No puedo estar aquí esta noche

“No puedo estar aquí esta noche. Hay botones que coser y lujuria que habrá que hacer parecer cariño con la cara refrescada y unos labios sonrientes. Practicaré encerrado en el baño”

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Puede que dentro de unos años este bonito dicho se quede anticuado si se contabiliza a humanos como Aguirre que sin duda suben la media considerablemente. Hace un par de años el Atlético de Madrid sufría la derrota más humillante que jamas ha tenido en su propio estadio. La ejecutaba el FC Barcelona con un lamentable entrenador en el banquillo colchonero que planteó el partido, por decir algo, como solía hacer ese hombre entonces frente los equipos que consideraba mejores (casi todos, por otra parte). Un planteamiento que se basaba en parar el partido desde el primer segundo con cualquier recurso posible, tuviese o no que ver con el fútbol, reducir el ritmo todo lo posible, olvidarse del balón, encerrarse en su área y dejar pasar el tiempo. Entonces el FC Barcelona nos pasó por encima. El mismo planteamiento se utilizó con otros grandes R. Madrid, Sevilla, Villarreal, Valencia,... y con todos perdimos pero lo del Barça fue mucho más humillante. Como es lógico el suicidio de salir al campo con esas ideas en la cabeza frente a uno de los pocos equipos que apostaban entonces por llevar sin especulación el peso del partido, que basaban su éxito en el balón y en definitiva que mejor jugaban entonces al fútbol pasó factura. Dos años después ha ocurrido exactamente lo mismo. Hemos sufrido la derrota más humillante que el Barcelona nos ha endosado nunca en su casa y lo hemos hecho con el mismo señor en nuestro banquillo y con una táctica similar por parte del susodicho. Las frases de mañana serán que sólo son tres puntos, que es un borrón, que no pasa nada, que hay que tener tranquilidad, que simplemente han sido fallos en defensa,... No sé a ustedes pero a mi me da vergüenza. ¡Ya está bien! Me da vergüenza que sea tan habitual sufrir goleadas de este tipo y me da vergüenza que no pase nada. Me da vergüenza que alguien que se supone defiende mi club diga y piense que perder 6-1 sólo son tres puntos. Fue entonces, tras esa primera humillación de hace dos años, cuando según algunos Fernando Torres tomo la decisión de dejar el atlético. No sé lo que estarán pensando los jugadores esta noche pero a mí, como atlético, me resulta muy duro ser seguidor de un equipo que recibe seis goles en su estadio y dos temporadas después recibe otros seis en campo contrario.

Se me hace tremendamente complicado también resumir el partido de hoy porque un partido de fútbol en el que a los diez minutos un equipo ya va ganando 3-0 no puede ser considerado un partido de fútbol. Lo de hoy puede ser considerado una lección, un soberbio correctivo, una violenta bofetada o la constatación de que la mejor forma de saltar a un campo es precisamente para jugar y no para especular pero nunca puede ser considerado un partido de fútbol. Si merece la pena hacer algún análisis de esta pesadilla este se reduce a los 30 primeros segundos de partido. Un equipo salió al campo (supongo que tras la consiguiente labor de concienciación por parte de su entrenador) pensando que jugaba ante un rival contra el que no se podía fallar, que había que poner velocidad, marcar el ritmo, mirar la portería contraria y sobre todo tener el balón. El otro equipo salió al campo (supongo que tras la consiguiente labor de concienciación por parte de su entrenador) con la consigna de olvidarse del balón, del fútbol, pensando lento, actuando lento, con la especulación en la mente, pensando en echarse atrás a ver que pasa y esperando que pasase el tiempo. A los tres minutos el en
ésimo córner mal defendido por el atleti ponía el primer gol en el marcador. El atleti no ha ganado nunca esta temporada cuando recibe el primer gol. Desde que está Aguirre esto es una constante: si el contrario marca primero no se gana el partido. Rara vez ha ocurrido. La razón no es estadística sino que responde a una razón evidente. El atlético de madrid de Aguirre ni sabe, ni quiere, ni puede crear fútbol. Vive de los errores del contrario y del talento individual de sus estrellas y así es muy difícil no hacer el ridículo en algún momento. Supongo que los jugadores, que no son tontos, estaban pensando en esto cuando otro error de la defensa provocaba un penalty. Minuto 6. El equipo seguía roto y ya se dedicaba a achicar agua a base de pelotazos y faltas. En una de estas faltas al borde del área los jugadores sin esquema, sin voluntad, sin mentalidad, sin fútbol y sin recursos supongo seguirían pensando en lo que se les venía encima y por eso no se preocuparon de colocarse delante de Messi para que no nos metiera el gol más tonto de la liga. Minuto 9 y 3-0. ¿Qué quieren que les diga?

