Aquel partido en una esquina de Europa...

Marbella 0 - At. Madrid 2
“En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra.” (Eugenio Trias)

El partido de ayer en Marbella era mucho más complicado de lo que finalmente resulto ser. La tendencia radicalmente negativa de la que disfruta hoy por hoy este equipo es tan potente que podría ocurrir cualquier cosa y caer estrepitosamente en el primer partido de la Copa de Rey frente a un segunda B no es de las opciones más descabelladas precisamente. Mucho menos en la situación actual. Por eso es de agradecer que ayer tuviésemos el puntito de suerte para que no se desmoronase todo en los primeros minutos y consiguiésemos culminar por fin un partido sin sobresaltos. Ayer no se consiguió absolutamente nada, seguimos teniendo lo mismo que hace dos días y seguimos estando en el mismo sitio que hace dos días pero tengo claro que el día que por fin podamos asistir al resurgimiento del Atlético de Madrid el primer partido de esa nueva era tendrá un aspecto muy parecido al de ayer. No soy de tendencia optimista y en estos momentos lo soy todavía menos pero el partido de ayer (partido que servidor se tragó como corresponde) me recordó muchísimo al primer partido de Antic con el Atleti en el verano de 1995 y en un torneo en las profundidades de Europa donde se ganó un partido sin brillantez pero con seriedad. Espero que la historia se repita de forma parecida y que por una vez la suerte esté de nuestro lado porque si apelamos exclusivamente a la lógica no hay nada que hacer.

Es difícil valorar o destacar las diferencias del equipo de Quique con tan sólo un par de días de trabajo pero se vieron cosas. Defensa en línea pero dinámica (sube y baja en función del balón), apuesta claro por el juego de banda, doble pivote en horizontal con funciones básicamente defensivas (aunque dio la sensación de que Cleber se marchaba hacia delante más que de costumbre) un mediapunta dinámico y un solo delantero. No sé si jugará así con Forlán y Agüero sanos pero esa fue su apuesta. Personalmente no me gusta nada pero el equipo dio una sensación seria y eso hay que reconocerlo. Lo que si que me gustó y mucho fue el intento de presión agresiva, el que los mediocentros bajasen cerca de los centrales para sacar el balón y el que se manejase mucho el balón con el marcador a favor. Insisto, es muy pronto para ninguna conclusión pero eso es lo que se vio. En cualquier caso no presiento que tengamos por delante grandes tardes de fútbol con ese esquema (y sobre todo con estos jugadores) pero sinceramente tal y como está el tema ahora mismo es lo que menos me preocupa.

El partido estuvo contralado totalmente de principio a fin y Asenjo apenas toco el balón. Todo se puso a favor con el tempranero gol del Marbella en propia puerta pero el equipo no se descompuso en ningún momento y los fallos (muchos) fueron siempre en el centro del campo y lejos de la portería lo que es una excelente noticia. Hubo un par de palos, se llego con claridad a área y aunque la falta de gol sigue siendo galopante la sensación sin emborrachar fue buena.

Lo importante empieza ahora con Bilbao, Chelsea, Real Madrid,… pero si ayer hubiésemos perdido estaríamos mucho menos esperanzados de lo poco esperanzados que estamos así que veamos que puede ocurrir.

3 comments

pablo 28 oct. 2009 23:46:00

Joder, me creía enfermo (posiblemente lo esté) porque ví un algo en el partido de ayer, aunque fuese un rival blandito el equipo tocaba y tocaba sin complicación, ganaba en moral y algo más de circulación que con Aguirre-Abel se vio. Ojalá se parezca al 95 de Radomir, no a la 99-00 pese a que ahora pinten las cosas marrón oscuro.

Un abrazo.

Pd: no comento siempre, pero sí te leo. Escribes de puta madre... jej.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO 29 oct. 2009 0:07:00

Yo no lo ví, pero me alegré del resultado. Igual si lo hubiera visto, me habría enfadado más. un abrazo.

Ennio Sotanaz 29 oct. 2009 9:05:00

Gracias Pablo ;-)

Fernando, yo he optado por intentar separar lo que es el equipo en el césped de todo lo demás porque si no me temo que me va a entrar una úlcera. Espero que por lo menos en el campo no hagamos un ridículo escesivo que nos lleve a segunda. Me da mucho miedo.

Abrazos,