Cerocerismo extremo (At. Madrid 0 - R. Santander 0)





Decía un pintor francés llamado Picabia que es mejor no hacer nada que hacer cualquier cosa y sinceramente si esto, lo que llevamos viendo ya demasiado tiempo, es lo que tiene que ofrecer el equipo que sale a jugar los domingos con la camiseta del Atlético de Madrid es preferible que no hagan nada. Es mejor firmar el empate antes de jugar o directamente, caso de que nos enfrentemos a equipos que están por encima (y que lógicamente cada vez son más), ceder un derrota honrosa por la mínima evitando así que los jugadores se despeinen o manchen las rodillas y que nosotros los espectadores perdamos el tiempo jugándonos además un ataque mortal de aburrimiento. El partido que inauguraba la temporada 2011 en el Calderón, ese ejemplo ruin y chabacano de impotencia y cerocerismo, no será recordado más que por el tremendo dolor de cabeza que habrá levantado o por el riesgo de partirse la mandíbula entre bostezo y bostezo al incauto que lo ha sufrido. De hecho, como les gusta a los entrenadores “modernos”, no creo que este partido lo recuerde nadie nunca pasadas 48h. En eso se ha convertido el fútbol y el Atlético de Madrid. Una lástima.

El soporífero partido de esta noche en el Calderón frente a un Racing de Santander flojísimo y acobardado es la culminación de un barco a la deriva, un proyecto vetusto y decadente. Una elegía a la necedad y la demostración práctica de como se puede gestionar deportivamente un equipo de la peor forma posible. Les aviso de antemano que hablaré poco o nada del partido porque poco o nada se puede decir. Resumo la crónica en una frase: centrocampismo, pelotazo, inexistencia de juego, pelotazo, inexistencia de medio campo, inexistencia de esquema, pelotazo, el kun contra todos, pelotazo, primera parte, más de lo mismo, pelotazo, esperanzador debut de Koke, pelotazo, ocasión del Racing que salva De Gea (como siempre) y primera ocasión de los rojiblancos pasados los 90 minutos que saca a córner el portero rival. Fin del Partido.

Patético.

Pero empecemos por el principio. Una nefasta, pésima y lamentable gestión deportiva diseñada con el talento de un ácaro que probablemente responda mejor a los intereses económicos de los filibusteros de la contabilidad que parasitan en el Calderón que a la pública incapacidad manifiesta del inútil entre los inútiles que se apellida García Pitarch. Una gestión que mantiene un equipo descompensado desde hace lustros pero que cada semestre el valenciano (manejado por sus amos) se empeña en descompensar todavía más. Ciñéndonos a esta temporada vemos como se trae a un equipo que juega sin mediapuntas (porque fichamos también entrenadores que no los quieren) al enésimo mediapunta que no jugará nunca en su posición. Hoy Fran Mérida ha vuelto a jugar en banda y ha vuelto a hacer el ridículo. No sé si este chico es bueno o no pero me temo que en este Atleti de iluminados y fariseos no lo voy a saber o al menos siempre me quedará la duda de saber si podría haber sido lo que decían que era (ya me pasó antes con Ibagaza y con Jurado y con Salvio). Una dirección deportiva que cuatro días antes de empezar la liga se desprende de un jugador que peleaba por la titularidad (otro media punta que tampoco jugaba en su sitio) y no tiene sustituto. Eso si, una dirección deportiva que mantiene cuatro mediocentros en plantilla del mismo corte tuercebotas que tan buenos resultados nos ha dado. Aquí no meto a Tiago que es el único centrocampista que juega al fútbol y que para más inri es cedido. Tiago sería el quinto medio centro, número que hoy se extiende a seis con la aparición de Koke. 6 en sólo una temporada. Una dirección deportiva que en invierno se va el único interior que ha jugado todos los partidos de titular y no tiene reserva, lo cual tiene todavía mayor delito cuando el entrenador es alguien incapaz de mover su sistema en el que indefectiblemente hay dos tipos por banda. Eso si, una dirección que anuncia a bombo y platillo la contratación de un nuevo central (he perdido la cuenta de cuantos llevan).

El anterior párrafo explica el esperpento de la alineación de hoy. Para el juego desarrollado habrá que apoyar esa materia prima tóxica con la inestimable colaboración de nuestro afamado entrenador, un tipo que lejos de conseguir sacar jugo de una almendra seca nos presenta la almendra no seca sino liofilizada, rebozada en serrín y en barro e intenta que sea además lo más indigesta posible. Un entrenador que incapaz de inventar un sistema que logre sacar algo de lo que tenemos se limita a no tocar su “revolucionario” y rígido sistema adaptando todo el mundo alrededor y tratando de hacer que las medianías que tenemos como jugadores se adapten a sus fichitas prediseñadas. Quique es como Mahoma, que obliga a las montañas a ir hacia él. El resultado, eso si, es cada vez más penosos y lamentable. De Fran Mérida ya hemos hablado. De Raúl García mejor no hacerlo. Su paso por la banda era simplemente una broma. Una frivolidad de entrenador frívolo. Su paso por el centro es tan triste como indignante. Como siempre por otra parte. La única razón para que este jugador malo y mediocre siga año tras año en la disciplina del equipo es que tiene una agencia de representación muy bien publicitada en los medios que parten la pana. Eso y que ya se cuida el inútil de Pitarch de que en este equipo no exista la competencia.

