, en fin, allí estaremos, con más miedo que vergüenza, esperando, sí, un milagro. El que sepa rezar, que rece. Todo vale, si eso ayuda. En cualquier caso, espero que nos vayamos animando algo a lo largo de la semana, aunque esta vez y por desgracia el corazón está preso de la razón. En fin. Un abrazo.

Edupum 13 may. 2013 17:35:00

Hemos de darnos cuenta que, según está montado el circo de la liga, un Madrid con suplentes o un Barcelona a medio gas pueden ganarle a cualquiera de los otros 18 equipos de primera. Otra cosa es como afrontemos esos partidos.
Contra el Madrid se jugó muy mal y se perdió, sí bien sólo fueron 3 puntos de una liga que acabamos con el objetivo principal cumplido. Lo de ayer fue otra cosa. Según observé que nuestros jugadores sólo se movían por la zona del campo en la que hacia sombra lo vi claro. Luego el ritmo con el que jugaba el rival me dio a entender que estaba ante un Villa de Madrid en pleno mes de Mayo.
Eso me hizo comprender la razón de que jugara tanto titular. Yo también tenía mis dudas, y habría apostado por una alineación 50/50, pero he escuchado a profesionales qué, en situaciones como la nuestra, prefieren jugar y mantener sensaciones a estar más de una semana sin partido.
No entiendo que se tenga tan poca esperanza en qué se pueda ganar la final. Es muy difícil, cierto, el rival es superior, pero a un único partido y con lo qué le hemos visto hacer a este equipo en las finales, yo lo veo posible (un ejemplo reciente, la final de la copa inglesa). Además ¿acaso hay mejor dia para romper la racha contra el vecino?.
Tampoco entiendo que se siga criticando al entrenador de esa manera. Hay cosas mejorables, pero creo qué con los mimbres qué tenía ha hecho maravillas. Podemos hablar de Luis, Gárate, el partido contra el Independiente..., o podemos darnos cuenta de cual es la situación actual y, paso a paso, recuperar el nivel perdido

CAR 13 may. 2013 20:23:00

Espero y deseo que el viernes sea el mejor partido de la temporada. Por que desde luego a nuestro equipo no le va a falta apoyo, ya que todos los que vayamos lo estaremos deseando y animando hasta el final.

Mi critica es el partido contra el Barcelona. Pero a partir de ahora confio plenamente en el Atletico de Madrid:

Primero porque es una final(Un unico partido) y este equipo sabe jugarlas y de que manera.

Segundo porque es en Madrid y señores el viernes Madrid será una fiesta.

Tercero, es contra el Real Madrid y les aseguro que van a salir como motos, los veo venir. El Cholo les va a mentalizar, si no lo esta haciendo haciendo desde hace tiempo.

Voto por el optimismo más absoluto.

Saludos.

Anónimo 13 may. 2013 20:57:00

Yo soy optimista tanto en cuanto creo que es un clarísimo punto de inflexión, y eso lo sabe hasta el utillero. Es verdad, y este equipo ha demostrado que sabe jugar finales. Hay muchas formas de ganarlas, y cholo lo sabe. Me guste mas o menos como luego se desarrolle el partido, aquí lo que importa es llevarnos esa copa. Y nada más.

Lo del barça del Domingo que ha comentado edupum respecto a que jugaban en la sombra, parece una tonteria, pero yo lo noté desde la pantalla también; no puede ser el partido de referencia.

Distinto es el 1-2 del Madrid en Liga... no podemos negar que contra los blancos hay un problema psicológico, pero eso, hay que romperlo de una vez por todas, ahora no van a poder bajar los brazos si vamos por debajo en el marcador (lo grave es que puedan permitirse a si mismos eso cuando son 'solo' tres puntos, y no un título lo que está en juego), creo que podemos creer en nuestras posibilidades, a pesar de que se intente por todos los medios que el campeón sea el que todos sabemos.

Menos me han gustado esas declaraciones de Filipe Luis diciendo que también se puede llegar a penaltis. No puedes ir a jugar con esta mentalidad contra el Real Madrid y menos pregonarlo.

En fin, que a pesar de que la razón luche por atenazar al corazón ( me ha encantado), espero que el Viernes en el Bernabeu, sea una final a la altura de nuestra historia y escudo, pues no todas las estadísticas son malas y ya que no pude disfrutar del sabor de la victoria, que sí de todo lo demás, en el Camp Nou en la pasada final copera contra el Sevilla, esta es la gran oportunidad de devolverlo.

Animo y a por ellos!!

Un saludo a todos
Alfonso

Anónimo 13 may. 2013 20:57:00

Yo soy optimista tanto en cuanto creo que es un clarísimo punto de inflexión, y eso lo sabe hasta el utillero. Es verdad, y este equipo ha demostrado que sabe jugar finales. Hay muchas formas de ganarlas, y cholo lo sabe. Me guste mas o menos como luego se desarrolle el partido, aquí lo que importa es llevarnos esa copa. Y nada más.

Lo del barça del Domingo que ha comentado edupum respecto a que jugaban en la sombra, parece una tonteria, pero yo lo noté desde la pantalla también; no puede ser el partido de referencia.

Distinto es el 1-2 del Madrid en Liga... no podemos negar que contra los blancos hay un problema psicológico, pero eso, hay que romperlo de una vez por todas, ahora no van a poder bajar los brazos si vamos por debajo en el marcador (lo grave es que puedan permitirse a si mismos eso cuando son 'solo' tres puntos, y no un título lo que está en juego), creo que podemos creer en nuestras posibilidades, a pesar de que se intente por todos los medios que el campeón sea el que todos sabemos.

Menos me han gustado esas declaraciones de Filipe Luis diciendo que también se puede llegar a penaltis. No puedes ir a jugar con esta mentalidad contra el Real Madrid y menos pregonarlo.

En fin, que a pesar de que la razón luche por atenazar al corazón ( me ha encantado), espero que el Viernes en el Bernabeu, sea una final a la altura de nuestra historia y escudo, pues no todas las estadísticas son malas y ya que no pude disfrutar del sabor de la victoria, que sí de todo lo demás, en el Camp Nou en la pasada final copera contra el Sevilla, esta es la gran oportunidad de devolverlo.

Animo y a por ellos!!

Un saludo a todos
Alfonso

Perico 14 may. 2013 11:04:00

No vi el partido, estaba de viaje. Partido entre amigos; me da que hablaron antes de un pacto de no agresión para no provocar ausencias o lesiones para la final.

Si los aficionados tenemos puesta la mente en la final, disculpo que el equipo también esté así, máxime si ya tienen los "deberes hechos".

Mi pálpito para la final. No lo sé, pero iré como he ido a algunas otras (Mónaco), sabiendo que se puede perder. Lo daré todo, cantaré, animaré y me dejaré el alma, confiado en que se puede ganar, pero no quiero llevarme otro "palo" como el que me llevo cada vez que nos gana el Madrid.
En muchas eliminatorias y muchas finales, voy seguro de la victoria (Final de Copa de 1999 contra el Español). Luego se gana, o no.

El viernes iré seguro de que podemos ganar, pero preparado por si perdemos.

Afortunadamente esto es fútbol. El deporte donde no siempre gana el mejor, en teoría, ni el mejor en los 90 minutos.
Supongo que el Cholo hará alguna variante táctica en ataque para sorprender. A lo mejor basta con aprovechar la movilidad de Diego Costa, para que abra a los centrales y la incorporación de los centrocampistas al remate.

Creo que ganaremos en los penaltys. Lo firmo ya.