Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

3 mentiras, 3 errores, 3 conclusiones

El periodismo deportivo contemporáneo, ese sucedáneo de información diseñada y cocinada para ser vendida fácilmente al único cliente que existe (el aficionado al Real Madrid en mi circunscripción geográfica, pero el Barça, el Valencia, el Sevilla o el Athlétic en otras), ha basado su razón de ser en algunas mentiras que sin embargo utilizan torticeramente como premisas incuestionables de su particular lógica. Por ejemplo: 1/ Los premios individuales, tipo el Balón de Oro, son trofeos importantes de fallo incuestionable (mentira). 2/ Suprimir los errores arbitrales sería atentar contra la “gracia” del fútbol (mentira). 3/ El equipo rival nunca gana sino que es el nuestro, el único, el que pierde (mentira y gorda). Como aficionado del “otro” equipo, pero también como hereje del nuevo catecismo mediático, me niego a caer en esos actos gratuitos de fe. El Atlético de Madrid perdió ayer en el Camp Nou básicamente porque ganó el Barça. El equipo blaugrana, que sobre el papel es infinitamente mejor que el madrileño, consiguió imponer en el césped su evidente superioridad y cuando eso ocurre sólo cierta alineación de planetas, cercana al milagro, puede provocar que el marcador final sea de otra forma. El Barça ganó porque jugó con Messi, Neymar, Luis Suárez, Iniesta, Rakitic y Busquets y porque ayer los seis futbolistas lo hicieron tirando de talento, con inteligencia, a gran altura y en equipo. Encerraron al Atleti en su área, ahogaron siempre su mermada salida de balón y jugaron a velocidad tan alta que los madrileños defendieron normalmente descolocados o en inferioridad. Especialmente en la primera parte. ¿Hubo errores en las filas del equipo de Simeone? Sí, pero en mi opinión no fueron la causa de la derrota y hasta es probable que fueran errores provocados por el rival. ¿Pudo el Atleti haber hecho otra cosa? Probablemente, pero nadie me garantiza que el resultado no hubiese podido ser incluso mucho peor.

Aprendamos de los errores. 1/ El experimento Gámez jugando en el lateral izquierdo no cuajó, evidente, pero no sé hasta qué punto es responsabilidad exclusiva del jugador (o del entrenador que lo pone). No sé hasta qué punto hubiese sido diferente con Siqueira. Cuando el Atleti defiende bien es cuando un delantero tipo Messi encara a su defensor rodeado de contrarios. Cuando el lateral colchonero está protegido de cerca por el central y el centrocampista de banda. Ayer, demasiadas veces, los delanteros blaugranas encaraban con espacio y en solitario a su defensor. Es decir, fue un desajuste defensivo de equipo provocado seguramente por robo rápido de balón en la salida o los veloces cambios de juego del Barça. Hay que estudiarlo. 2/ El Atleti tiene un problema de calidad en el mediocentro (no es nuevo) y cuando el balón no puede salir por Arda o Koke directamente no sale. Así de simple. Ayer el Barcelona ahogó con su presión esa salida de balón que, con Koke y Arda lejos o sacrificados en defensa, se moría indefectiblemente en los pies de mediocentros y centrales. Es algo que hay que mirar, sobre todo porque es recurrente. Para mí el problema no fue que el equipo estuviese muy replegado (con Barça, Madrid o similar tiene que ser así y así hemos ganado partidos y títulos) sino que fue incapaz de salir jugando el balón. De dar continuidad al juego para descolocar a un rival que permanecía en campo contrario sin desordenarse. 3/ Reconociendo de antemano la entrega, el compromiso y el pundonor de Raúl García (Dios me libre), no es la primera vez que su salida al campo coincide con entradas absurdas al borde del área o la alimentación de rifirrafes baratos que provocan pérdidas de tiempo dolorosas, especialmente cuando estás por debajo en el marcador (parecido a los eternos saques de puerta de Moyá, por cierto). Es algo que el navarro (y el mallorquín) deben hacerse mirar. Un navarro que cuando no tiene gol se hace demasiado pequeño y aparece, en mi modesta opinión, como un jugador cuya presencia en el juego es prácticamente nula.


