Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Reemplazar todas las mentiras por verdad

At. Madrid 3 - Rayo Vallecano 1

Creo que existen pocas cosas en esta vida más deplorables que la mentira lo cual explica el demoledor efecto que produce tomar consciencia de que el Atlético de Madrid vive instalado precisamente en ella. Come mentira, respira mentira, vende mentira y sueña mentira. La mentira de un presidente que no lo es (mentira), un mandamás que dice ser el dueño legítimo (mentira), la mentira de un discurso mentiroso y cínico. El Atleti está diseñado a base de las mentiras de aquellos con intereses económicos en lo que aquí ocurra y basado en la mentira de querer hacer creer que todo responde a un plan trazado en base a la lógica y no a la especulación. La mentira de un entrenador engreído y arrogante que sin embargo fracasa sistemáticamente en cualquier equipo destinado a llevar las riendas de un partido de fútbol. Un entrenador cínico y mentiroso que encaramado a sus mentiras trata de estafar a aquellos que ya había estafado hace algunos años. Un entrenador mentiroso que trató de vender una idea ilusionante de equipo y de fútbol para acabar, en muy poco tiempo, dándonos en los morros con la patética mediocridad, miedosa y rastrera, con la que llevamos bailando desde hace décadas. La mentira de unos jugadores por los que se pagan traspasos muy por encima de su valor, para jugar en el Atleti de mentira que les han vendido. La mentira de unos resultados que no reflejan la realidad, ni para bien ni para mal. Como el de hoy. Y es que si hay un calificativo que le viene al pelo al partido de hoy es el de mentiroso. El resultado no refleja lo que ha ocurrido en el césped.

De forma totalmente contraria a lo que el que escribe entiende por lógica y orgullo, el Calderón presentaba un aspecto de gala. Sol en el cielo, la luz de los domingos por la mañana entrando por las esquinas del estadio, colorido en la grada y cariñosa recepción de la grada al equipo. Uno se pellizcaba y preguntaba alrededor si era verdad que una semana antes nos habían humillado nada menos que en el Bernabéu, pero a pesar de que confirmaban que efectivamente yo no estaba ido, al respetable le importaba más bien poco. “Animar hasta reventar” que dice algún desubicado. Que se pare el mundo que me bajo.

Habla de fútbol, dirán. Tienen razón pero es que me da mucha pereza. Antes de empezar ya sabíamos que Mario Suárez (por supuesto) y Gabi (todavía más por supuesto) ocuparían en mediocentro. Me temo que será así hasta el final. Tiago, lo más parecido a un mediocentro decente que hemos tenido en décadas (sin ser para tirar cohetes), era el descartado. Parece suficiente para cortarse las venas. El Atleti lleva más de una década naufragando en el mismo sitio por las mismas razones. Ahí seguimos, construyendo equipos millonarios en torno a medianías en los momentos clave se vuelven todavía más pequeños. Pero no sólo eso. El proscrito Koke salía al campo pero era mentira (otra mentira). Koke un mediocentro con llegada (de eso juega) era desplazado a la banda en una posición que no es la suya en la que, lógicamente, fracasó. Salió también Reyes pero no sé si para despedirse antes de su cacareada huida o para que el rencoroso de Manzano nos demostrara que el sevillano no está para jugar. Con estas premisas comenzó el partido y lo hizo con brío, pero más por la valiente apuesta de los vallecanos que por los nuestros (aunque a los vallecanos también los considero míos). Los franjirrojos, gracias a un entrenador digno de llamarse así, juegan como los equipos modernos. Presionan como fieras la salida de balón del contrario, especulan poco y tratan de tener ellos la pelota. Lo hacen porque están convencidos (como yo) de que esa es la mejor forma de jugar hoy al fútbol y lo hacen independientemente de su plantilla. Obviamente. Por eso el partido estaba rápido y divertido. El Rayo presionaba, robaba y trataba de jugar. Movilla es más jugador que cualquier de los mediocentros que ha tenido el Atleti desde que él se fue. Incluidos los que están ahora. El Atleti, un equipo que juega como se jugaba hace 20 años, daba pelotazos esperando el rechace, ese gran recurso que ya emplearon Ferrando, Sacchi, Aguirre, Abel, Quique y Manzano por dos veces. Los primeros minutos fueron de desconcierto. A partir de ahí ya se vio que había un equipo bien entrenado que sabe jugar a esto, el Rayo, y una amalgama de grandes jugadores (y medianías) que entrenados en la mediocridad se encomiendan a la suerte y la habilidad del rival. Un rival que llegaba y no remataba o lo hacía mal, el verdadero drama del Rayo y que puede ser su verdadero talón de Aquiles. Por eso cuando pasados los veinte minutos un gran pase entre líneas de Falcao (interesante partido del colombiano) dejaba solo a Gabi para que éste elevase el balón con mucha clase (al Cesar lo que es del Cesar) e hiciese el primero, uno llegaba a la conclusión de que ahí es a veces dónde se ven las diferencias de presupuesto. En la definición.

