Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Miseria



At. Madrid 1 - Mallorca 1


“No hay mayor dolor que recordar los tiempos felices desde la miseria”
(Dante Aliguieri)

Cada día es más difícil escribir sobre el Atleti si pretendes hacerlo desde la perspectiva de un club deportivo que juega al fútbol. Cada vez es más difícil porque cada vez el fútbol es lo menos importante de este club. Es algo así como un recuerdo del pasado, una excusa barata para hacer otras cosas, un espejismo barato de lo que antes acontecía en el Vicente Calderón. Hace un mes, cuando empezaba la temporada, algunos indocumentados y sus voceros oficiales hablaban de un equipo potente que pretendía hacer un “buen papel” en las tres competiciones sin reparar en que el equipo era peor que el del año pasado cuando el del año pasado ya era malo, mal preparado, peor entrenado y mucho peor diseñado. Yo entonces decía que el Atleti no pelearía este año por nada y poco después dije que temía por la permanencia en primera división. Hoy mi temor se ha transformado en pavor.

Porque ya no es una cuestión de entrenador (nunca lo ha sido) ni de jugadores concretos ni de un director deportivo que debería ser procesado por atentado contra la sociedad civil. Estando el verdadero cáncer en la cúpula podrida que hace casi 20 años robó la propiedad del antiguamente glorioso Atlético de Madrid me temo que la metastasis se ha propagado hasta los últimos ganglios que quedaban sanos. El club ha alcanzado unas cotas de miseria que sinceramente no recuerdo antes porque hoy ni siquiera tenemos la mentirosa excusa de la intervención judicial. Hoy no hay excusas que exoneren a nadie de la avinagrada papilla que los colchoneros tenemos que tragar.

¿Que quieren que les diga del partido de hoy? No hay por donde cogerlo. El pelota redomado de Santi Denía tenía un papelón terrible al tener que estar al frente del banquillo durante un único partido en el peor momento posible. Parece que lo lógico, lo que hubiese hecho cualquiera, es pasar el trago de una manera digna y siendo consciente que en dos días no puedes hacer nada, tratando de crear el menor número de problemas posible. La alineación que sacó parecía lógica y creo que probablemente sea la mejor alinenación que se puede sacar hoy en día... salvo en la portería. Debe ser sin embargo que ese banquillo provoca una especie de furor estúpido por hacer ver al mundo lo gran entrenador que es uno y al igual que sus predecesores tuvo que poner su “toque personal” sentando a Asenjo y sacando a De Gea. No tengo nada contra De Gea (más bien todo lo contrario) pero considero una estupidez condenar al banquillo a un portero titular que no había sido ni mucho menos de los peores del equipo sobre todo en un partido con tanta presión como el de hoy. Como el destino es así de caprichoso la estupidez al final salió cara al bueno de Santi Denia.

El equipo salió con algo más de brío que otras veces pero no particularmente acertado en ninguna de las parcelas. El Mallorca parecía estar a la espera de lo que pudiese pasar y eso hizo que el Atleti tomase el dominio del partido con más corazón que cabeza y a pesar del lamentable estado de forma de sus estrellas, que muy probablemente obedezca a una razón más psicológica que física. Hasta el penaly marrado de Forlán que expulsó al primer jugador del Mallorca no había pasado nada. Después tampoco. El descanso llegó con un equipo inoperante y espeso frente a un rival con uno menos. La segunda parte siguió por los mismos derroteros a pesar de que Jurado salió al campo para romper el doble pivote y por esos derroteros se siguió hasta el segundo penalty que dio con el segundo jugador mallorquín expulsado. Esta vez el charrua consiguió marcar (admirable la tozudez del uruguayo a pesar del mal partido que se estaba marcando) pero ese no fue más que el detonante para ver una de las peores versiones del Atleti de entre las peores versiones del Atleti. Contra un equipo con 9 jugadores y lejos de aumentar la ventaja en el marcador el equipo se vino atrás, de desarmó, cedió la pelota, la presión y las ganas. Un Mallorca con 9 manejaba el balón, el ritmo y los tiempos. No llegó muchas veces pero dos cantadas de De Gea cortaron finalmente la digestión de los colchoneros cuando el partido estaba a punto de terminar. El primer canté dio con un poste. El segundo acabó en gol.

Hay que asumir la situación. El equipo es una mierda que no sólo sabe que lo es sino que incluso se cree peor. Con ese panorama debemos olvidarnos definitivamente por ser un equipo de fútbol digno, con jugar bien, con ganar partidos históricos, con sacar pecho por nuestro equipo o con soñar con noches alegres. La única alegría que podemos llevarnos esta año es no descender y con esa mira hay que empezar a trabajar. A partir de ahora empieza a ser lícito la acumulación de mediocentros, los pelotazos, los trotones, las pérdidas de tiempo, el echarse atrás cuando metamos un gol, el dar patadas a diestro y siniestro... ahora si porque ya somos un equipo del montón que lucha por no descender.

Aunque sinceramente, si jugar en primera división es esto, si jugar la Champions es ir a empatar a Anfield o que te humillen en Stamford Bridge. Si jugar en primera división es seguir perdiendo contra el madrid o hacer el ridículo contra cualquiera o luchar por las migas o que te meta el Barça seis goles todos los años... es preferible estar en segunda. De hecho es preferible desaparecer. Los grandes grupos de música suelen acabar su carrera en la cima. Quizás nosotros debimos hacer lo mismo.

1 comment

India rojiverde 25 oct. 2009 11:14:00

Bueno, al menos el martes empieza la Copa, una competición nueva y limpita como una hoja en blanco, que todavía no hemos tenido tiempo de estropear. Esperemos que ésta sí nos dejen disfrutarla.

Un abrazo, y ánimo, que a todos nos hace falta hoy :)