Conclusiones: 1/Perder en el Camp Nou entra dentro de la lógica. ¿Duele? Duele, pero me niego a estar permanentemente sufriendo sin sentido. Es absurdo pensar en la liga a estas alturas en términos de terminar primero. Ni cuando la ganamos el año pasado (después de 20 años) lo hicimos. Veremos en qué situación está el equipo en el último terció del campeonato (como decía ese sabio entre los sabios que fue Luis Aragonés) y empecemos a sufrir entonces. Hasta entonces mi preocupación pasa por el partido a partido, el tercer puesto y por mantener latente la sensación de que mi equipo es capaz de competir al primer nivel en cualquier campo. Ayer, teniendo mala suerte (el primer gol nos mata), jugando mal (ningún colchonero, incluido Simeone, tuvo su día) y frente al mejor Barça de la temporada, el equipo compitió y hasta hubo un momento con 2-1 en el marcador en el que la remontada se veía posible. 2/ La mejor prueba de que se está en el buen camino es ver la emoción de todo un FC Barcelona por ganarnos y lo motivador que es ahora para ellos enfrentarse contra el Atlético de Madrid. 3/ Vuelvo a insistir: disfrutemos. El equipo que sufre y está permanentemente enfadado (incluso ganando) eso otro. No se confundan. Construyamos nuestra pasión al margen de mentiras mediáticas y latiguillos retóricos que no están confeccionados para nosotros. Vivamos sobre la alegría que da el orgullo y aceptando la realidad sin tener que mutilarnos. Evitando dar la categoría ficticia de fenómeno antinatural a una derrota justa .   

@enniosotanaz

4 comments

Juan 12 ene. 2015 14:22:00


Muy bueno, Ennio.

Discrepo únicamente en que creo que el equipo salió deliberadamente demasiado atrás. Obviamente puede pensarse que eso es orden de Simeone, o por el contrario, una consecuencia del juego. A mí me pareció que el partido requería adelantar lineas unos metros. Que creo que es lo que hizo intencionadamente en la segunda parte. Dejaré claro que a mí, ganemos o perdamos contra FCB o RM, no me gusta cuando salimos tan atrás. Y creo además, que no lo hemos hecho siempre. Sería cuestión de repasar cada partido... Los primeros 20 minutos en el Calderón en la vuelta de cuartos fue un "morir presionando arriba", que no se nos olvidará nunca... Entiendo no obstante, que cada competición y momento puede exigir lo uno o lo otro...

Identificación total en que sigamos disfrutando y en lo de "mi preocupación pasa por el partido a partido, el tercer puesto y por mantener latente la sensación de que mi equipo es capaz de competir al primer nivel en cualquier campo".

Yo sigo disfrutando muchísimo y muy agradecido al Cholo. Esto será por siempre.

alex torres 12 ene. 2015 19:18:00

Buen post, totalmente de acuerdo. En cuanto a lo de Raúl García no logro entender porque cuenta tanto con él Simeone

CAR 13 ene. 2015 17:56:00

Excelente como siempre. Enhorabuena.

Tan solo una matización en referente a Raul García. Como reaccionariamos todos si te tocan la cara y te manda un beso un jugador rival y ademas perdiendo(en este caso Neymar), conozco de algunos que le hubieran partido la espalda(Zuñiga en el Mundial)o algo peor. Cuidado con Neymar, este jugador anticipo que acabara con problemas ya que exagera demasiado y es un tanto peculiar(También la tubo con Juanfran, que no es de los guerreros).

Saludos.

magerit 14 ene. 2015 1:54:00

Una vez más lo clavas amigo Ennio. Y por supuesto sigo disfrutando con mi equipo y es un gran orgullo como colchonero el comprobar como el quizás mejor equipo del mundo nos respeta de igual a igual.

En cuanto a como jugamos el primer tiempo, pienso que fue de la única manera que se tenía que jugar contra el Barça, el problema es, como muy bien apunta Ennio, la falta de calidad en el centro del campo.

Salud compañeros