Traineras

Deportivo de La Coruña 0 - At. Madrid 0

El sábado por la tarde hacía un día precioso en San Sebastián. El que escribe tenía la inmensa suerte no sólo de estar por esas tierras sino de poder comer con amigos, como un marqués, en un magnífico restaurante de Pasajes-San Juán. Entre delicias del mar, cocinadas con gusto, y después de rematar la primera botella de vino, uno se dedicó a elogiar de corazón la gran temporada que está haciendo la Erreala pero indefectiblemente acabamos hablando del Atleti. Del Atlético de Madrid, claro. Curiosamente el único rival que ahora mismo tenemos los colchoneros es precisamente el equipo txuri-urdin. Pero mientras nosotros nos devanamos los sesos mirando los puntos que faltan para estar matemáticamente clasificados terceros, mis amigos gipuzcuanos no lo ven así. Su obsesión es el Valencia, equipo con el que entienden que se juegan el pase a Champions. Alejados ya del Madrid y a distancia sideral del Barça la situación del Atleti es un tanto extraña y da la sensación de que el equipo no sabe si mirar arriba, abajo, seguir corriendo o dejar de remar. Mientras mi cabeza se iba por la tangente pensando en estas cosas, al otro lado del cristal parecía haber una competición de traineras, algo muy típico en el lugar dónde existe una rivalidad milenaria entre un lado y el otro de la ría. Mientras unos equipos competían, otros estaban calentado en un espacio cercano y todo quedaba a la vista así que simultáneamente pude ver como los que competían no dejaban de remar hasta bien pasada la meta pero como cuando los que entrenaban dejaban de hacerlo, durante unos segundos, seguían prácticamente a la misma velocidad. Comentando la jugada con el comensal de al lado, experto en la materia, me dijo que dejar de remar en la línea de meta es algo así como un pecado. Ese último esfuerzo es el que te puede hacer perder lo que tenías ganado o vicebersa. En ese momento volví a pensar en el Atleti. Ustedes entienden la razón. 

Horas más tarde, mientras veía el partido del equipo en Coruña, trataba de no hacerme un esguince de mandíbula debido a los bostezos que tan atroz espectáculo me provocaba. El inicio de partido, antes incluso del pitido inicial, ya era suficientemente desalentador, echando simplemente un vistazo a la alineación. Vale que Koke y Costa estaban sancionados, vale que Tiago no parece estar recuperado. Vale que no hay más, pero una alineación con Cebolla y Raúl García entre Falcao y los mediocentros (cuando encima uno de ellos es el cada vez más lánguido Mario Suárez) es toda una declaración de intenciones. De intención de evitar el fútbol. De jugar a otra cosa. El uruguayo es un jugador de banda muy profesional y aguerrido pero que, como Falcao, depende mucho del juego del equipo. Típico jugador de banda clásico que necesita balones al hueco, dos contra uno en banda y cosas por el estilo. Cuando el epicentro del juego tiene que pasar por sus botas se pierde y no aporta más que entrega. No es ese jugador. Por otro lado Raúl García, sinceramente, no sé lo que es. Lo que si que sé es lo que no es. No es mediocentro, no es jugador de banda, no es mediapunta y no es segundo delantero. Dicho esto, ustedes me dirán que tipo de jugador es porque yo no lo sé. ¿Un mediocentro que necesita otros dos mediocentros por detrás? ¿Un mediapunta que necesita otro mediapunta al lado par mover el balón? Pues menudo negocio, entonces. Pero por ahí van los tiros, me temo. Con Mario, Cebolla y Raúl como eje constructor lo que ocurrió es lo que se anticipaba antes del inicio: la nada. La primera parte fue un aburridísimo ejercicio de centrocampismo táctico, patadones al cielo y esa contumaz alergia al balón que según pasan los partidos se hace cada vez más fuerte. Enfrente un Deportivo asustado y atenazado pero cuyo comportamiento se justifica por la situación límite que sufren. Un equipo obsesionado con el equilibrio defensivo que sin embargo cuando era capaz de tener el balón en campo contrario daba sensación de tener bastante más fútbol en sus botas que su rival. Especialmente cuando el balón pasaba por esa leyenda viviente que es Valerón. Un jugador de fútbol como la copa de un pino. Los últimos minutos tuvieron más y mejor ritmo y aquello empezó a parecerse algo más al bonito deporte del balompié. Cabe destacar el concurso de Adrían, más activo y atrevido que en toda la temporada, que aprovechando el bajo nivel general acabó por ser el tuerto en el país de los ciegos. 