“No podemos estar aquí esta noche. Este camarero está cansado de librar una guerra de desgaste así que paga el café y lo tomaremos para llevar”

El año pasado la justificación oficial en los medios oficiales para analizar el esperpento que fue el juego del atlético de madrid se basaba en que los centrales eran malos (todos) y todo el patetismo y mediocridad del juego atlético quedó justificado por los fallos en defensa. Este verano fichamos dos centrales de nivel máximo. Es difícil encontrar un equipo con mejores centrales que los nuestros (Ufjalusi, Heitinga, Perea y Pablo), todos internacionales, pero hoy nuevamente han aparecido los mismos fallos en defensa e siempre. Yo ya no voy a seguir con esta farsa por más tiempo: los fallos en defensa son fallos del sistema defensivo y no de los defensas. Defender un córner, o un contrataque o un ataque estático es labor del entrenador y el nuestro es muy malo.

Salir al campo con un centro del campo formado por Raúl García y Conseiçao, jugadores que el 80% de los pases que dan son horizontales o hacía su propio campo, es toda una declaración intenciones. Si renuncias a crear juego con empate a cero en el marcador con tres goles por debajo, ochenta minutos por delante y los mismos jugadores la perspectiva es desoladora, aunque el resultado final ha sido más desolador todavía. Frente a un equipo incapaz de trenzar una jugada que no partiese de un pelotazo desde la frontal del área, un Barcelona enchufadísimo y engrandecido en su concepto del fútbol nos ha dado una lección de lo que hay que hacer jugando por encima en el marcador. Con un gol por encima y también con cinco ha seguido teniendo el balón, presionando arriba y jugando en campo contrario. Es decir, ha seguido jugando igual. Es decir, lo que nunca hace Aguirre.

Si, Maxi metió un gol pero ellos metieron otros dos antes del descanso. Por cierto, que Maxi se lesionó en el disparo. ¿Será simplemente mala suerte la multitud de lesiones musculares que tiene este equipo (y no sólo esta temporada)? Yo creo que no.

La segunda parte fue de esas que le gustan a Aguirre, no pasó nada. Bueno si, un magnífico gol de Henry, otro al que hemos resucitado. Este equipo forjado en el espíritu mediocre y reservón no tiene ni orgullo ni dignidad. Se habían rendido mucho tiempo antes así que se dedicaron a corretear humillados por el césped mientras su entrenador se mantenía de pie en la banda haciendo lo que mejor sabe hacer: aparentar.

Llevo dos años escribiendo después de cada partido del Atlético de Madrid. Muchas veces lo he hecho enfadado o indignado pero lo de hoy es distinto. Estoy harto, cansado y tengo la sensación de estar haciendo el imbécil fundamentalmente porque este no es mi equipo. En mi Atleti mañana pasarían cosas y mañana no va a pasar nada. En mi Atleti no dejarían que un entrenador de segunda fila permaneciera tres años desarrollando una labor pésima e instituyendo un discurso mediocre y cínico ni que un aprendiz de filibustero dirigiese la dirección deportiva. Mi equipo hubiese salido en la segunda parte dolido y su entrenador pondría su cargo a disposición de la directiva pero esto es una mala copia del equipo del que yo me hizo aficionado.

Decía Luis Aragonés, más atlético que cualquiera de los que hoy se supone que defienden mis colores, que la copa de la UEFA es la gran mentira. Se refería a que esa competición europea, que jugarla aparentemente es un premio, se transforma en un problema para equipos pequeños sin recursos y que al final acaban pasándolo mal en su verdadera competición, la liga. El atleti no es un equipo pequeño pero Aguirre y Pitarch se empeñan en considerarlo así y ya han convencido a todo el mundo de ello. Por eso tenemos una plantilla corta y descompensada, mal preparada físicamente y mal preparada técnicamente que es muy dudoso pueda aguantar con dignidad tres competiciones. ¿No será la Champions la gran mentira?

“No puedo estar aquí esta noche. Hay sabanas que doblar y amor que ser pulido, abrillantado y almacenado detrás del cristal de la memoria. Lo recogeremos cuando nos sintamos solos.”


