Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Va en serio

At. Madrid 3 - Osasuna 1

Existen bastantes gurús de la información deportiva que están convencidos de que el fútbol es eso que pasa entre semana, entre los partidos que se disputan los domingos. Esos cantos de cisne afónico sobre la magia de determinado muchacho portugués de comportamiento disfuncional, leyendas mentirosas sobre los de siempre, tertulias que siempre sacan una nueva definición para la memez y otras situaciones parecidas. El Atleti de Simeone ha decidido que este año sea para nosotros, los colchoneros, todo lo contrario. los jugadores salen al campo, ganan, y cuando acaba el partido recogen las medias, repliegan el discurso y se ponen a pensar en el partido siguiente. Mientras que otros años el Aguirre del turno justificaba empates y derrotas enmarcadas con cuña de palo en un presunto objetivo menor que todo lo aceptaba, mientras el Manzano de turno filosofaba sobre sistemas imposibles que no se creía ni él ni nadie o aleccionaba a los vulgares aficionados sobre fútbol, álgebra, sociología o evanistería húngara, el Cholo Simeone no promete más que intensidad y estudio concienzudo del rival para el partido siguiente. Mientras los periodistas de garrafón se tiran de los pelos porque el argentino no deja titulares que puedan alegrar las mañanas de la afición madridista, ya saben que es el único cliente final, los mismos son incapaces de cesar en su empeño de intentar que el actual entrenador del Atleti defina un hipotético tope a las aspiraciones colchoneras tan útil y riguroso como el cerebro sulfatado del autor de la inocente pregunta. Estimados notarios de la realidad. De la suya. El Atleti sale, gana y piensa en el partido siguiente. No le den más vueltas. 

La noche se quedaba fría y el Calderón no terminaba de tener un entrada coherente con su desempeño en liga. Curiosa esa falta de aforo que observo esta temporada. El mundo al revés. El Atleti saltaba al campo con Emre, Raúl García y Cebolla en la línea de tres cuartos en un nuevo giro de tuerca en la política de rotaciones del Cholo y el resultado, sin resultar plenamente fallido, tampoco me pareció un éxito. La parsimonia y lentitud de Gabi hacía que el capitán permaneciera inédito en la creación. Para eso bastaba un buen plantado centro del campo pamplonica. Emre no conseguía enlazar y Raúl García desaparecía en su banda. Tan solo un Cebolla tremendamente intenso y batallador conseguía intentar unir el centro del campo con la delantera a base de eufóricas arrancadas por la banda. Con un Osasuna bien plantado el Atleti se limitada a controlar el partido, que lo hacía bien, pero acabando la mayoría de avances en patadones. Aun así aparecieron dos claras ocasiones en los primeros minutos, especialmente un remate de Raúl García a bocajarro que paró el guardameta rival. 

Tapada la verticalidad, sin imaginación en el centro del campo y ninguna creatividad en la zona ancha el Atleti tuvo que abrir el marcador tirando de otro de esos méritos de Simeone: el balón parado. Saque de Gabi desde la izquierda que Miranda peina con la cabeza y mete en la red. El gol aupó la moral de una afición bastante aletargada hasta entonces y llevó al equipo en volandas hasta el segundo gol que llegó tras gran jugada por la izquierda de Luis Felipe que cuelga un buen balón al área. Osasuna despeja tan mal que el balón acaba en los pies de Raúl García dentro del área. El navarro aprovecha el regalo para marcar un segundo gol que decidió no celebrar. El tradicional paso atrás madrileño trajo consigo un cierto estado de relajamiento que el equipo rojillo aprovechó antes de llegar al descanso para primero asustar con un remate de cabeza muy flojo pero franco y después para que Lamah enganche un buen balón al borde del área y recorte distancias. 

El partido empezó feo en la segunda parte, con los mismos parámetros de la primera parte pero con un Osasuna algo más ambicioso y mucho más solvente con el trato del balón. Tal es así que durante mucho tiempo los navarros se fueron haciendo con el control del juego y del partido para sin disponer de ocasiones verdaderamente claras colocar la incertidumbre y el miedo en la grada. La sensación era de que si no se marcaba un gol relativamente pronto el partido entraría en una fase de nervios e imprecisión pero los goles, y lo que es peor las ocasiones, no llegaban. Simeone metió a Adrián en el campo y sin que el asturiano completase, otra vez, un gran partido si aportó algo más de credibilidad. El gol de la tranquilidad llegó mediada la segunda parte con una buena jugada desde la derecha, un gran pase de Juanfran al área y un remate con el pie soberbio del de siempre: el tigre Falcao. 