La segunda parte tuvo sin embargo un Atleti con otro brío en apariencia. Más por efecto anímico y por intensidad que por fútbol los madrileños se adueñaron del balón y del partido y dominaron el encuentro. Eso si, sin ningún tipo de profundidad o brillantez. Nada. Un juego muy plano y previsible que no servía para despeinar a un bien colocado Deportivo que seguía esperando paciente su oportunidad al contragolpe. Una opción que a mi se me antoja sorpresiva viendo como cada vez que tenían el balón y lo circulaban no sólo aparecía un equipo muy distinto sino que hacía correr y descolocarse al Atleti. Pero todo siguió exactamente igual hasta más o menos el minuto 70 que fue cuando realmente empezó el partido. 

Si, me temo que todo lo anterior no debe asociarse a una crónica deportiva sino a otra cosa. El fútbol empezó a partir de que Arda Turan saltara al campo y pocos minutos después lo acompañara Óliver Torres. El turco es simplemente esencial para este Atlético de Madrid que guarda su capacidad creativa en pastillas infinitesimales. Arda es ese jugador que se pasea con criterio entre el delantero y los mediocentros, que guarda el balón, que inventa y que a diferencia de muchos de sus compañeros es bueno cuando el esférico está cerca. Es el único que tenemos. Lo volvió demostrar. Óliver era hasta ayer la canción del verano, la excusa barata de los periodista baratos que tratan de cocinar noticias basura para esa parte del graderío, simple y agradecida, que sólo entiende de mensajes simples y demagógicos. Para mí hasta ayer era un muchacho de 18 años que había destacado en las categorías inferiores, que tenía un gran futuro y al que había que proteger. Ayer demostró sin embargo que es un jugador de fútbol muy bueno y de un perfil que no tenemos. Un jugador de fútbol que quiere el balón y que sabe lo que hacer con él. Rápido, listo, creativo. Un tipo con personalidad que ayer no dudo en echarse al equipo a la espalda y hacerlo jugar. Ayer si. A partir de ese momento, durante esos 20 minutos, el partido se jugó en campo gallego y sólo tuvo un dueño. El Atleti llegó por la izquierda y por la derecha. Se vieron más pases con criterio que en los últimos partidos y además se pudo ganar. Falcao no estuvo fino en la recepción de un par de balones y Gabi lanzó un misil al larguero cuando el partido agonizaba. Aun así el árbitro anuló un gol en el último minuto por presunto fuera de juego. Muy dudoso, pero a mí en la repetición me lo parece. También es verdad que si no lo anula tampoco pasa nada. Pero aunque el Atleti fue claro merecedor de los tres puntos en esos 20 minutos y el único que lo intentó, hoy verán en los periódicos las quejas exageradas de los coruñeses contra el árbitro por unas manos de Juanfrán dentro del área en el tiempo de descuento. La repetición parece clara, es mano, pero en el campo es difícil de ver por no hablar del enigmático tema de la voluntariedad. Podía haber pitado penalti perféctamente pero hablar de robo arbitral me parece vivir en la luna de valencia. 

Empate que por lo visto asegura la Champions (lo que no es verdad ya que asegura exclusivamente la fase previa) pero que deja al equipo pendiente de cerrar la temporada como se merece. Todo parece indicar que así será, pero tengo miedo de que los jugadores, creyendo erróneamente que siguen viajando a la misma velocidad, dejen de remar en la línea de meta. Un pecado. Espero que no sea así.

