Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

De vuelta en Europa

AC Milan 0 - At. Madrid 1

La Champions League es la mejor competición de clubes del mundo. Escuchamos tanto hablar de ella, muchas veces de forma despectiva respecto a sus participantes, casi siempre en sitios de muy baja catadura, que a veces perdemos la perspectiva. Pero es exactamente así. Aquí están los 16 mejores equipos de Europa ahora mismo. Durante muchos años, casi todos para ser honestos, los colchoneros hemos tenido que ver el torneo desde la calidez de los hogares y la tranquilidad del que no se juega nada. Escondidos en la mediocridad. Con la dolorosa sensación de ser terreno destinado a otro tipo de equipos. Equipos como creemos que es el nuestro, pero equipos entre los que el nuestro no estaba. Es así. Pero fue incluso mucho peor el par de ocasiones en las que técnicamente jugamos la competición, porque lo hicimos con la misma actitud ausente, mediocre y vulgar. Con complejo de inferioridad. Cambiando el respeto por el miedo. Con el freno puesto en la pierna y la etiqueta de que aquella no era nuestra competición colgada del corazón. Lamentable. Bochornoso. Humillante. Uno recuerda aquellos momento y la ansiedad fluye por todos los orificios. Por eso tiene tanto valor lo que ha ocurrido esta noche en San Siro. Pedir el balón a toda velocidad para sacar un fuera de banda faltando veinte minutos para el final del partido y con cero a cero en el marcador. Competir de tú a tú frente a un club histórico que apelotona Copas de Europa en sus vitrinas y ganarle en un terreno de juego histórico, siendo además mejor, es una gran noticia para el Club Atlético de Madrid. Un Club Atlético de Madrid que está de vuelta en Europa.

El partido comenzó francamente bien para los colchoneros. Bien plantados, dominadores, con intensidad y dueños del balón. A los pocos segundos ya estaban pisando el área italiana con un Arda Turan con esa chispa, conocida y fascinante, que desgraciadamente fue perdiendo según avanzaba el encuentro. Así siguieron los primeros diez minutos. Jugando en campo contrario y mandando en todas las fases. Pero fue un espejismo. Como afectados por el imponente escenario (lo que para mí fue la nota más negativa del encuentro) y la imprecisión del juego en el medio campo (Mario sigue bajo de forma), el equipo empezó a desequilibrarse. Los dos de arriba se quedaban muy descolgados en la presión y los mediocentros eran incapaces, tanto de frenar al equipo contrario en defensa, como de equilibrar el equipo propio o realizar alguna transición decente en ataque. El medio campo poco a poco era propiedad del equipo de Seedorf y la banda izquierda del Atleti, supuestamente protegida por Insúa, era una especie de coladero. Llegó entonces un gran disparo de Kaká con la izquierda que se escapó por los pelos de la portería. Y el el Atleti acusó el efecto echándose más atrás. De forma excesiva y peligrosa. El Milan, aupado en el fenomenal ambiente del estadio, se venía arriba y aparecía el mejor Balotelli. Un jugador portentoso, con un potencial exagerado en los pies y una cabeza desestructurada. Pero hoy estuvo bien, sobre todo en la primera parte. Protegiendo el balón, ganando a los centrales, desequilibrando y con ese punto de genialidad capaz de romper los partidos. Llegaron dos jugadas claras de los milanistas, un nuevo disparo de Kaká tras taconazo de SuperMario y otra, la mejor, un remate de cabeza de Poli que Courtois, otra vez, sacó de forma milagrosa. Lo del portero belga ya es recurrente. Crack absoluto. El Atleti, que había desaparecido y que no recordaba al equipo que estamos acostumbrados a ver, seguía sin embargo vivo, y fue capaz de recomponerse en los últimos minutos de la primera parte en los que sin hacer nada verdaderamente relevante, al menos consiguieron equilibrar las fuerzas y llevar al Milan lejos de la portería.