El Atleti 2010-2011 es el equipo del Kun Agüero y 9 muchachos más que intentarán lanzarle el balón desde cualquier posición y de cualquier manera. Esa es la erudita forma de jugar al fútbol de nuestro club. La estrategia del picapedrero. Recen señores porque el Kun invente algo cada domingo porque de otra forma tendremos que empezar a pensar en pasarlo verdaderamente mal este año. Otra vez.

Pero no se preocupen que acabaremos cumpliendo el “objetivo”. Al fin y al cabo los objetivos son como los principios para Groucho Marx, si no le gustan estos tenemos otros. Que el cuarto puesto queda lejos pues nos ponemos que el objetivo es el sexto y ya está. Ya se hizo con Aguirre y el Mejicano acabó renovando así que por que no va a volver a pasar. Y si el sexto es mucho pues el décimo o el objetivo de no descender o el de ascender al año siguiente o el de ascender en menos de dos años o el de...

Y nosotros a animar o a meternos con el Sevilla o con Munitis o con Belén Esteban porque eso de protestar contra el que tiene la culpa no es nada cool. Pobres, si se juegan su dinero...

5 comments

Anónimo 4 ene. 2011 2:36:00

He visto los ultimos 10 minutos ( los mejores parece ser) y he visto tres veces como valera cometia el mismo error de jugador de tercera de irse por banda y con absoluta nulidad de ideas intentar un pase alto que frustra con facilidad el defensa racingista que tiene enfrente precisamente para bloquear ESE pasa y no ninguna otra cosa ( y esto mientras el equipo se jugaba los 3 puntos en las ultimas jugadas) por supuesto cuando habia un minimo de movimiento en los tipos de rayas de mi equipo siempre veia a dos o tres compañeros del que ejerce el movimiento parados o caminando tranquilamente sin luchar ni zafarse de su marcador, como si esperaran que el de al lado fuese Leo Messi y les ponga el balon en los pies a puerta vacia para marcar.

Fuera todos los delincuentes del palco ya, quiero disfrutar de mi equipo y ver partidos enteros sin aburrirme. Como siempre gran post ennio.

Alfonso.

Anónimo 4 ene. 2011 2:38:00

Por cierto, la pancarta es de este partido? Si es así, me alegro de que algo minimo se este moviendo...

Anónimo 4 ene. 2011 22:47:00

Ennio no seas tan duro con la pobre directiva, el triste entrenador y los cansados jugadores. Han sido unas Navidades muy duras (y según ellos muy cortas) y con muchas incertidumbres (se jugará o no se jugará), la liga y el pseudo-sindicato de los jugadores, la Copa del rey y los reyes Magos, la crisis.....
A la directiva directamente se la suda, mas pérdidas a final de año y a llevárselo calentito, que en este país se lleva mucho eso de hacelo como el culo, pero como gano dinero que se jodan.
Lo de Pitarh,pues "tipical spanish", un jodido incompetente llevándoselo limpio sin hacer nada (aunque eso sería lo bueno, que no hiciese nada).
El entrenador esperando que los Reyes Magos le traigan una nueva bufanda para no perder la voz y poder seguir diciendo las mismas gilipolleces.
Los jugadores, pues eso, pensando en llegar a fin de mes con dificultad, como el resto del país. Ellos no tienen la culpa de no tener la mínima calidad para revelarse en el campo y jugar con la pelotita.

Anónimo 4 ene. 2011 23:00:00

Y por último la afición, los más gilipollas de todos. Curramos como cabrones, cobramos una mierda, algunos en el paro (ánimo Jorge), pero parece que felices y contentos porque es la puta etiqueta que nos han puesto " la gran afición".
Estoy hasta las pelotas de que cuando ma cago en la puta plantilla, en el puto entrenador y en la mierda de directiva, los supuestos atléticos que están a mi alrededor me miren extrañados. No soporto ni un partido más sin que la gente proteste desde el minuto cero.
Ennio, Feliz año nuevo y que los Reyes Magos nos traigan un poco de cambio.
Saludos Borch.

Anónimo 5 ene. 2011 22:38:00

¿Como entendeis las ultimas declaraciones de Quique Sanchez Flores sobre el Atletico y su futuro? Tela.

Alfonso