15 comments

CAR 6 may. 2013 8:24:00

Totalmente de acuerdo en que se debe de continuar firme hasta el final.
Con Oliver se le va dando oportunidades poco a poco y cada vez más. Creo que es lo acertado. Que forme parte del equipo y de la primera plantilla de forma natural. Que se lo gane de cara al equipo que es lo que busca el entrenador, como lo ha hecho anteriormente con Koke.

Saludos.

Joaquín 6 may. 2013 9:57:00

El equipo ha dejado de remar hace mucho tiempo, lo malo es que lo ha hecho antes de llegar a la meta, porque, a día de hoy, todavía no hemos alcanzado la meta. Que no se nos olvide... Y sí, el equipo dejó de remar, desde que el timonel echó por la borda un trofeo que entendía que le estorbaba para centrarse en un objetivo que sigue sin concretarse. Aburidos estamos, muy aburridos, presos de una abulia que, entrenador y jugadores, han consegido contagiarnos. Se lo tenían que hacer mirar. Todos. Saludos.

Anónimo 6 may. 2013 12:14:00

Ya todo está dicho pero puedo redundar un poco.
Raul García y Cebolla:El único que insiste en ponerles de titulares es el Cholo, que no, que no dan más de si, yo también tengo esa sensación que cuando van de inicio el partido va a ser un bodrío y lo es.

Sabemos el problema de creación he insistir con jugadores que no aportan ni en defensa ni en ataque es salir a la suerte y está no siempre está de nuestro lado.

Suerte, es la que tiene que tener Falcao para poder marcar un gol porque sin futbol y sin paces decentes todo 9 puro se diluye, se pierde y se desgasta inutilmente persiguiendo sombras y con él la lucidez que se necesita de cara a portería, y encima si tiene una marca tan personalizada y asfixiante dispuesta a no dejarle recibir, termina nuestra esperanza de gol, porque el contrario ya sabe que si no es él no es nadie, duele pero de cara al gol tambien somos negados.

Nuestros laterales lucha no se les puede negar, pero lo que se dice centrar, mal.

Nuestra defensa es defendible aunque ultimamente tiene que recurrir mucho a la falta, pero estoy conforme.

Oliver es nuestra luz en medio de tanta oscuridad, porque Arda ha demosrtrado en partidos recientes que necesita un socio, es intermitente como una bombilla siendo el que más futbol tiene y casi el único.
Asi estamos.
No siendo más me despido, no sin antes decirle una vez más que le leo fervientemente.
UN abrazo afectuoso.
Rocío



magerit 6 may. 2013 13:24:00

La liga para nosotros ya se acabó, esa chispa que quedaba del 2º puesto se esfumó y es precisamente ahora sin presión y enfrentándonos a equipos que se juegan la vida cuando más se notan nuestras carencias, ese maldito centro del campo.

Pienso que el Cholo aprovechará esta calma para poner a punto a Arda e introducir a Oliver y a Saul ante el gran reto que nos queda, la final de copa.


Saludos

Ennio Sotanaz 6 may. 2013 14:55:00

Estoy de acuerdo en lo que dices de Óliver CAR, por eso me molestan bastante esas voces impertinentes que salen desde el periodismo “serio” reclamando la titularidad del canterano. Estoy harto de ver ídolos quemados. Pero lo de Coruña creo que ha sido un punto de inflexión. Ahora la situación es diferente. Ojalá certifiquemos cuanto antes la tercera plaza y tengamos tiempo para verlo sin tener que tirar de ansiedad.

Coincido contigo también Joaquín. Aquel tirar por la borda la Europa League fue una traición a si mismo. Al “partido a partido” que tan bien nos había ido. Desde que empezamos a hacer cuentas de futuro nos hemos transformado en un fantasma del pasado.