La segunda parte fue otra cosa. Simeone no cambió ninguna ficha en la alineación pero sí en el esquema táctico. Colocó a Raúl García, que había jugado de segundo delantero, en una banda y dejo a Turan de enganche, consiguiendo un centro del campo con cinco jugadores que, ahora sí, consiguió ganar la partida a su rival. El dominio del juego y el tempo del partido pasó a manos del equipo madrileño, las ocasiones del Milan cesaron y empezaron a llegar acercamientos de los rojiblancos. Una chilena de Costa y algunas arrancadas en vertical, varios remates sin fortuna de Raúl García,... El Atleti empezaba a sentirse más cómodo mientras el equipo Del Diablo empezaba a acusar el esfuerzo físico. Simeone movía el banquillo metiendo a Cebolla y Adrián (dos cambios sorprendentes y que no entiendo) consciente de que estaban mejor. A diferencia de lo que hubiese ocurrido con Manzano o Aguirre, los jugadores querían jugar y ganar, así que no perdían tiempo. Jugaban. Sí, era San Siro. Sí, un empate no era tan mal resultado, pero marcar fuera de casa es fundamental en este tipo de competiciones para pasar de ronda. Y llegó el gol. Córner desde la derecha que es tocado en el primer palo para caer muy bombeado al segundo. Costa y Miranda aparecían por allí libres de marca y aunque el central lo hacía de cara, fue Costa quién con un giro de cuello espectacular imprimió una fuerza brutal al balón para llevarlo hasta la red. 0-1. Gabi pudo dejar la eliminatoria lista para sentencia cuando en el último minuto lanzó una falta al borde del área, pero no fue así. No había tiempo para más.


El 0-1 uno deja la eliminatoria abierta pero es un excelente resultado. Nos queda también la sensación del trabajo bien hecho y de que vienen quince días de relativa tranquilidad para centrarse en la liga mientras nos visita el Milan en el Calderón. Con todo lo anterior, lo más emocionante para mí es ver al Club Atlético de Madrid volver a competir en todos los terrenos. En un campo de segunda B o en San Siro. Efectivamente, el Atleti está de vuelta en Europa.  

3 comments

magerit 20 feb. 2014 2:15:00

Pues sí Don Ennio estamos en Europa, y además cumpliendo como 1º de grupo, al igual que los otros tres ganando el primer partido fuera de casa.

Impresionante el ver como con 0-0, el tiempo que perdía el Milán en el cambio de Balotelli y la rapidez conque el Atlti hacía el de Raul, estaba claro quien quería conservar el empate.

Espero que algún día el Cholo nos explique lo de Adrián y el cebolla, seguro que existe una razón para sacarlos, pero yo en mi cortedad de conocimiento, no consigo entenderlo.

Saludos

Anónimo 20 feb. 2014 3:18:00

Buenas noches Don Ennio, efectivamente lo leo y lo tengo que volver a leer porque no lo creo.

Se ha ganado en San Siro y al AC Milan. No hablo de Mendizorroza, El Madrigal, Mestalla o el Camp Nou (con todos mis repestos). Ganar en su casa al equipo italiano supone ganar a un conjunto que tiene 7 Copas de Europa (el que más nueve).

No es el Milan que vapuleó al Barça en Atenas. Vale. Pero tienen 7 Copas de Europa y es San Siro. Allí fue un Barça histórico y se llevó dos.

Queda un partido de vuelta en el cual se debe sentenciar el pase. Jugar sin miedo pero con respeto. Sin echarnos atrás y buscar dos goles que finiquiten la eliminatoria.

En mi humilde opinión me parece una victoria histórica. Gracias como siempre por escribir.

Un abrazo rojiblanco enorme.

Fernando A.

Anónimo 20 feb. 2014 15:59:00

Gran partido, gran equipo (el nuestro) y gran rival, que en la 1ra parte tiró de historia, si bien en la 2da no aguantó nuestro ritmo, como ya pasara por ejemplo en San Mamés, donde están los del bajó físico???? Precisamente solo encuentro esa explicaión a los cambios del Cebolla y Adrián (seguir dando velocidad e intensidad) en vez de Diego (claramente fuera de forma) y Villa (saliendo de una lesión)