Veruca Salt

Veruca Salt es uno de los personajes de Charlie y La Fábrica de Chocolate.  Es esa niña odiosa e impertinente que lo quiere todo y lo quiere ya. La que siempre desprecia a los demás y demanda para sí cualquier objeto, juguete o artefacto que pueda tener alguien que no sea ella. Es la que, teniendo las mejores y más caras pelotas del mundo, quiere precisamente aquella con la que juega un sonriente muchacho pobre y de zapatos roídos al que ve jugar desde la ventana de su lujosa mansión. Es la que trata con arrogancia y despecho a su propia familia cuando ésta no es capaz de proporcionarle aquello de lo que repentinamente se ha encaprichado. Es la que teniéndolo todo nunca es feliz con nada. Ayer, escuchando las declaraciones de los jugadores del Real Madrid mientras volvía a casa o asimilando las dolidas interpretaciones de esos analistas de bufanda e insulto fácil que dicen ser periodistas, me acordé de Veruca Salt. Como concepto. No me hagan explicar por qué.

Simeone ha vuelto a ganar al Madrid. Sí, Simeone. Porque este equipo, el Atleti contemporáneo, es un equipo de autor. Reconocible. Es el equipo de Simeone. Y aunque afortunadamente lo de ganar al Madrid no es nada nuevo, esta vez tiene más mérito todavía al hacerlo con el equipo reserva. Hasta 8 jugadores no titulares, algunos de ellos bastante discutidos, conformaban una alineación que derrotó con claridad al mejor equipo de todos los tiempos y de todas las galaxias presentes, futuras, reales e irreales. Personalmente, tal y como había quedado conformada, me parecía bien renunciar al desgaste de la Copa con un equipo de circunstancias pero no esperaba esto. Pero Simeone hace de la necesidad virtud y la ilusión de los nuevos fue más un aliciente que un hándicap. Sumando el efecto sorpresa de la novedad a un excelente trabajo táctico, pudieron desarrollar un partido histórico. Oblak, Gámez, Giménez, Saúl, Lucas y ojo, hasta Fernando Torres, ya pueden decir que han ganado al Real Madrid vestidos de rojiblanco.


El debate del tipo de juego me aburre. Me parece además mentiroso cuando sólo aparece si los focos del detritus mediático están enfocando al Calderón dado que, casualmente, el equipo de “todos” pasa por allí. Los mismos que hoy protestan del patadón del Atleti son los que ayer decían aburrirse con la posesión del balón del Barcelona. Es Veruca Salt cabalgando otra vez a lomos del caballo de la incoherencia. Qué raro. El Atlético de Madrid de esta temporada juega bien al fútbol. Muy bien, diría yo. El problema es que hay que ser muy ingenuo (o muy estúpido) para encarar un partido frente a los Cristiano, Benzema, Bale, Isco, James,… jugando de tú a tú, abriendo el equipo con el manejo del balón y expuestos a un error técnico. Estimados jugadores merengues, analistas con orejeras de burro y demás plañideras, el Atleti no juega así. Vean cualquier otro partido. El Atleti juega así contra el Real Madrid y/o equipos similares. Y hace bien, no se confundan. Hay que ver un poco más de fútbol o al menos asumir que existe vida más allá de esa realidad mediática que han creado ustedes, por y para un único equipo. Pero como no me harán ningún caso les dejo que sigan trabajando concienzudamente,  a destajo, pagando mercenarios si es necesario, para encontrar el dichoso Billete Dorado. Le aviso que tampoco de esa manera conseguirán que Veruca Salt esté contenta. 

@enniosotanaz

6 comments

Anónimo 8 ene. 2015 12:48:00

Amén

@rvpastrana

Anónimo 8 ene. 2015 13:16:00

Joeeeerrr Don Ennio, chapeau¡¡¡
jajajaja

Jesus

Alfred 8 ene. 2015 15:06:00

Jamás encontrarán la satisfación en este juego llamado fútbol en el que creen reinar desde hace más de medio siglo y no se han enterado de nada.
-UNA PENA: Comprobar con los años como cada vez me he alejado más del debate futbolero con los amigos de ese equipo
-UNA ALEGRIA: la actividad, menor o mayor, de este gran blog durante 2015
Gracias Ennio

Anónimo 8 ene. 2015 21:12:00

Ennorme ennio, me encanta como esta escrita. Un saludo

Alfonso

magerit 8 ene. 2015 22:58:00

Grande como siempre, muchas gracias por permitirnos seguir disfrutando de tu ingenio.