Rocio, un placer y un honor tenerte por aquí. Yo de todas formas no lo veo tan dramático. El equipo está bien armado y construido. Para mí el único problema es la falta de jugadores para jugar en la línea de tres cuartos que para Simeone es la línea de creación. Creo que es un tema de efectivos y no de filosofía porque muchas veces el Atleti ha intentado jugar pero no ha sabido. Antiguamente ni lo intentábamos. En Coruña, sin ir más lejos, el Atleti tuvo el dominio del partido toda la segunda parte. Se fue arriba, quería ganar, sacaba rápido los fueras de banda… pero no sabía que hacer con la pelota. Sólo cuando salieron jugadores de ese perfil conseguimos realmente meter miedo.

Magerit, coincidiría con tu análisis si efectivamente la liga se hubiese acabado para nosotros. No es así. Faltan cuatro puntos y Hay que sacarlos. No quiero pasar unas angustias y unos miedos que no he tenido en toda la temporada. Creo que nos ha venido mal el éxito prematuro aunque por otro lado, bendito éxito.

Un abrazo a todos. Un millón de gracias por seguir este blog y dejar aquí constancia de que lo hacéis. Os lo agradezco de corazón.

Edupum 7 may. 2013 2:06:00

Buenas noches queridos milenaristas que por aquí habitáis. Hace un rato el Getafe le ha ganado a la Real, lo que deja a los vascos 11 puntos del Atleti, con 12 por jugar y con el goal-average a nuestro favor; O lo que es lo mismo, estamos a un punto de conseguir la mejor clasificación en la liga desde el doblete; estamos a un punto de garantizarnos la participación en la fase de grupos de la Champions, con lo que económica y deportivamente conlleva; estamos a un mísero punto de finiquitar esta liga basura (que es en lo que se ha convertido el campeonato español) como campeones "morales", justo por detrás de los dos protegidos, y poder así centrarnos en la final de copa.
Ya se que la eliminación europea fue prematura y dolorosa, pero viendo como ha llegado el equipo al final de temporada, no se que habríamos podido hacer en Riazor viniendo de jugar entre semana un partido a cara de perro con el Fenerbahçe. El Atleti tenia una necesidad de títulos enorme tras una década entera sin ganar nada(la peor racha de su historia en ese sentido), pero una vez que se han logrado 4 en los últimos años, el equipo debe recuperar su puesto habitual en la liga, para volver a ser el que era antes del descenso. No digo que no haya que salir a ganar en cada partido y en cada competición ojo, pero mientras la plantilla sean los que son y cuantos son (como bien se indica en este foro) no siempre nos va a dar para todo, y habrá que dosificar esfuerzos y partidos(nada que no hagan el 99% de equipos en nuestra circunstancia).
La plantilla... habrá que creer, habrá que pensar que las obras maestras que vimos contra el valencia, el athletic o el chelsea no fueron casuales, que este equipo aun guarda un último aliento para un día de gloria. No queda tanto para Junio, ya daremos las notas entonces, ahora hay que ser positivos (¿¿hay alguien aparte de mi aquí que lo sea??)celebrar lo ya logrado y creer en que se puede lograr mas; esta camiseta no merece menos !!ATLEETI!!

Ennio Sotanaz 7 may. 2013 9:39:00

Edupum, yo soy optimista y positivo, pero no en bloque. Estoy encantado con este Atleti y me he cansado de elogiar a Simeone (afortunadamente está por escrito) por activa y por pasiva. Pero no soy muy amigo del todo o nada ni de esa corriente que ha cuajado en la sociedad y que admite que criticar algo significa automáticamente extenderlo al TODO y a la ves elogiar TODO lo supuestamente antagónico. Que comprando un determinado periódico esté claro lo que opinas de todos y cada uno de los temas. Crítica y admiración son compatibles. Lo juro. Ha sido así durante siglos. Que ahora los poderes mediáticos quieran reducirlo todo al todo-nada, Madrid-Barça, PP-PSOE, Beatles-Stones,… no significa que en este infinitesimal microreducto de internet tengamos que hacerlo. Yo no lo hago y no lo voy a hacer.