I Can’t stand Here Tonight” (Eef Barzelay)
Clem Snide - You were a Diamond (Tractor Beam/1998)

11 comments

cristo 5 oct. 2008 19:21:00

ERRAR ES HUMANO, PERO PERSEVERAR EN EL ERROR ES DIABÓLICO.
(La frase se le ocurrió a un tal Séneca, creo que después de conocer a un antepasado de Javier Aguirre)

JOSÉ I. FERNÁNDEZ 6 oct. 2008 10:53:00

Pues todavía hay quienes critican a Aguirre por salir al Camp Nou con un esquema ofensivo…
Raúl García y “Conseiçao”… creo que te confundes de brasileño, éste le costó al Madrid 4.000 millones en una de las mejores operaciones de Lendoiro. El nuestro, Assunçao, vino gratis.
Gente como De las Cuevas o Banega debieron jugar de inicio. Pero ahora hay poco más. Falta de planificación de la plantilla, sí, pero es el tercer año en el que sólo tenemos tres delanteros…
De todas formas, creo que en esta ocasión poco pudo hacer Aguirre y su planteamiento cuando ya perdía en el minuto 3. Creo que Ujfalusi estuvo desastroso, le burlaron como a un niño y no como al central que parecía ser.

Sin embargo, tienes toda la razón en que es vergonzoso e injustificable perder, no en dos años, sino en 16 meses, dos veces por seis goles. Y en ambos casos con Aguirre en el banco…
Pero es también el corte de entrenador que llevamos padeciendo los últimos años.

Un saludo resignado…

Billie 6 oct. 2008 15:19:00

Aguirre sigue en el Atleti porque es el entrenador idóneo. Dice todo lo que la directiva quiere que diga y entretiene a la prensa sin decir nada. No es concebible decir que la culpa es tuya y no hacer nada al respecto, en el campo, apenas interactuó con los jugadores, de verdad, me costó hacerle una foto.

Aún así, es que falta sentiemiento rojiblanco en el equipo. Salvo un conato de Raúl García, tras el cuarto gol del Barça, de entonar a los jugadores, el resto nada de nada.

Hasta el extremo de pedir cuartelillo a los culés con miradas complices... un drama. De verdad, inconcebible.

Lo peor es que el equipo será ovacionado contra el Madrid, no creas, y si hay un pito ya estará Aguirre para pararlo con su pecho... total, no lo van a echar, ¿a quién van encontrar mejor que él? Saludos.

P.D.: Hemos puesto en marcha una nueva sección en PA: controversias rojiblancas, aunque no ha sido recibida con mucho éxito, de momento.

Ennio Sotanaz 6 oct. 2008 17:08:00

Cristo, así es. Los fallos se perdonan pero cuando ves que el error es sistemático y que encima el culpable se enfrenta al mundo con soberbia y cinismo haciendo creer que todos somos imbéciles menos él, el error se transforma en osadía y en desprecio. Es muy lamentable lo mires por donde lo mires.

Jose i, ni un pero a lo que dices. Simplemente, como matiz, que efectivamente a los 3 minutos con 2-0 poco puedes cambiar la táctica pero es que ya la había cagado antes en todo lo demás y la siguió cagando después siendo incapaz de transmitir nada, agachando la cabeza y haciendo el ridículo.

Billie, debió ser espantoso vivir aquello en vivo. Yo viví la otra goleada en el Calderón pero estaba rodeado de colchoneros que siempre es más llevadero. Padecerlo en el Nou Camp debió ser espeluznante. Es exactamente lo que dices, el entrenador perfecto para la directiva que tenemos. En realidad llevan buscando ese tipo de entrenador desde hace mucho tiempo, un tipo agradecido, de corte peleón y modesto y sin mucha capacidad de reproche a quien le ha dado la oportunidad de entrenar a un grande. Así nos va. Yo hace tiempo dije que prefería no clasificarme para la Champions si me aseguraban que Aguirre no seguía. No lo dije por odio ni por pasión, lo dije porque estoy convencido de que seguir con esta farsa es engordar para morir. No tiene ningún futuro por más que la prensa lo quiera tapar y por más que tanto y tanto colchonero abducido pretendan creer.

