Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Erase una vez en el Calderón...(7 años después)

El 4 de julio de 2007 Fernando Torres reunía a los medios de comunicación para pregonar a los cuatro vientos que dejaba el Atlético de Madrid y se marchaba a jugar en el Liverpool. Aquel día se me rompió el corazón. Aquel día fue el día en el que juré no tener jamás una camiseta del Atleti que tuviese un nombre grabado a la espalda. Aquel día dejé de creer en lo que hasta entonces había creído y de algún modo me protegí, y no sólo en lo que concierne al deporte, con una coraza de cinismo que todavía llevo puesta. Aquel día nació también Ennio Sontanaz, un ingenioso anagrama construido unos meses antes en Buenos Aires por amigo Seba Rubín, utilizando las letras de mi verdadero nombre, que decidí utilizar para hablar de mi equipo del alma de una forma que por entonces no veía en ningún sitio. Aquel día, es fácil de comprobar, también nació este blog: y los sueños, sueños son.

Hoy, 4 de enero de 2015, Fernando Torres será presentado en el Vicente Calderón como nuevo jugador del club. Vuelve así el hijo prodigo. Aquella estrella en ciernes que ha terminado siendo campeón de todo perdiendo la alegría por el camino. Vuelve a la que considera su casa y vuelve al lugar en el que, estoy seguro, se sentirá más querido de entre todos los que podía elegir. Fernando Torres vuelve al Atleti, ironías de la vida, y yo me alegro. No he cambiado de forma de pensar, se lo aseguro. Podría llenar hojas y hojas intentando matizar mi opinión respecto a lo que son el amor, el compromiso y la lealtad en esto del fútbol, temas que salen en cada conversación entre colchoneros en las que aparece el nombre del nuevo ariete rojiblanco, pero creo que no merece la pena recrearse ahora en ello. Sin tener demasiados elementos de juicio para ser categórico, tengo la sensación de que Fernando Torres es un tipo que merece ser feliz. Espero de corazón que aquí lo sea.

Creo que es un buen momento también para pegar un cambio en esta bitácora. Han sido casi 7 años de crónicas, artículos, reproches, emociones, quina, disgustos y alegrías. Un blog que comencé construyendo como algo estrictamente personal y que ha terminado siendo refugio de un puñado de fieles valientes a los que le estoy (y estaré) eternamente agradecido. Creo sin embargo que necesita un respiro, un lavado de cara o darse un tiempo como las parejas infieles. No lo sé exactamente. No tengo intención de hacerlo desaparecer ni dejarlo congelado, básicamente porque le tengo demasiado cariño, pero sí que necesito rebajar la auto exigencia y tomármelo con algo más de calma. Las crónicas ya no estarán (o no serán tan regulares como hasta ahora) pero trataré de mantener viva la web con entradas más cortas que sigan intentando contar lo que creo que ocurre en torno al Atleti. Será así al menos por un tiempo. Hasta que, como decía el gran Camarón, me vuelva el “pellizco”.

Espero verles por aquí, en cualquier caso. Como siempre.


Un millón de gracias.    

5 comments

Anónimo 4 ene. 2015 10:41:00

Aquí estaremos esperándote Ennio, tu si que eres el hijo pródigo.

Un fuerte abrazo.

Jesús.

Anónimo 4 ene. 2015 12:28:00

Buenos días rojiblancos, feliz año 2015 y gracias por dedicar tu tiempo a muchos de tus asiduos lectores entre los que me incluyo. Efectivamente has realizado algunos cambios pero la esencia, el fundamento no lo has perdido. Encantado de pasarme por aquí cada vez que juega nuestro Atleti para leer algo interesante e inteligente, lo que se puede hacer gracias a contados periodistas entre los que te inlcuyo.

Sobre el tema bien traído de hoy, te diré que mi padre me enseñó ese detalle que como tú aprendieron muchos seguidores colchoneros a base de salidas mercantiles de jugadores con tintes rojiblancos de cracks. En mis camis del Atleti, que son unas cuántas, tengo un 10 por quién imaginas en una falsa de puma de finales de los 80, el resto no cuentan con dorsal alguno. Hasta que en el 2013 sucedió un partido histórico, por el rival, competición y momento. Fue la final de la Copa de la Rey del 2013 por varios motivos que no puedo contar y por lo que supuso esa victoria. Me compré la rojiblanca con el emblema la Copa y la impresión del choque en el pecho. No contento con ello pretendí darme un homenaje y ponerme un número, la eleción fue fácil el '14' , varios motivos me incitaron a ello. No satisfecho del todo, aposté por un nombre y eso también lo tuve claro, elegí a alguien que me representa y que por muchos motivos me veo reflejado. Gabi fue el nombre que me puse, un nombre de un canterano que se hizo hombre lejos del Calderón para volver a su casa y ganar título tras título hasta hacer común una visita al menos por año.

Ahora vuelve otro de mis ídolos, él llevo el nueve durante muchos años en su casa, y me alegro que muchos niños puedan desempolvar esas rojiblancas con el '9' aunque ahora luzca un uno delante. Y sinceramente amigo Ennio, por todo lo que cuentas en tu blog, quizá ha llegado ese momento en el cuás te puedes auto regalar esa rojiblanca con el '19' con ese nombre que en su momento quisiste tener.

Un abrazo rojibalnco enorme. Imperdible siempre.

Fernando A

Javier Garcia 4 ene. 2015 17:35:00

Que asi sea y vuelvas tan fuerte, sobrio y a la vez con ese cierto romanticismo que en mi opinion nos hace emocionarnos con lo que la gent

magerit 5 ene. 2015 4:05:00

Que el blog no desaparezca es una gran noticia, Esto significa que no perdemos de forma definitiva el placer de disfrutar periodismo en estado puro.

Muchas gracias por todo lo que nos has dado.

Juan 6 ene. 2015 18:03:00



Las decisiones que toma uno en temas como éste, son sagradas. Máximo respeto, pues.

Yo también celebro que de vez en cuando te pases por aquí. Ojalá sea casi siempre que haya partido ...pero si son las menos, se entenderá igualmente. De entrada, me parece muy sano que lo hagas cuando te plazca y salga.

Por si sirve de algo, y a modo de reflexión, espacios como éste (y algún otro), origina que algunos no gastemos el eurillo en la prensa madridista (mal llamada deportiva), cuando juega el Atleti. La suerte en este último punto, es que, por ejemplo, a Iñako, se le lee sin problema en la red. Y financiar a Florentino, como que da cosa.

A 24 horas del derby, recuerdo especialmente un tuit de cuando jugamos la Supercopa o en Liga contra el RM, y en donde expresabas la pereza que te daba jugar contra éstos por cómo calentaban el partido. En mi caso, he de reconocer que aunque me identifiqué con aquel tuit tuyopor la proximidad del partido e-e imagino la cercanía también de Lisboa, y lo que aquello desencadenó en medios-, lo cierto es que noto cómo desde que está el Cholo, no voy a ver el partido como si fuera un perrillo apaleado. Ahora, voy al campo al trote. O al galope incluso. Con ganas.

Y sinceramente, sabiendo que mañana se vana sumar los 4000 chavales y no tan chavales del fondo, con más ganas. A mí es que me gusta mucho eso de los cánticos (los que animan al Atleti, exclusivamente, quede claro.) Un abrazo y Feliz Año.