Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Nada dura para siempre

“Lo quiero ahora, no en las promesas que vienen con el mañana. Necesito hoy vivir en sueños. Estoy harto de esas canciones que cantan los disgustos”

Hubo un tiempo en el que ir a ver un partido de fútbol en directo era vivir dos horas de algo distinto, una fiesta, un espectáculo, algo divertido. Soy abonado del atlético de madrid desde hace muchos años y nunca me he cansado de ir al estadio. Suelo quedar con varios amigos y familiares que son de esos que tampoco se pierden un partido llueve o truene. Hoy he recibido a media tarde tres llamadas de algunos de esos furibundos atléticos preguntándome si iría esta noche al estadio, una pregunta retórica tradicionalmente que hoy tenía un significado diferente porque el estado de ánimo de todos nosotros con respecto a nuestro equipo ha cambiado. Hoy no he ido al campo y tampoco lo han hecho la mayoría de las personas con las que normalmente voy al fútbol. Eso es lo que ha conseguido este entrenador, directiva, jugadores o quien quiera que sea el culpable de esta patética situación.

El mundo del fútbol evidentemente ha cambiado. Lo que antes era el grueso importante del animal, la gente que acudía al campo, ha pasado a ser un pequeña parte insignificante del poderoso monstruo que todo lo puede. Hoy la afición colchonera “divertida” y “enrollada” ni siquiera habrá seguido el partido por televisión pero mañana comprarán el MARCA y serán felices porque su equipo ha pasado la eliminatoria y el periodista “profesional” que escribirá la crónica del partido dirá tópicos como “pasa el trámite”, “objetivo cumplido”, “partido serio y funcional” o cualquier otro eufemismo que servirá para hacer felices a esa parte de la afición que compra fútbol sin verlo. Las pocas personas que se hayan tragado in situ estas dos horas de despropósito continuo soportando el frío del Calderón supongo que no serán tan felices pero eso es algo que no importa a los que dirigen este circo desde las oficinas del Calderón. A nuestro entrenador no le gusta el fútbol así que debe asumir también que a la gente que vamos al campo tampoco y que lo único que queremos es echarnos una siesta de dos horas para que al despertar el marcador refleje el resultado favorito de nuestro entrenador 0-0.

“y quiero más de lo que puedo conseguir simplemente tratando de tratar de tratar de olvidar. Te haría caminar a través de anillos de fuego para que supieses como me siento”

Era complicado para un equipo como el Orihuela plantear un partido como el de hoy. Tener que remontar un 0-1 en tu casa frente a un equipo cuyo presupuesto será unas diez veces superior no es fácil. No puedes salir al ataque en plan suicida porque cualquiera de los muchos jugadores buenos del atleti te funde en un segundo pero tampoco te puedes encerrar porque de esa manera será imposible remontar nada. Algo entre medias sería lo óptimo. Por eso, este que escribe albergaba una mínima esperanza de ver algo parecido a un partido de fútbol con un Orihuela algo más abierto de lo esperado y un atleti jugando en su casa con bastante artillería en el campo además de tener una eliminatoria bastante favorable. Craso error. El partido ha sido soporífero llegando en momentos a alcanzar las cotas de sopor con las que el atleti de Javier Aguirre ha batido records negativos. Salvo en los pocos momentos en los que el partido se rompía y aquello parecía como soltar a un grupo de bebes en una tienda de porcelanas la primera parte ha sido el típico partido del atleti frente a un equipo que está muy por debajo suyo en la clasificación o cuando nos ponemos por detrás en el marcador frente a casi cualquiera. El balón aparece sin querer en los pies de los colchoneros y estos no saben que hacer con él. Cualquier equipo, repito: cualquier equipo, lo sabe y el Orihuela no iba a ser menos. Basta presionar un poquito la sumamente espesa salida de balón de nuestro equipo para desmontar cualquier atisbo de creación. Así durante 45 minutos. Salvo por algún intento desesperado de Banega de intentar hacer algo parecido a jugar, las peleas en solitario de Forlán, los pelotazos de rigor y poco más la primera parte podría perfectamente no haber existido.

“Lo quiero ahora, no me digas que el barco está llegando. Nada viene hacia esos que esperan. El tiempo huye de la puerta a la que tú te diriges. Todas las sombras y el dolor vienen hacia ti”

La segunda parte no ha sido mucho mejor pero al menos ha tenido más ocasiones de gol, casi todas del atleti para ser justos y algo de tensión por lo incierto del resultado. El equipo ha salido algo más entonado y con un cierto espíritu de pelea y querer ganar que se ha ido diluyendo en poco tiempo ante la incapacidad del equipo para meter un gol, gol que por otro lado tampoco podría llegar desde la elaboración sino desde la jugada individual o la invocación a la diosa griega de la suerte.