Y efectivamente falta sentimiento pero eso es algo que nunca vamos a volver a tener. A mi me duele ver en el Calderón como los jugadores son incapaces de dirigirse al público cuando acaba el partido (como se ha hecho toda la vida) o como son incapaces de presionar al árbitro cuando el equipo contrario está perdiendo el tiempo pero ese es el fútbol que ha creado la publicidad y el circo mediático. Funcionarios del fútbol con tanto apego como el que pueda tener yo por la empresa que me paga. Las muestras de amor a los colores van a ser cada vez menores como bien se encargó Fernando Torres de demostrar. Ahora, en el mejor de los casos, los equipos están compuestos por profesionales. Por eso la mentalidad, la tensión y el compromiso con el equipo son cosas que no se tienen pero se deben exigir y por eso también se entrenan y está entre las funciones del entrenador. Olvídate del sentimiento en los jugadores porque si. Es más, a la afición ya hasta le da igual. Si la afición del atlético de Madrid, con lo que ha sido, es capaz de recibir como a un héroe a un jugador que ha dicho que se va del atleti al Liverpool “para mejorar” me parece que ya vale cualquier cosa. ¿Cómo puede pensar un aficionado colchonero que existe algún equipo mejor que el nuestro?

cristo 6 oct. 2008 21:53:00

SI HAS CONSTRUIDO UN CASTILLO EN EL AIRE, NO HAS PERDIDO EL TIEMPO, ES ALLÍ DONDE DEBERÍA ESTAR. AHORA TIENES QUE CONSTRUIR LOS CIMIENTOS DEBAJO DE ÉL.( Bernard Shaw )
Ennio, no creo que el problema sea el hecho puntual de no reaccionar a un 3-0 a los 8 minutos.Es algo mucho más profundo.
Sinceramente creo que tenemos una buena plantilla, pero con Aguirre en el banquillo es muy improbable que lleguemos a ser campeones de nada, pero todavía es mucho más difícil que podamos ver un fútbol creativo por muchos nuevos fichajes que pongan a su disposición.
La imagen que quedará en Europa del Atleti es la que vemos cada semana: Una banda mal organizada que corre sin ton ni son. En la época de Manzano y Ferrando, Pablo y Perea eran considerados los mejores defensas de la Liga., un seguro de vida. ¿Se les ha olvidado en unos años todo lo que sabían?. Ya empezamos a cuestionar a Heitinga y Ufaljusi. Es que nadie se da cuenta de que tenemos al peor entrenador del fútbol profesional incluyendo al del barrilete cósmico. Que miren un plano general del partido del Barça y verán 20 metros de distancia entre los centrocampistas y los defensas. Somos el peor equipo que ejecuta la presión. No tenemos ensayado ni un solo movimiento de ataque, nadie amaga un desmarque para crear espacios para que puedan aprovecharlos los de la segunda línea. Nada de nada, sólo la tremenda calidad del Kun y Forlán que reciben un melón y ellos lo convierten en gol.
La mejor manera de frenar al Barça es quitándole la pelota y este zoquete la desprecia: Banega al banquillo y a De las Cuevas lo arrincona en una banda. Así las cosas, el futuro es este; en Champions llegar como mucho a cuartos y en Liga luchar por la sexta plaza o clasificarnos para la Intertoto.
Este no da para más, y lo peor es que los directivos están encantados con él, y mientras tanto, El Aleti seguirá arando con estos bueyes, que cada vez son más burros.

Ennio Sotanaz 6 oct. 2008 22:45:00

Cristo, no quito ni una coma. Absolutamente de acuerdo. Llevo muchos (demasiados) post diciendo prácticamente lo mismo.
Saludos,

Billie 7 oct. 2008 20:37:00

Sí, la afición es, en gran medida, la culpable. La afición nacida del bienio en el infierno. Aquellos partidos de segunda eran infumables... gente aplaudiéndolo todo, los patadones de Santi, los resbalones de Kiko... así se forjó este Atleti; aunque venía con rejón de muerte desde el 87.

Con lo de Torres, no sé, era el único motivo para ir al Calderón. En el fondo creo que alguien le dictó aquella rueda de prensa.

Ennio Sotanaz 8 oct. 2008 13:37:00

Billie, si es así que lo diga. Torres no ha dicho una sóla palabra mala de la directiva, ni del club actual ni del entrenador ni de nadie.

Yo en el fondo también quiero creer que se fue porque se veía impotente y no podía soportar ver al equipo (su equipo) como estaba y en manos de quien estaba pero ni sus actos ni sus palabras me dan motivos para pensar así.