No me gustó tirar la Europa League por la borda por muchas razones. La primera porque no me gusta renunciar a títulos. No va con mi religión. Y mucho menos justificarlo atendiendo a razones pragmáticas. El Atleti no funciona así. Si aplico razones pragmáticas para justificar mi amor por estos colores tendría que hacerme de otro equipo. Alguien debería pensar en eso. No me gustó porque me engañaron. Me contaron una película increíble sobre la competitividad como si fuese gilipollas y no lo soy. A lo mejor si me lo explican sin dobleces, sin tener que interpretar, lo hubiese entendido. No me gustó porque fue traicionar una filosofía que funcionó bien hasta entonces pero que a partir de ese momento, lógicamente, nadie se creyó. Y lo hemos pagado. Es evidente. No me gustó porque no me gusta hacer castillos en el aire. La Europa League hubiesen sido tres o cuatro partidos más que son los tres o cuatro partidos que nos van a sobrar en la liga.

Tampoco me gustó perder contra el Real Madrid. Mucho menos la forma en la que ocurrió y muchísimo menos la forma en la que se justificó. Creo que ya lo he explicado.

¿Significa eso que no esté con Simeone o con este proyecto? No ¿Significa que sea pesimista respecto al futuro? No ¿Significa eso que mi afición se resienta una mínima partícula subatómica? No.

¿Significa eso que quiero jugadores creativos en la plantilla? Si ¿Qué creo que el equipo necesita reforzarse en ese aspecto? Si ¿Significa eso que sea pesimista respecto a la final de Copa? Si. Por razones obvias.

Gracias en cualquier caso por abrir el debate,

Un abrazo,

Edupum 7 may. 2013 11:25:00

Ennio, no me gustaría que quedara la impresión de que soy carne del AS, del "o todo o nada" (que como bien dices se estila mucho hoy en día). Yo también veo cosas de Simeone que no me gustan, aunque pueden mas los buenos resultados conseguidos, lo que me hace tener la confianza de que sus decisiones son las correctas. Lo que no entiendo es que haya comentarios como el de Joaquín(Aburidos estamos, presos de una abulia que, entrenador y jugadores, han consegido contagiarnos)en la situación en la que estamos y sin haber acabado la temporada; ¿Que sentiría viendo al equipo en la época de Ferrando?.No me gusta ver que hay gente (mucha)que parece no darse cuenta de que lo logrado hasta ahora es un éxito, dada la situación deportiva y económica del club, y que esa actitud es contraproducente para el equipo.
Es evidente que ha bajado el nivel de juego, que hay jugadores a los que esta camiseta empieza a quedarles grande y que en la final de copa el rival es muy favorito dadas las plantillas y las estadísticas, pero seamos justos a la hora de valorar el trabajo del equipo, que sea por la temporada completa y no por los partidos del Madrid o del Rubin.

