Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Aspirinas



Cuando uno tenía formalmente esa edad a la que Peter Pan se agarra con fruicción, recuerdo que los nombres de los equipos de fútbol tenían en mí un efecto impactante. Especialmente en el caso los de los equipos extranjeros y especialmente en el de los británicos: Notthingham Forest, Tottenham Hostpurs, West Bronwich Albion,… Lo equipos alemanes eran otra cosa. Difíciles. Ásperos. Todos me sonaban igual y sólo conseguía recodar los que eran del tipo “Bayer algo”. Pero el paso de los años rebaja la intensidad de los sabores, el listón de los deseos y por el camino uno descubre que en realidad no existían tantos “Bayers”. La explicación es sencilla si hablas alemán pero ni era ni es el caso. Bayern, con n al final, es en alemán la región germana que en castellano se conoce como Baviera. Esa es la razón por la que aparece en el nombre de muchos equipos de la zona. Bayer sin n, desde que en 1996 el Bayer Uerdingen pasó a llamarse KFC Uerdingen, sólo existe uno y juega en Leverkusen.



Bayer es una potente multinacional alemana de química y farmacia, fundada por Friedrich Bayer en 1863 y que a pesar de un episodio negro durante los años en torno a la segunda guerra mundial, en los que el gigante teutón colaboró codo con codo con el nazismo, es mundialmente conocida por ser los primeros que comercializaron la variante de Ácido Acetil Salicílico que conocemos como aspirina. Ese mítico logotipo que todos llevamos incrustados en la memoria colectiva, una cruz con dos BAYER perpendiculares que comparten la letra Y, aparece hoy iluminando el cielo de Leverkusen, lugar en el que está fijado el centro de operaciones de la multinacional, mostrando así la vinculación de la marca con la propia ciudad. Dicen que es el anuncio luminoso de estas características más grande del mundo.



Pero Leverkusen ya era el centro de operaciones de la compañía el 27 de Noviembre de 1903, fecha en la que un tal Wilhelm Hauschild, trabajador de la misma, decidió colgar en el tablón de anuncios una carta que había escrito dirigida a la dirección y en la que solicitaba la financiación para crear una asociación deportiva dentro de la empresa. Con el paso de los meses la dirección accedería a patrocinar la iniciativa y así nacería el 1 de Julio de 1904 lo que se conoció como Turn-und Spielverein Bayer 04 Leverkusen. Pero sería dos años más tarde, en 1906, cuando se crearía dentro del mismo club un departamento específico e independiente del resto de disciplinas deportivas que regulara el fútbol. Decisión que ya entonces no fue del agrado de los gimnastas, la elite dentro del club,  que consideraban al fútbol como secundario y menos honorable. La tensión fue creciendo hasta el punto de provocar bastantes años más tarde, en 1928, la inevitable escisión de la sección balompédica (pero arrastrando otras como el balonmano o el Atletismo) y fundándose el Sportvereinigung Bayer 04 Leverkusen o SV Bayer 04 Leverkusen como se conoce tradicionalmente, que además se quedó con los colores rojo y negro que portaban el club madre.



El escudo de la institución tiene lógicamente la famosa cruz de Bayer que empezaron a usar en 1936 y que durante muchos años han lucido también las camisetas del equipo. Curiosamente este hecho provocó un pequeño litigio con la UEFA dado que la asociación europea de fútbol profesional no permite usar marcas comerciales en los nombres de los equipos que disputan sus competiciones (por ejemplo no permite que el Red Bull Salzburg se pueda llamar así en Europa). Afortunadamente, los capos peseteros de la UEFA decidieron hacer una excepción con equipos que tienen marcas comerciales históricamente ligadas a la trayectoria del equipo como el Bayer (o el PSV Eindhoven).



El Bayer es un equipo que tiene un estatus algo particular dentro del fútbol alemán al ser considerado por muchos como un equipo sin alma, plano y demasiado ligado a la “teta” del emporio Bayer. Siempre se ha vendido institucionalmente una cierta imagen de serenidad y de equipo para la “familia feliz” poniendo distancia con la aparente violencia y rudeza consustancial al fútbol (aunque también tienen su grupo ultra como todo el mundo). Esta particularidad lo alejaba, a ojos de la mayoría, del tipo de equipo tradicional vinculado con las clases populares. Es por ello que no tiene una base muy amplia de aficionados (de hecho es de los equipos con menos aficionados de la Bundesliga) pero los que tiene, en contraposición a todo lo anterior, son bastante fieles, orgullosos de los orígenes del equipo (me contaron que se autodefinen cariñosamente como Pillendreher, que es en alemán algo así como “boticario” o “farmacéutico”) y suelen llenar el pequeño estadio de Leverkusen cada vez que juega su equipo.