Pero no se confundan, a partir de ahí el Rayo Vallecano dio una lección de atrevimiento, clase, dignidad y criterio deportivo. De fútbol, vamos. Robó el balón, se adueñó del juego y se puso a tocar la pelota en el campo del Atleti. Los nuestros, a imagen y semejanza de su entrenador, recularon, se olvidaron de eso redondo que el rival usaba con deleite y siguieron dando pelotazos. Algún ingenuo dirá que jugaban al contrataque. Si, seguro que es eso. En el Calderón y a expensas del rival, el modesto y orgulloso Rayo. Pero da igual cuando el orgullo colchonero es algo que hace tiempo se mal vendió en algún spot publicitario de consumo fácil. El Rayo ganaba en todos los frentes menos en uno, el remate a puerta que es dónde aparecía, entonces si, un equipo vulgar.

La segunda parte siguió exactamente por los mismo términos. Con Pizzi en el campo por un Koke al que Manzano ya se ha cargado para lo que resta de temporada pero con las mismas carencias de ambición, de criterio y de juego. El Rayo a lo suyo, a jugar al fútbol. Dominaba, anulaba al Atleti, tenía todo, pero seguía perdiendo. La derrota era digna, pero como en el banquillo no sólo tienen un gran entrenador, Sandoval, sino que además tienen un entrenador valiente, decidieron entonces prescindir de un defensa e irse a por el partido a la desesperada. A diferencia del cínico de Manzano en el Bernabeu, debió pensar que da lo mismo perder por uno que por tres cuando al final pierdes. El Atleti jugando en su área, en su estadio y contra un rival de tres defensas que acaba de subir a primera. Lean dos veces la última frase y piensen sobre ello.

Pero el Rayo no tiene gol. Es así y es un drama que les puede salir caro. Aumentó la presión, siguió sin perder la cara pero un Asenjo a medio gas era suficiente para anularlo todo. Cuando en las postrimerías del partido ese gran jugador llamado Diego se sacó un excelente pase que Falcao remata a puerta anticipándose de cabeza a su defensa todos sabíamos que el partido había concluido. Buen partido el de Falcao. Mejor en el juego que otras veces, bien tácticamente y muy bien (eso lo sabíamos) en el remate de cabeza. Un gran pase de Gabi a Salvio (que había sustituido a un aplaudido, incomprensiblemente, Reyes) puso el tercero y el propio Gabi metía el balón en su propia puerta para sellar el marcador.

El Atleti 2011/12 sigue viajando en la gran mentira diseñada por su entrenador (a petición de los de siempre, los de arriba). Juego lamentable, actitud lamentable, aptitud lamentable, aburrimiento lacerante y lo que es peor...resultados mediocres. Pero aquí no pasa nada y todos sonríen con candor e histrionismo así que seré yo el equivocado. Eso si, yo lo tengo claro. Esto es mentira y este Atlético de Madrid necesita reemplazar todas las mentiras por verdad.

Eggman - Replace all your lies with truth
(First Fruits/1996)



3 comments

superatleti 5 dic. 2011 19:16:00

Koke despues de Camacho, Jurado e Fran Merida?
Donde està la famosa atencion por la cantera de la cual siempre hablan?
Que pena esta societad!

Un saludo

Colchoneros Italia

Ennio Sotanaz 5 dic. 2011 21:12:00

Cuanta razón tienes. El problema es que para apostar por la cantera hay que ser valiente y valentía es precisamente una de las cosas de las que carece nuestro entrenador. Así nos va. Joel proscrito, Koke desahuciado, Pulido en la sombra,... y en el campo Asenjo, Gabi o Miranda. Ese es Manzano.

Un abrazo,

superatleti 6 dic. 2011 20:07:00

Espero que en el ultimo partido de Europa League juegen algunos canteranos, por fin (pero no estoy seguro que serà asì)