Inútil fin de fiesta (RCD Mallorca 2 - At. Madrid 4)



“La verdad siempre permanece al final, cuando ya se ha ido todo el mundo” (Julio Cerón)

Cuando todavía es verano y sortean el calendario de la liga por venir, uno siempre es tan ingenuo de mirar el último partido con la ingenua esperanza de que el Atleti pudiera estar jugándose algo en ese momento. Desgraciadamente en la última década el equipo suele jugarse algo pero también suele ser o un premio menor, casi de pedrea, o directamente un disgusto. Hoy era el primero de los casos y el escenario era el feudo del Mallorca.

Intentaré hacerlo rápido. Primero porque no merece la pena dar mayor valor a algo que no lo tiene y después porque el grado de intensidad con el que he seguido el partido ha sido realmente bajo estando distraído como estaba en otras cosas que se sucedían a la misma hora.

Y el caso es que el partido no ha estado mal y el Atleti tampoco. Frente a un Mallorca que salió en tromba pero tremendamente nervioso los colchoneros tuvieron un papel bastante inteligente al principio a lo cual lamentablemente no estamos acostumbrados. Sin perder la calma, sin dejarse llevar por la efervescencia del rival, tratando de que pasasen los primeros minutos sin grandes complicaciones el Atleti logró en pocos minutos asentarse y robar el balón. Primero para sacarlo en forma vertical hasta un Reyes que hoy jugaba de enganche y que acababa normalmente después en los pies de un Juanfran muy perfilado en su banda y bastante activo. Pero este Atleti sería un equipo del montón si no fuese por ese argentino que hoy tenía una cara rara y que juega en punta. Pasado los diez minutos Agüero cogió el balón en el área y fabricó la primera maravilla de la noche para inaugurar el marcador.

Mientras, el Mallorca se desesperaba el Atleti se crecía sobre todo por mediación de Tiago y Mario Suárez que tomaban el centro del campo y gracias a que tenían el balón. Reyes por su parte se convertía en ese jugador que esta plantilla no tiene y con el que Quique no ha querido jugar en toda la temporada. Así, con placidez y poderío llegaba el segundo gol en los pies de un Juanfran que volvía esta noche a meter más dudas en la afición a la hora de entender por qué Quique lo dejaba siempre en el banquillo.

El partido pintaba bien en el césped según pasaban los minutos y el rival se enfangaba en sus propios nervios pero fuera de la capital balear las cosas se torcían al saberse que Sevilla y Athletic ponían dos goles de por medio en sus respectivos partidos. Los minutos pasaban ya en la segunda parte y el cuadro permanecía igual dentro y fuera del campo así que cuando el Kun hizo el tercero tras un gran pase entre líneas de Reyes daba la sensación de que era mejor poner los ojos en los equipos que se estaban jugando el descenso que en otra cosa.

No fue así, porque pasaron varias cosas, pero como si lo hubiese sido. Los rivales por la Europa League recibieron goles y el Atleti también. Una cierta relajación unida al comprensible ataque de raza de los mallorquines hicieron que el rival recortara distancias significativamente con dos goles de Webo y De Guzmán en apenas diez minutos pero se olvidaban de que por allí estaba el de siempre. El último gol del partido, el último gol de Agüero en la liga y quien sabe si el último gol del Kun con esa camiseta es una auténtica obra de arte. Tanto la picada con la que regatea al portero como el posterior toque casi en la línea de fondo que besa la red. Pero Agüero parecía raro esta noche. Serio y sin celebrar los goles llevaba un traje que no conocemos los que llevamos disfrutando de su juego todos estos años. Malos presagios para uno de los pocos nichos de fútbol que nos quedan en este club. Malos presagios que espero que nunca se confirmen.

El Atleti finaliza una temporada mediocre que ya analizaremos y lo hace entrando en la Europa de los pobre y encima por la puerta de atrás que supone disputar la previa en el mes de Julio. La parte buena de todo esto es que será imposible esa nefasta gira asiática que el pesetero corrupto de MA Gil tenía en mente.

Bye, bye Atleti 2010/2011


PD. Desde aquí un abrazo enorme a mis amigos coruñeses. Lamento mucho ese descenso por ellos. Un abrazo y a volver cuanto antes.

PDD. Por otro lado: ¡¡¡Vámonos rayito, rayito, rayito...!!