Con el 3-1 ya en el marcador el Atleti fue ya un vendabal y Osasuna un muñeco indefenso sobre el que estaban abusando. Tiago salió para suplir a un Cebolla que merecidamente abandonó el campo entre aplausos de una grada que cada vez lo quiere más. Podrían haber caído muchos más goles hasta cerrar un resultado de escándalo pero no hubiese sido justo para Osasuna. 

Los partidos pasan y el Atleti sigue ganando. Jugando bien y jugando mal. En casa y fuera. Con dinámicas positivas en el campo y con días espesos. Con titulares y con reservas. Con frío o con calor. En España o en Europa. Esto, señores, va en serio.

7 comments

magerit 29 oct. 2012 3:46:00

Magnífica crónica Don Ennio, sigue siendo un placer leerte y como tú dices esto va en serio, gracias a una plantilla aceptable, pero sobre todo a un entrenador impecable, tanto en sus planteamientos como en sus decisiones y especialmente en hacer equipo y en conseguir que todos los jugadores se sientan importantes. Cuanto tiempo esperando poder alabar a un entrenador en el Atleti.

Esta temporada el equipo me hace soñar, pero no solo en un final feliz, que también, sino en que hubiera pasado de continuar Diego Rivas, ¿te imaginas a este equipo con alguien que pusiera creatividad en el centro del campo?.

Yo también y sería la leche.

Saludos.

Julio 29 oct. 2012 19:34:00

A mí me gustó el Atleti. No fue un partido redondo, pero sí que hubo fases en que desarboló a Osasuna. Nada fácil por otra parte, ya que me pareció que los pamploneses jugaron bastante mejor de lo que indica su último lugar.

A ver si Adrián termina de entonarse y el turco se reincorpora al mismo nivel que antes de la lesión.

Un abrazo.

Anónimo 29 oct. 2012 22:25:00

Excelente la crónica Maestro, como siempre.
Necesitamos a Adrian, ayer le noté un poquito mejor, mas decidido, cuando acabe de despertar tendremos un ataque mucho mas creativo y peligroso.

Un abrazo.

Jesus.

Ennio Sotanaz 29 oct. 2012 22:44:00

Magerit, yo también llegué a pensar que era incapaz de decir algo bueno de un entrenador del Atleti pero no. No era yo. Ahora no me canso y estoy encantado. Y efectivamente, con Diego sería incluso mejor. Y estaba tan cerca...

Julio, coincido en que el Osasuna jugó mejor de lo que marca su clasificación. Le falta tino arriba pero lo demás estuvo bien plantado, no dejó jugar y lo puso difícil.

Jesús, Adrián estuvo mejor pero lejos del jugador que es. Yo creo que es un tema de cabeza y no físico. Tiene una falta de autoconfianza brutal y eso es lo que lastra al jugador en el campo.

Muchas gracias a los tres y un abrazo.

Joaquín 30 oct. 2012 12:55:00

Hablando de fútbol y de personas. Como muchos huí del griterío y me fui a la cama. No soporto este tipo de programas pseudodeportivos –la verdad es que huyo de la radio y televisión deportiva, en general- que justifican su existencia en la loa babosa al duopolio. Sin embargo he sentido curiosidad por saber qué es lo que dijo Falcao. Leído el resumen que hace AS -para MARCA no existió (no hay mayor censura que el silencio ominoso- uno llega a la conclusión, ante todo y sobre todo, que estamos ante una gran persona. Para mí eso es suficiente, lo demás, fuegos de artificio. Es nuestro y lo disfrutamos nosotros. Los demás, que se pongan a la cola y que se coman su razón de mierda, sus peleítas y sus dimes y diretes. Nosotros, a lo nuestro. Mañana contra el Jaén -donde seremos, seguro, bienvenidos- y el sábado, el Valencia. ¿Y Falcao?. Sí, "maravillao".

ElNiñoAtleti 30 oct. 2012 17:23:00

La introducción de la crónica, espectacular... Me verás bastante por aquí.

Un saludo! ;)

Ennio Sotanaz 31 oct. 2012 9:55:00

Joaquín, yo no veo NUNCA esos engendros. Nunca. Lo vi al principio y tuve suficiente. No tenga la más mínima curiosidad. Ni siquiera cuando va Falcao. Es más, preferiría que no fuese nadie del Atleti. Ni jugadores ni periodistas ni espectadores. Me encantaría que esos engendros fuesen conscientes del absoluto desprecio que generan entre colchoneros.

Muchas gracias ElNiñoAtleti. ¡Serás bienvenido!

Abrazos,