Joaquín 7 may. 2013 12:41:00

Me encanta la crítica y sobre todo el espíritu crítico. Intento huir con todas mis fuerzas de algunos de los muchos males que nos aquejan a los españoles como el sectarismo -o conmigo o contra mí- del reduccionismo -o sopa o pescado- de la simplicación -cuando vivimos en un mundo tan complejo- de la uniformidad, del aplauso fácil, del grito unánime, de levantar idolos y luego derribarlos, de tantas y tantas cosas... que vemos todos y sufrimos todos los días a nuestro alrededor, en la vida cotidiana y también en nuestro Atleti, el que nos duele tanto... Y por eso me cuesta entender, amigo Edupum, que por decir lo que siento -y no sé por qué me da la impresión que sienten muchos- que hemos cañido en una peligrosa dejación y entrado en una perniciosa abulia, fruto de una estrategia mal planificada por nuestro entrenador o los propietarios, sea poner en entredicho lo logrado hasta el momento por el Cholo. Sintonizo con Ennio en muchas cosas y ha venido a reflejar en el anterior comentario lo que siento.
Soy consciente de donde venimos y con que bueyes aramos e intento ser lo más ecuánime posible -intento, aunque llevado por el apasionamiento seguramente no lo lograré nunca- pero, como atlético, soy inconformista y por reflejar una realidad que a muchos nos escuece, como en el fondo reconocemos todos, no creo que sea incurrir en cicateria alguna. Confianza todo la que haya y la gente pueda merecer, pero no me pidas, amigo Edupum, confianza ciega. Esa no se la doy a nadie. Y te lo dice curiosamente alguien que en algún foro ha recibido más palos que una estera por, precisamente, invitar al optimismo. Saludos.

Edupum 7 may. 2013 14:50:00

Quizá es mi falta de experiencia a la hora de moverme por estos foros, y la sensación de que acaparo el debate (el día menos pensado me dice Ennio que para publicar tanto me monte mi propio blog) lo que creo que hace que no explique lo que realmente quiero decir (soy de hablar mas que de escribir).
Entiendo que puedas ver dejación y , como bien dices, como tu lo ven así muchos (por lo menos en la zona del estadio donde me siento yo). Respeto tu opinión, aunque no la comparto. Para mi lo que hay son demasiados partidos en las piernas para tan poca plantilla y (es posible)relajación, algo que en un equipo que juega tan intenso como el nuestro se nota mas. Es posible que incluso haya una orden del entrenador de que sea así para no quemar la maquinaria antes de tiempo. Lo que no me gusta es la forma de expresarlo que tienen a veces algunos de los que se sientan cerca de mi (y que me pareció ver reflejado en tu comentario), esos términos tan tremendistas, esas deducciones del "sálvame" (fulano no mete gol por que ya está fichado por otro equipo, etc.), y sobre todo me duelen en una temporada como esta.
Hay un problema, es evidente, y podremos discutir cual es el motivo y la gravedad, pero lo que no podemos es dejarnos llevar por las sensaciones de momentos concretos.
No creo tampoco en la confianza ciega, pero como ocurre en el matrimonio, confías mucho hasta que te dan motivos para dejar de confiar. Si el entrenador que nos ha llevado hasta aquí nos da motivos para desconfiar, estudiemos la situación... pero a 7 de mayo que estamos, y en visperas de una final de copa, hay que estar a muerte (por que se lo ha ganado). Si en junio hay que "divorciarse", pues ya lo veremos, pero en mi opinión no es momento de plantearse eso.
Os prometo que es lo último que escribo, os agradezco la oportunidad que me dais para contaros mi punto de vista. un abrazo a todos

Joaquín 7 may. 2013 15:07:00

Al hilo de todo esto, acabo de leer lo siguiente de la rueda de prensa del Cholo, en lo que aprecio una cierta y saludable autocrítica: "Tenemos 20 días extraordinarios. Todos los partidos tienen un ambiente y una situación que te hacen despertar el fútbol. Hubo un ambiente espectacular en La Coruña, me imagino que mañana en Vigo sucederá lo mismo, el domingo en el Calderón, después la final de Copa... Esperemos estar a la altura. Hasta hoy el campeonato ha sido muy bueno y esperamos terminarlo mejor". Bien, Cholo, bien. Me apunto y te tomo, te tomamos, la palabra. Los aficionados ya estamos a la altura y estamos ansiosos porque "todos, todos, estemos a la misma altura". ¡Ojala lo podamos disfrutar!.

Ennio Sotanaz 7 may. 2013 15:53:00

Edupum, lo primero y más importante agradecerte que escribas y te extiendas lo que te de la gana. No sólo no me importa sino que para mí es un honor. Lo digo completamente en serio. Siéntete libre para hacerlo siempre que quieras y en los términos que quieras.