Aunque tiene su origen a principios de siglo, el Bayer no ha sido un equipo que tradicionalmente estuviese a la cabeza del fútbol alemán. Su historia se encuadra durante mucho tiempo en torneos regionales de la zona de Colonia y de hecho no consigue debutar en la máxima competición profesional (Bundesliga) hasta 1978. Es a partir de los años 80 cuando se consolida en la máxima división, transformándose cada vez más en un club importante. Aun así, todavía no ha sido capaz de ganar un título de liga (aunque ha estado a punto varias veces) y su mayor éxito local es la copa de Alemania en 1993. Es en el panorama europeo donde aparecen los grandes recuerdos del aficionado al Bayer que además son también bastante conocidos en España. El mayor de todos fue la copa de la UEFA que ganó en 1988 frente al Español de Clemente. La final era entonces a doble partido y los Periquitos había vencido en Sarriá por un contundente 3-0 que dejaba las cosas niqueladas. Clemente, genio y figura, diseñó para la vuelta en Leverkusen un partido de ultra defensivo que sin embargo no pudo parar a unos alemanes desatados que, sin nada que perder, empataron la eliminatoria y la llevaron a los penaltis donde tristemente derrotaron al Español. El otro “éxito” internacional es la final de la Champions que perdieron en 2002 frente al Real Madrid.



Ese es el equipo contra el que se juega el Atleti el pase de Champions. Sé que lamentablemente existe una tendencia en el periodismo de cloaca por desprestigiar con soberbia y petulancia los equipos rivales que no vienen avalados por la chequera pero haríamos muy mal en seguir ese estilo tan zafio y ramplón. Primero porque somos el Atleti y segundo porque este mismo Bayer Leverkusen fue el que nos echó de la Europa League en 2010. En esa plantilla jugaban unos tales: Raúl García, Mario Suárez, Tiago,…Simao, Forlán y Agüero. ¿Les suenan?

3 comments

Juan 25 feb. 2015 0:57:00

He visto de refilón tu tuit anunciando entrada a media tarde, y aunque el curro me tiene frito, me he dicho "no me acuesto sin leerlo".

Una buena lección de Historia, Ennio.

A ver qué tal mañana. Salgo en menos de 5 horas para Alicante con un colega (vikingo eh… pero un enamorado del fútbol. Y además le mola el Atleti. Se ha hecho socio y todo para pillar la entrada -15 euros. Otro mundo aquello.-… Cosas de la vida.)

Yo soy siempre de los prudentes. Espero de hecho encontrar serias dificultades. El año pasado lo viví en Milan. Los primeros 45 minutos fueron jodidos. Creo que tiraron tres al palo. Desde Matrix, como de costumbre, se vendió que aquello era un geriátrico, pero la ida fue dura. Luego por cierto, y pese a que hayan existidos algunas altas/bajas, los de la galaxia perdieron con el Milan 2-4 al inicio de 2015. Pero bueno, era amistoso, el Milan ya era el Milan, y no cuenta, claro…

En fin, a lo nuestro, y a ver si llega Arda.

Un abrazo (muy de acuerdo con tu anterior entrada)

magerit 25 feb. 2015 2:54:00

Muchas gracias por devolvernos estas magníficas crónicas pre-partido internacional, personalmente las añoraba mucho, es un gustazo leer una crónica con la calidad que nos tienes acostumbrados y además ilustrarnos con la historia de nuestros rivales.

En cuanto al partido, lo espero con muchas ilusión y mucho respeto, no va ha ser fácil y sino que le pregunten a Clemente acerca de la profesionalidad de este equipo.

Saludos

Anónimo 25 feb. 2015 15:49:00

Como me alegra abrir este blog y ver que ESTAS. Como muy bien dices quien piense que va ha ser fácil se equivoca y más siendo Atlético aunque hace ya mucho tiempo que cada vez nos sorprende menos para mal y lo normal es que salga a por todas y eso tiene su recompensa. Orgulloso de nuestros jugadores , del club y de todos los buenos aficionados que tiene éste equipo. AÚPATLETI coño !!!!