Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Desde su madriguera


At. Madrid 1 - Villarreal 2


El Atlético de Madrid dirime un partido de carácter terminal contra si mismo, esa es la única y verdadera realidad. Una cruenta batalla entre lo mucho o poco que una vez fue y su cuestionada necesidad de seguir existiendo. Una batalla desigual en la que uno de los bandos hace tiempo que ha prescindido de sus principales baluartes contra unos advenedizos que no tienen mucho que perder en la contienda. Una batalla que el Atlético de Madrid pierde día tras día. lo que ocurre hoy por hoy en el campo de juego es en la práctica mayoría de los casos irrelevante pero esa miserable irrelevancia se disfraza cada noche desde hace varios años de un esperpéntico y sonrojante traje que destroza el corazoncito de los pobres desgraciados que seguimos soñando con volver alguna vez a aquello que hoy no existe.

El Atleti ha vuelto a dar esta noche otra lección de desidia, mal juego, mala planificación, falta de carácter, falta de personalidad, falta de calidad, falta de compromiso y hasta falta de vergüenza torera. El partido empezó, como viene siendo habitual en los últimos lustros, con un equipo (el visitante) metido en el partido y centrado en ganarlo y otro equipo (el de casa) mirando al cielo, con hastío, indolencia y falta de concentración. Durante la primera media hora de partido un saneado Villarreal nos ha dado una lección de fútbol casi sin despeinarse. Un Villarreal que aun manteniendo ese buen gusto por el fútbol que una buena planificación provoca y con una plantilla equilibrada, bien plantada y bien entrenada probablemente ha sido la peor versión de Villarreal que hemos visto en los últimos años pero que ha sido suficiente para tener el balón, el dominio del partido, el juego, la tensión, las ocasiones, las faltas recibidas y las riendas de todo durante todo el partido. Solamente el buen hacer de Asenjo bajo los palos que detuvo varias acciones de Fuster y hasta un tiro de Capdevila hizo que el marcador del Atleti siguiese con el cero.

Al equipo de castellón le bastó estar en su sitio y presionar la salida del balón colchonero para desmantelar lo que quiera que Quique hubiese preparado para este partido y que nunca sabremos. Su apuesta por un extraño esquema con Maxi y Agüero por delante de Asunçao se perdió entre la abrumadora superioridad de los de amarillo y no valió más que para que el juego rojiblanco se basase en una serie continua de pelotazos a las nubes que recuerda tiempos pasados. Pero a partir de la media hora el Villarreal se desinfló, perdió intensidad y bajo el tono físico y dejó que un Atleti, que para entonces jugaba descaradamente como un equipo pequeñísimo acumulando efectivos en su área para correr contrataques de 100m, saliese de vez en cuando hacia la portería contraria en lugar de cada uno hacia un sitio como venían haciendo hasta ese momento. Así llegó el injusto gol colchonero tras un magistral pase de Reyes entre líneas que Simao empotraba en la red y así también acababa la primera parte (no sin antes ver como Maxi se tropezaba cuando estaba sólo frente al portero).

La segunda parte de la contienda fue un calco de la primera pero con otras consecuencias más justas. Para empezar la pájara inicial de siempre se pagó como se tienen que pagar estas cosas, es decir con un gol en contra. Un pase lateral desde la izquierda en la que el balón alcanza la estratosfera cae en el área ante la pasividad de Asenjo (cada día peor en las salidas) y de un Juanito que debió pensar que era mejor no molestar a Fuster en su salto. La igualada en el marcador ponía justicia a la gélida noche.

Los dos equipos siguieron igual, el atleti haciendo el ridículo cada vez con más estruendo y el Villarreal tratando de utilizar el balón en beneficio del juego pero sin demasiada brillantez tampoco. Las ocasiones se venían sucediendo por parte del Villarreal aunque para ser justos con mucha menos mordiente y peligro que en la primera parte mientras que el Atleti seguía empeñado en engrandecer la leyenda de desechos como Varela, Perea, Juanito, Jurado, Sinama, Maxi,...

Los cambios no aportaron nada nuevo al campo, especialmente la estupidez que supone darle la oportunidad de saltar al campo a ese chico llamado Sinama, más que perder en la batalla por una aparatosa caída al Reyes reformado que junto con Asunçao fue el mejor de los colchoneros (aunque tampoco es decir mucho).

Pero pasó lo que tenía que pasar y apelando a ese carácter y concentración que ha hecho famosos a los actuales jugadores del Atleti un pase de Escudero desde la izquierda el minuto 90 es rematado por llorente con alguna parte del cuerpo marcando un gol que valía los tres puntos.

En el primer partido de liga dije que este año había que pensar en no descender y hoy sigo pensando lo mismo. Las historias de princesas que cuenta Quique al respecto de sus cuentas para alcanzar la zona noble de la tabla están muy bien pero son increíbles. Me temo que esta vez nos toca mirar para atrás primero para ver los que vienen en la clasificación y después para descubrir al bueno de Miguel Angel Gil Marín como se descojona desde su madriguera.

1 comment

Anónimo 15 dic. 2009 13:45:00

http://www.as.com/deportes/audios/entrevista-quique-sanchez-flores-larguero/csrcsrpor/20091215csrcsrdep_2/Aes/

El De la Morena insinuando que la afición tambien es responsable porque ya no somos esa afición que animo al equipo en segunda y nos hemos convertido en desidia y desanimo, es esperpentico,vergonzoso y deleznable.
Cuatro cosas le diria yo al tipo este y a su voz templada .

En fin, dejo el enlace de la entrevista a Quique por si alguno tiene tiempo...y ganas.

Un abrazo