Noche de máscaras (At. Madrid - Almería)

Dice un conocido proverbio Árabe que la primera vez que me engañes la culpa será tuya pero la segunda vez, será mía. El partido de hoy es engañoso, como parece que lo tiene que ser todo en el atleti últimamente. El partido ha sido una una mentira, una careta, una ilusión pero no es desde luego la primera vez.

No quiero dar la imagen de permanente derrotismo o de ver absolutamente siempre la parte negativa de todo, incluso ganando con contundencia, pero yo he estado en el Calderón esta tarde y he visto la cara de mis correligionarios en el descanso. Íbamos 4-3 en el marcador y después de ver siete goles en cuarenta y cinco minutos esas caras no mostraban alegría ni diversión ni esperanza. Esas caras mostraban hastío, desesperanza y resignación. ¿Cómo explicarlo?

Lo malo de vivir una noche de máscaras en el interior de un fabuloso disfraz es que la noche termina, la fiesta se acaba y el disfraz en algún momento desaparece con lo que dejas de parecer quien no eres y vuelves a la cruda realidad. A los colchoneros nos suele pasar últimamente cada final de temporada, cada vez que nos eliminan de cualquier torneo que disputamos o cada vez que jugamos contra alguien que va por delante de nosotros. Mañana los periódicos hablarán de un espectacular partido con 9 goles, de que hace diez años que el atlético no mete 6 goles en su estadio o cosas así. Mañana los periódicos seguirán colgando aderezos a un disfraz que básicamente es mentira. Yo prefiero no hacer lo mismo aunque yo no soy periodista (o quizás por eso).

Me resulta cada vez más difícil escribir de fútbol sobre partidos del atlético de Madrid igual que me resulta cada vez más difícil hacerlo de forma original puesto que normalmente me suelo deleitar una y otra vez con versiones de la misma historia o del mismo y deleznable concepto de fútbol que desgraciadamente parece acompañar, Dios sabe hasta cuando, a nuestro equipo. Como otras tantas veces el equipo hoy salió enchufadísimo y a los cinco minutos íbamos ganando por 2-0. Prácticamente el 85% de los partidos que juega el atlético de Madrid lo hace marcando el primer gol. Hoy además por dos veces tras una soberbia falta ejecutada con maestría por Antonio López (de lo mejor en nuestra vilipendiada defensa a pesar de la desgracia de sufrir la excentricidad de su entrenador que tiende a colocarlo, siendo zurdo cerrado, en el lateral derecho) y de otro ejemplo de lo gran jugador y de lo inteligente que es ese crack mundial que tenemos la suerte de ver todos los domingos. No sólo nos poníamos por encima sino que el equipo contrario se quedaba con uno menos. Perfecto.

En un equipo normal con un entrenador normal esto sería suficiente para marcar el ritmo del partido, tomar la pelota, hacerla correr por el campo (y siempre por debajo de la troposfera) para desgastar la baja del equipo contrario, intentar asumir pocos riesgos jugando en campo contrario y disfrutar de la ventaja de ir por encima en el marcador. Pero claro ni somos un equipo normal (de hecho es un insulto para EQUIPOS como el Almería o el Getafe llamar al Atlético “equipo”) ni desgraciadamente tenemos un entrenador normal. Como otras tantas veces confundimos marcar el ritmo del partido con aniquilar cualquier ritmo (personalmente además me resulta patéticas las directrices que da Aguirre a los críos que hacen de recogepelotas). Como otras tantas veces nos olvidamos del balón, ese terrible enemigo, para regalárselo al contrario y como otras tantas veces el equipo se ha echado para atrás sus 20 metros de rigor. Como otras tantas veces también por tanto el equipo contrario respira, recobra la vida que no tenía, se viene arriba y nos empata. Hoy con 10 jugadores. Perfecto.

El Almería es un equipo de fútbol con 11 desconocidos que juegan como un equipo sin complejos. La prensa no deja de elogiar el juego a balón parado de este equipo pero yo lo que he envidiado de ellos esta tarde es la actitud. Con 11 con 10 y con 9 han intentado jugar e ir a por el partido. Esa actitud valiente y descarada de los equipos modernos y que nosotros no tenemos ni de lejos.

