Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Valientes




Seamos serios. El verdadero problema del club Atlético de Madrid no está en el campo. Ni siquiera está en el palco. Está en algún lugar oculto desde el que dirige su emporio mafioso. Es el dueño del legado del capo original, la cabeza de una sociedad negra que robo el club para beneficio propio y que lo lleva espoleando desde entonces para matizar, lavar, ensuciar, cubrir, distraer y cuadrar el resto de negocios oscuros. Es así y así seguirá mientras el volante lo tengan los mismos. El resto es sólo la consecuencia y por eso la carnicería que está haciendo Pitarch, por ejemplo, obedece nada más que a esa idea de perfil bajo que tan bien viene a los negocios que no conviene airear. Todo viene de lo mismo pero los que salen a jugar todos los domingos con esa camiseta son los que son y el que les dice lo que tienen que hacer es el que es.

Y no me gusta. No es el peor de los que hemos tenido (ni mucho menos) y no me gustan muchas cosas de su concepto de fútbol pero sobre todo no me gustan los entrenadores valientes que regañan a sus jugadores en la rueda de prensa. Lo tolero con fallos de disciplina e Club pero no por errores en el campo. No lo tolero se llame Mourinho o se apellide Sánchez. Además me cargan los valientes de pacotilla. Que valiente es este Quique que sale a empatar en Tesalónica, cagado en el Bernabéu, grita a los cuatro vientos el estupendo equipo que le ha hecho García Pitarch, no dice ni mu de los Cerezos pero despotrica en público de los jugadores y tira a Domínguez (precisamente) a los caballos. Que Dios me libre y me guarde de estos valientes.

Con todo ello este equipo es una farsa. Una broma pesada. Un insulto a la inteligencia y una blasfemia contra el espíritu muerto (¿congelado?) del Atlético de Madrid.

La primera parte ha sido una desastrosa interpretación de la impotencia realizada por un equipo desquiciante y desquiciado. Desquiciante porque es insoportable ver un partido de fútbol de un equipo que no sabe jugar al fútbol. Es como quitarle las muletas a un mutilado y verle correr la maratón de Nueva York. pero también es un equipo desquiciado por la valiente labor de su valiente entrenador. Los castigados de la tragedia griega eran fáciles de intuir pero hubo sorpresas. Es lo que tienen los valientes entrenadores que saben más que nadie. Domínguez fuera de la alineación (si Quique sigue mucho en este banquillo me temo que la carrera de este chicho se ha acabado) hace que Godín cambie de posición (al central izquierdo) y Perea vuelve al central. Nuevo cambio de cromos en la defensa que ya en el minuto 2 dio sus frutos. Nuevo cante de De Gea (me niego a cargar las tintas contra un tipo de 20 años que ha mantenido el espíritu de este equipo), penosa salida de la defensa y gol de Nano.

Pero había más castigados. Los dos mediocentros de los últimos partidos al banquillo (aunque Tiago estaba sancionado). Los siguientes 25 minutos después del gol fueron el auténtico horror. Incapaces de dar un pase, incapaces de crear juego, descolocados en el campo, perdidos en las individualidades (las conducciones de Reyes son exageradas pero esas cosas pasan cuando cada uno tiene que hacer la guerra por su cuenta), romos en la recuperación, espesos en la circulación,.. pero claro si la solución a nuestros problemas es volver a Raúl García apaga y vámonos. El navarro hizo lo que mejor sabe hacer: nada. Un jugador que tarda seis veranos en girarse y que su jugada favorita es el pase al central (especialmente Perea) no debería jugar nunca en este equipo pero eso ya es para mí una guerra perdida. El equipo el año pasado (y el pasado y el pasado) era una castaña (si, si,.. a pesar de los títulos) y este año, lógicamente, lo sigue siendo. No creo en los cambios milagrosos así que si no cambias nada lo normal es que sigas teniendo lo mismo.

Eso si Quique sigue con su guerras de ego particulares y para terminar de desquiciar al personal decide quitar a Assunçao cuando se llevaba media hora de partido. El mediocentro salió jurando en arameo con lo que ya tenemos otro muchacho contento en el banquillo. No sé que pecado estaba cometiendo el brasileño que no estuviesen haciendo los demás pero yo no soy entrenador y mucho menos tan valiente como Quique. A todo esto el levante encantado de la vida jugando a placer y sin recibir peligro. La única oportunidad del Atleti en todo el partido fue en el 45 de zurdazo de Forlán. Tela marinera.

La segunda parte fue más de lo mismo. Exactamente la misma bazofia. La cara de los atléticos mostraba impotencia y frustración mientras sus pies destrozaban la belleza que una vez tuvo este deporte. Pelotazos al cielo, pases en largo a nadie, despejes de puntapié,... un drama. Así que en mitad del caos Simao hace la jaimitada de la tarde sacando rápidamente una falta en tu campo y en horizontal que acaba con el balón en los pies del contrario. El Levante pilla al Atlético descolocado y como en un contrataque improvisado trenza dos pases que acaban en los pies de Caicedo para marcar un bonito gol.

El resto del partido no merece la pena ni nombrarlo.

No sé que frase grandilocuente y preciosa habrá dicho esta vez el bueno de Quique en la rueda de prensa para justificar lo injustificable y convencer a sus amigos vikingos de la prensa de tener controlada la situación pero a mí ya no me hace efecto. El crédito está agotado. No creo en este equipo (sin ser una cuestión de “pequeños retoques”)y no creo en este entrenador.

2 comments

Anónimo 5 dic. 2010 21:23:00

Wow all I can say is that you are a great writer! Where can I contact you if I want to hire you?

Ennio Sotanaz 5 dic. 2010 22:27:00

thank you for your kind words.
It's very easy: enniosotanaz@hotmail.com
regards,