Dicho esto, entiendo tu frustración por esos cánticos del Calderón porque es también mi frustración. Yo también los escucho y me revuelven el estómago. Piensa que el fútbol es un aglutinador de personas y que afortunadamente en el mismo sitio puedes encontrar a genios y gañanes y que además el que entienda de fútbol puede que sea el gañán y no al contrario. A mí me dan ganas de matar a muchos de los que tengo alrededor pero es lo que hay. Normalmente repiten como papagayos las consignas más simples que escuchan en esas cloacas periodísticas que domina el Gran Hermano pero es lo que hay y muy pocos somos conscientes de la estafa. Son un reflejo de la sociedad, por otro lado, porque la sociedad lamentablemente es hoy así. Por eso no confío en una revolución espontanea de la grada salvo que sea dirigida por los medios. Ni en el Atleti ni en nada. Pero creo que no es el caso de Joaquín, ni mío ni de los que tienen la osadía de pasarse por aquí. Podremos discrepar pero las opiniones están basadas en sensaciones propias y no en eslóganes de vendedores de crecepelo. Por eso es tan importante el matiz que nos diferencia y evitar las etiquetas simples y simplistas.

Espero que mañana ganemos el punto que falta y que los otros tres partidos sean una fiesta. Lo de la final de Copa es otra historia en la que sufriré como un idiota todo el día. Lo único que no tengo claro es como me sentiré después de acabar el partido. Ahí si que no habrá término medio ni matices. O en la gloria o como en fango.

Saludos,

Perico 7 may. 2013 20:21:00

Hola a todos. Llevaba mucho tiempo sin pasar por aquí.

Perico 7 may. 2013 20:26:00

Llevaba tiempo sin pasar por aquí. Completamente de acuerdo con todo lo que comentáis.

Se os escapa un detalle. La mano de Juanfran en el descuento viene de un fallo intolerable de no saber cerrar la defensa en un corner. cosa muy sencilla pero en la que venimos fallando reiteradamente toda la temporada.

Sobre la opinión de la afición atlética. Yo perdí la fe desde la época del doblete. El mero hecho de llevar 20, 30, 40 ó 50 años de socio no conlleva que la gente sepa de fútbol. El público suele ser resultadista y no se preocupa por saber de fútbol, sino sólo de conocer todo lo que le rodea como son rumores,fichajes, cortes de pelo, tatuajes, nombres de novias, Punto Pelota y toda esa mierda.
El problema es que te metes en blogs y crees que está más generalizado que la gente sabe de fútbol, pero sólo se trata de una ínfima minoría.

¿Ennio, fuiste a ver a los Enemigos?

Abrazos

Ennio Sotanaz 8 may. 2013 9:50:00

No he podido Perico. Y mira que Josele y Fino son amigos pero no he podido verles de vuelta. Todavía.

Lo de la grada que comentas es la pura realidad. El hecho de estar años y años sentado en tu abono no tiene nada que ver con que entiendas el fútbol. Y ojo, no es que yo me quiera dar de entendido porque no lo soy (¿quién lo es?), pero es sorprendente como gente que lleva toda la vida ahí no sabe ni siquiera ver la posición en la que juegan los jugadores. Si están jugando de delantero, en banda, de mediocentro defensivo o de enganche. Si están tirando el fuera de juego, si adelantan la línea de presión,… o incluso de si el rival está jugando bien o no. Tampoco tienen necesidad de saberlo y eso hay que entenderlo porque es lícito. La inmensa mayoría de la gente va a ver un espectáculo basado en goles, jugadas, ardor guerrero y otras cosas sin preocuparse demasiado del análisis. Contra eso no tengo nada. Lo que me fastidia es cuanto piensan que son los que más “saben” y emiten juicios, casi siempre despectivos, que se basan en repetir lo que han escuchado, insultos gratuitos o deducciones peregrinas. Pero es lo que hay, insisto. El fútbol siempre ha sido así.