El equipo estaba descompuesto y sin ritmo tras la estupidez táctica que nos llevó al 2-2 y parecía muy difícil levantar aquello. Increíble de creer viendo la plantilla o el número de jugadores de uno y otro equipo pero era así. Sólo la suerte y un error del guardameta contrario hicieron que nos pusiésemos por delante por segunda vez. El partido ya estaba roto para entonces como resultado de las aventajadas enseñanzas de nuestro peculiar estratega.

Aguirre, haciendo gala de su proverbial valentía decía esta semana a quien le quisiese escuchar de entre sus amigos de la prensa que habían estado trabajando la forma de contrarrestar el juego táctico del Almería (añoro los tiempos en los que decíamos que era el rival quien tenía que preocuparse de nosotros) pero la realidad, como casi todo lo que entrena Aguirre, es que salió justo al contrario. 3-3. Aun así el destino estaba hoy con nosotros y como si tuviésemos pocas cosas a favor, un nuevo jugador del Almería era expulsado (desde mi punto de vista de forma justa) poco antes de que Simao culminara un excelente pase de Raul García para volver a ponernos por delante por tercera vez en el partido.

La segunda parte, de la que hablarán los periodistas, no tuvo historia. 9 jugadores fundidos contra 11 entre los que estaban Forlán, Kun, Simao, Maxi,… Era evidente lo que tenía que pasar pero los jugadores del Almería en ningún momento dieron lástima ni dejaron de pelear. Al contrario, lo intentaron todo. Chapeu por ellos y mucha suerte.

Si destacaría algunas cosas en el camino. El excelente estado de forma del Kun, la ejecución táctica de Aguirre que con 9 jugadores en el equipo contrario no quito ni un defensa ni un medio centro en todo el partido, la incomprensible estupidez de sacar al Cléber Santana con el partido resuelto y la igualmente incomprensible decisión de dejar los 90 minutos a nuestra estrellas aumentando sus posibilidades de tarjeta o lesión. A lo mejor es que faltaba en bufón a la comedia.

Lo dicho, una noche de máscaras.

8 comments

isabel 7 abr. 2008 0:22:00

¿A cuantos equipos les han remontado un 2-0?
En esta temporada, al Atleti ya se lo han hecho cuatro veces, además en casa, y esta última, contando con un jugador de más. Si esto ocurre con tanta frecuencia es porque algo va mal y ese mal yo creo que está en el banquillo.
Nadie está libre de cometer errores, lo malo es que Aguirre lo hace con pertinaz reiteración.

fueradelcalderon 7 abr. 2008 19:39:00

Se van a enterar.

Durante tres partidos consecutivos la afición se ha congregado en las inmediaciones de la puerta 0. Teniendo en cuenta la situación social de nuestro club es todo un logro que aún queden rojiblancos valientes y decididos, capaces de cantar a los cuatro vientos que nuestros dirigentes se apropiaron de nuestro equipo ilegalmente y mediante estafa.

Aún así, todavía son muchos los que no tienen claro el porqué de nuestras protestas y consideran que la familia Gil y Enrique Cerezo son los legítimos propietarios del club y su gestión es espléndida.

Por eso, junto con las convocatorias de la puerta 0, es necesario iniciar otra campaña. En esta, todos los atléticos de verdad pueden participar, incluso aquellos que no pueden ir a gritar a la puerta 0. Se trata de tomar los foros atléticos de internet, en especial, los de Marca, As y Mundo Deportivo.

Hay que darse de alta en ellos e informar a la gente de que nuestra directiva está condenada por apropiación indebida y estafa, la venta del Calderón no es cristalina ni necesaria y la empresa que se beneficiará, Sociedad Inmobiliaria, no es el Atlético de Madrid SAD sino un conjunto de empresas afines a la familia Gil. Hay que hacer ver a la gente que atravesamos la peor situación deportiva de nuestra historia y que en veinte años, la familia Gil y Enrique Cerezo han conseguido endeudarnos hasta alcanzar los casi 400 millones de euros.