Según avanzaban los minutos la gente empezaba a pensar que un gol en propia puerta de un especialista como Seitaridis sería suficiente para prolongar la agonía de los dieciseisavos de la copa del rey o para hacer aparecer muestras de miedo en los calzoncillos de jugadores y cuerpo técnico así que ese espíritu se notaba en el terreno de juego. Aguirre debió de notar también ese miedo que sumado al pánico y pavor que este hombre ya lleva de serie decidió sacar a la artillería pesada: Maxi, Maniche y Simao aparecieron en liza y hasta el Kun hubiese aparecido si la decisión técnica del estratega no lo hubiese dejado en la grada un día antes. Pero tampoco sirvió para mucho, el Orihuela se fue definitivamente arriba con lo que mientras Forlán y sobre todo Sinama se dedicaban a fallar goles el equipo levantino terminó poniendo varias veces en apuros al meta francés. Un par de manos de Coupet en las postrimerías del partido hicieron que ahora no estemos hablando de la enésima desgracia de la era Aguirre.

“Nada nunca dura para siempre, nada nunca dura para siempre”

Efectivamente nunca dura nada para siempre y esto no puede durar mucho tiempo más. La situación es insostenible y aparte de que después de tres años ya deberíamos ser conscientes de que esto es lo que hay y de que no va a haber nada más en el futuro, los protagonistas de esta historia están entrando en una fase de negación y elegía de la soberbia que no tiene más que una vía de salida que tiene bastante que ver con la autodestrucción.

Nothing lasts forever (McCulloch/Pattinson)
Echo and the Bunnymen - Evergreen (London/1997)

4 comments

Anónimo 13 nov. 2008 0:33:00

Yo he sido de de los pocos desafortunados que hoy hemos perdido dos horas de nuestras vidas (en mi caso más).
Lo de nuestro "entrenador" no tiene calificativo, no sólo no realiza su trabajo, sino que además se dedica a engañarnos. Ya lo hizo la semana pasada cambiando la alineación y el sistema de juego a última hora. Lo de hoy es peor, dando sintoma de la poca personalidad que tiene y respondiendo a las leves críticas de los medios, nos camufla una alineación con un aparente 4-4-2 pero que realmente es un nuevo y esperpéntico sistema de laboratorio que sólamente comprende él, un 4- otros 4 por el centro de medio estorbo defensivo y dos desesperados delanreros. Sin bandas y sin centro de campo creador es imposible jugar ha ese deporte que conocia como fútbol.
Los cambios que mencionas han sido realizados no por decisión técnica, sino una vez más por la cobardia del mexicano y tras una sonora queja de la poca gente del estadio, para después de 80 minutos desperdiciados "volver" al 4-4-2 ¿planreado en un principio?
Me gustaria dar las gracias al Orihuela por su profesionalidad y por intentar jugar al fútbol a pesar de sus lógicas limitaciones. ¡cuanto tendría que aprender nuestro querido azteca!
Me gustaria comunicarte, ya que dudo que salga en algín medio de comunicación, que por primera vez se ha escuchado en el Calderon eso de Aguirre ca.... fuera del calderon. Por supuesto silenciado de inmediato con sus cantos, por esa comparsa que se llama Frente Atleti.
Perdona por esta chapa pero es que estoy.....????????, bueno no se como explicarlo

Ennio Sotanaz 13 nov. 2008 10:13:00

Anónimo, me parece tan gráfico y sincero lo que cuentas que me he permitido la libertad de colgarlo en www.pobreatleti.com

Espero que no te moleste pero si es así dímelo y me encargo de retirarlo.

Poco más puedo añadir a lo que cuentas. Gracias por ello.

Anónimo 15 nov. 2008 0:12:00

Ennio te tengo que pedir disculpas doblemente,en primer lugar, por no contestarte antes para decirte que no sólo no importa que publicarás mi comentario en pobreatleti, sino que me enorgullece.
Por oto lado, siento que otros bloggeros no estuviesen de acuerdo con mi opinión y que la hicieran tuya. Gracias por contestarlos, y en cuanto me enteré yo también lo hice. Siento las molestias. Un saludo

Ennio Sotanaz 15 nov. 2008 13:49:00

Ningún problema. Me estoy acostumbrando a que la gente interprete cosas diferentes a las que digo. A veces uno lee lo que quiere leer y no lo que pone pero yo no puedo hacer nada...
Además tu opinión es tu opinión y es tan válida como la de cualquiera.
Un abrazo,