Saludos amigo.

Juan 9 ene. 2015 1:20:00


La entrada me parece sublime, Ennio. No conocía el personaje que describes, pero va como anillo al dedo. Gusto leerte, coño.

Hoy me he acordado de lo que sueles escribir. Los medios y las redes están llenos de “Verucas Salts”, y puedo entender tu pereza… Pero que no te venzan, macho. Si ellos ganan, puedo incluso identificarme contigo… pero si ganando el Atleti, te sigue invadiendo la pereza por encima de la alegría, te ganan la partida. O así lo veo yo. En mi caso, desde luego, si ganamos, lo disfruto como un enano y ya hasta me divierte verles enloquecer. Porque enloquecen. Con lo fácil que es decir, “fuisteis mejores, hasta la próxima.” En fin.

SOBRE EL FONDO SUR, UNA REFLEXIÓN: Tras el día de la infamia, Gil Marín tomó una decisión sobre todo, necesaria: Expulsar a los violentos, a los criminales y demás delincuentes. Por supuesto, nada que objetar. Muy de acuerdo.

A continuación, adoptó otra decisión más extraña. Y digo más extraña, porque desde el principio yo no sabía cómo iba a llevarse a la práctica. Es decir, permitir que continúen todos aquellos que no son violentos pero expulsar al Frente Atlético. Resulta que los que no son violentos, parece que “en principio” pueden ser 4.500 ó 4.800 de 5.000. Pues bien, parece razonable, que no paguen justos por pecadores. Se da la circunstancia de que todos los que ocupan el fondo sur, forman parte “expresa o tácitamente” del Frente Atlético. Tenemos pues, que les expulsan, les quitan la pancarta y los bombos, pero se les permite acudir. Todo muy coherente. Tenemos entonces un fondo con 4.500 tipos que todos sabemos que forman parte del Frente Atlético, y parece que todos estamos de acuerdo en que a los no violentos del Frente se les debe permitir el acceso al estadio. Ahora bien, como en el Frente Atlético hay un 5% o 10% presumiblemente de delincuentes, se les prohíbe poner una pancarta.

Y resulta que esta “razonabilísima” decisión, goza del entusiasmo y respaldo de un gran número de periodistas. O sea, que nos hacemos trampas al solitario, pero mola. De cociente intelectual el personal va sobrado, vamos...

Ayer, el fondo sur, o sea, el Frente Atlético, fue respaldado por la mayoría del estadio. Al menos, no fue silbado y sí aplaudido por una gran parte. Se limitaron a animar como de costumbre, pero sin pancarta, ni bombos. Ovación y vuelta al ruedo para Tebas y Gil Marín. O sea que están, pero no están, pero están, pero sin pancarta, pero animan, pero sin bombos, pero dicen que son el Frente… Un sindiós cojonudo.

Vaya por delante que a mí me da igual que pongan una pancarta o no. Desde luego, me parece bien que cualquier persona que no haya cometido un delito, pueda acceder a un campo de fútbol. Lo que me parece absolutamente ridícula es la situación, y sobre todo que periodistas a los que se les supone formación, se hagan pajas mentales que les acaban dejando en evidencia.

Me quedo con la reflexión final que ayer escuché a Segurola (que en su día me pareció un extraordinario periodista, pero que desde hace tiempo me parece un obediente hombre de empresa: Predecible y poco incómodo para el ser superior…) Santiago Segurola insistió en el papel de la afición del Atleti. De la atmósfera que crea. No dijo que ganase partidos, pero lo insinuó, incidiendo en que eso el Cholo lo sabe. No seré yo quien afirme que el aficionado gane partidos. No es verdad. Pero sí que condiciona a jugadores, y probablemente árbitros. De ahí que la comunión de ayer, fuese una extraordinaria noticia. Ojalá sigamos remando todos juntos. Disculpad la parrafada.