Debemos conseguir que todos los lectores de estos periódicos deportivos se enteren de nuestra realidad para que dejen de vernos como bichos raros y se unan a las protestas en la defensa de nuestro club. Hay que hacerlo con estilo, evitando la descalificación y el insulto; hay que participar en todas las noticias rojiblancas que publiquen dichos medios en internet, con la fuerza de la palabra, educada e informada, no soez ni injuriosa.

Vamos, con el esfuerzo de todos.... ¡se van a enterar! Entre todos podemos salvar nuestro club, sólo es cuestión de empezar.

http://www.fueradelcalderon.tk

Billie 8 abr. 2008 20:43:00

Yo creo que la clave estuvo en el 3-2 de Simao y en la segunda expulsión. Suerte loca la nuestra. Realmente estamos lejísimos de aspirar a ser un equipo de fútbol y, aún así, somos cuartos, cómo está la liga.

Muy pocos partidos recuerdo del Atleti con empaque, esta temporada. El equipo vive del Kun, Simao y Forlán porque hasta Raúl García se ve cada día más apagado. En fin, me voy a ver el Liverpool-Arsenal, que ya toca ver algo de fútbol. Saludos.

P.D.: Aquello se va cuajando, a ver si se puede poner en marcha pronto.

JOSÉ I. FERNÁNDEZ 9 abr. 2008 18:16:00

BILLIE, creo que el Atleti sí demostró empaque en varios partidos, pero de la primera vuelta.
En la segunda, quedarnos con el encuentro de Sevilla, la 2ª parte del partido ante el Barça y la de Santander...

ENNIO, soy partidario de que Aguero y Forlán jueguen hasta los minutos de la basura en el Calderón, por aquello de que veamos algo más de espectáculo que dar patadas al aire a Pablo y Perea.
Respecto a Cleber, se está siendo excesivamente duro con él. Su recibimiento fue más apropiado para Reyes, que sí ha hecho méritos para ello. Ha habido jugadores que han hecho mucho más daño que Cleber a nuestro equipo.
Sí me pareció extraordinaria la pitada que recibió el día del Barça. Pero aquel día se mandaba un mensaje: ovación atronadora a Camacho (queremos cantera); pitada descomunal a Cleber (no queremos medianías de fuera).

Un abrazo!!

Ennio Sotanaz 9 abr. 2008 20:24:00

ISABEL,

Totalmente de acuerdo. Reconforta ver que hay más gente que se da cuenta (porque siguiendo la prensa o los medios de comunicación parece que tenemos a un superdotado en el banquillo).

FUERADELCALDERON,

Me parece perfecta cualquier iniciativa pacífica y tolerante. Estoy muy harto de la penosa gestión de nuestros dirigentes (y estuve el otro día en la puerta 0) pero a veces veo en los grupos de oposición, no digo que sea el caso, un fuerte sentimiento de intolerancia a todo lo que no sea vilipendiar a los Gil. Creo que hay que diferenciar las cosas. Decir que Aguirre es un pésimo entrenador (que lo es y yo lo digo mucho) no significa que abrazas con cariño a esa cohorte de negligentes que dirige nuestro club. Seamos serios. A mi se me ha criticado muchas veces por hablar de fútbol y de como juega el equipo en lugar de tirarme al cuello de los Gil, lo cual sinceramente me parece el colmo. Mi modesta opinión es que la oposición debe abrir las puertas y respetar todas las opciones que quieran lo mejor para el atleti. Especialmente aquellas que están de acuerdo en lo esencial.


BILLIE

Estoy de acuerdo. Es lo mismo desde el principio de temporada.

La liga esta siendo pésima y sinceramente creo que con un entrenador de fútbol (no digo ya un entrenador de fútbol valiente) estaríamos peleando por ganarla o al menos soñando con hacerlo como el Villarreal. Pero claro, ¿qué se puede esperar de unos dirigentes que renuevan automáticamente al entrenador quedando en sexta posición? No se puede caer más bajo.