Billie 11 oct. 2008 12:00:00

Ostras, he perdido un enlace del jefe de prensa del Atleti refiriéndose a aquella comparecencia de Torres. Quise hacer un post, ahora no encuentro ni el artículo.

A parte de eso, están sus continuas menciones al bien del Atleti, su bandera con el escudo en el autobús pero sobre todo... su trayectoria.

Nadie duda de lo mucho que los Kiko, Simeone o Caminero... son del Atleti y todo el mundo duda de Torres. Mira Luis, también las ha hechos gordas y oirle hablar ahora del Atleti es casi imposible. Ahora sólo es accionista del Espanyol, según de él, y de ningún otro equipo. Y nadie duda de él.

Es que este Atleti, hace que los atléticos tengan que irse. Saludos.

Ennio Sotanaz 12 oct. 2008 19:13:00

Billie, Torres fue un gran profesional al que como profesional no le pongo un solo pero. El problema es que Torres, al menos para mi, era algo más que un jugador de fútbol. Era la prueba de que tipos como tú o como yo tenemos sitio en este podrido mundo del fútbol. Era alguien que tenía a toda la prensa en contra simplemente porque no hacían lo que ellos decían que tenía que hacer. Cuando Torres era jugador atlético yo el lunes no necesitaba armarme de valor para gritar a los cuatro vientos que era colchonero porque había alguien en el césped demostrándole al mundo lo que significaba ser del atlético de Madrid. Cuando él vestía nuestro escudo ni se me pasó por la cabeza escribir un blog o entrar en ningún foro (más que para defenderlo) porque el explicaba con hechos mucho mejor que yo todo lo que pensaba.

Pero era mentira. Me engañó. Se fue como dijo que nunca haría y además lo hizo con nocturnidad y alevosía. Yo estaba seguro de que era el mismo rumor de todos los veranos y estaba convencido que cuando compareciera en prensa sería para darme otra alegría…. pero no. Salió para decir que se marchaba y lo hizo con frialdad, alegrándose y soltando una serie de frases venenosas que todavía tengo clavadas en el corazón. Al día siguiente escribí el primer post de mi blog.

Simeone o Luis Aragones nunca se fueron para “mejorar”. Les echaron pero ellos dejaron bien claro que les habían echado. Cerraban las puertas del club con los mismos dirigentes (o entrenador) pero abrían para siempre la puerta del corazón de la afición. Torres se fue con el “cariño” de su presidente. En mi corazón abrir una puerta significa cerrar la otra.

Es cierto que este atleti hace que los atléticos pensemos en largarnos (yo lo he pensado muchas veces) pero hay formas y formas. Insisto, si Torres hubiese dicho algo al respecto de la situación actual le creería pero ni dijo ni ha dicho nada. El que antes me parecía un símbolo de rectitud y honor ahora me parece el prototipo de futbolista moderno que mide sus declaraciones para que estas no afecten a su caché publicitario. Cuando habla del atleti es como si hablase del equipo de su barrio que juega en primera regional y al que le desea lo mejor ahora que él juega en la liga de los mayores. Me da asco cada vez que le escucho hablar con esa displicencia. Seguramente lo hace sin maldad pero sinceramente preferiría que no dijese nada. Mejor que hable sólo de su nuevo club de sus amores.

Ojalá algún día me trague todo esto porque conceda una rueda de prensa donde explique las “verdaderas razones” de su salida del atlético. Mientras tanto para mí las verdaderas razones son las que él mismo ha explicado y para mi es como cualquier otro profesional que ha tenido una buena trayectoria en el atleti. Se lo agradezco pero ahí acaba todo y no debería significar nada más.

Por cierto, ¿qué decía el jefe de prensa de aquella rueda de prensa? pásamelo o hazme un resumen.

Saludos,

Billie 12 oct. 2008 21:14:00

Pues, básicamente, decía que estaba de vacaciones y que le llamaron de urgencia, desde el club, para que preparase la rueda de prensa de la marcha de Torres. Él estaba acojonado porque sabía de la transcendéncia de una noticia así y de lo negativa que sería de cara a la afición pero que Torres se portó estupendamente y dijo exactamente lo que el club esperaba.

Esto lo explicaba el jefe de prensa no hace mucho, no creas, en un colegio mayor y lo posteaba un blogero pero ya no sé dónde lo leí ni dónde guardé el enlace.

Yo te entiendo y en muchas cosas me siento muy identificado pero, aún así, hay algo en mi corazón que me hace todavía amarle; no sé. Saludos.