El liverpool-Arsenal fue un partidazo (aunque yo quería que ganara el Arsenal) pero lo que mas envidié por encima del juego o el ritmo era ver a dos equipos que sabían a lo que jugaban.

JOSÉ

Yo sin embargo creo que el equipo no ha mostrado empaque NUNCA en dos años. Cuando ha dado la sensación de ser algo más ha sido las veces que o bien alguna de nuestras estrellas estaba en estado de gracia o cuando los jugadores han pasado del entrenador y se han dedicado a intentar ganar el partido por lo civil o lo criminal. Fíjate que los mejores elogios a nuestro equipo han venido casi siempre en partidos rotos.

En circunstancias normales yo también soy de los que quiere ver a los buenos jugadores todo el tiempo pero teniendo en cuenta que nuestro "equipo" no es tal y que nuestra única baza pasa por que alguno de estos jugadores recoja un balón desde la troposfera para crear algo de la nada, me parece jugar a la ruleta rusa dejarlos en el campo con 6-3 en el marcador jugando contra 9.

Cléber es muy malo pero me parece lamentable que se le reciba con una gran pitada. La pitada debe ir dirigida a otros y en cualquier caso no en mitad de un partido. Yo nunca pito en el campo a los jugadores que llevan la camiseta del atleti.

¡MUCHAS GRACIAS A TODOS POR ENTRAR AQUÍ Y DEJAR VUESTRAS REFLEXIONES!

Billie 9 abr. 2008 22:04:00

Flipante el Liverpool-Arsenal. Aún así dos cosas: gran cagada del Liverpool en el segundo gol del Arsenal (me recordó al Atleti con en Athletic) y gran cagada del Arsenal con aquel ingenuo penalti en la jugada siguiente.

Me da pánico pensar que podemos enfrentarnos con nuestro equipo de barbacoa a cualquiera de estos el año que viene... la que nos puede caer.

P.D.: Ennio no sea tan modesto que tú eres grande, y mucho.

isabel 10 abr. 2008 1:40:00

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE CLÉBER


1.- Tengo la percepción que no está jugando en su sitio. Vamos que ni de coña es un pivote defensivo. Tiene toda la pinta de ser un centrocampista creativo que necesita más libertad.

2.- Excepto Motta y quizás ahora Camacho (entre ambos suman muy pocos minutos) no hemos contado con un pivote defensivo sobre el que gire el orden defensivo del equipo, si a esta circunstancia, le añadimos la táctica suicida del genio de Aguirre de poner en las bandas a delanteros auténticos (Maxi, Simao, Luís García o Reyes), en casi todos los partidos que ha jugado Cléber su zona ha estado en inferioridad numérica con respecto a los rivales.
Y además aquí quiero romper una lanza para justificar el mal juego de la mayoría de los jugadores, se pasan gran parte del partido corriendo detrás de los contrarios, haciendo una presión mal planificada y cuando tienen el balón carecen de la frescura necesaria. Por poner un ejemplo a Raúl García se le aplaudido por su bravura y valentía pero su nivel de juego ha estado muy por debajo de lo esperado.

3.- Aguirre no le ha dado confianza a Cléber, cosa lógica porque en los esquemas de este entrenador no entra la posibilidad de tocar en el medio campo. Lo suyo es el fútbol directo.

4.- Si a los argumentos expuestos le sumamos que:
Es su primer año en España y que seguramente nunca habrá jugado un fútbol tan primitivo como el que le exige Aguirre. Que ha sido elegido por esos medios “amigos” (El Mundo, El País, Marca, etcétera) como victima propicia para hacer “Sangre Atlética”.

Convengamos entonces, que Cléber no lo ha tenido fácil, y no sería malo recordar, que no hace tanto, por cosas parecidas perdimos a un pedazo de jugador como Valerón.

“La paciencia es amarga pero su fruto es dulce”.

Aunque lo verdaderamente amargo es soportar a un tipo tan simple como Aguirre haciendo tonterías mientras otros tontos le ríen las gracia todavía.

Billie 10 abr. 2008 18:36:00

Isabel tienes que pasarte por el Pobre Atleti y enviarme un e-mail, necesito contactar contigo para proponerte algo, please!