Poniendo los focos

At. Madrid 1 - R. Betis 0

Durante muchos años el fútbol ha sido un deporte popular que la intelectualidad, siempre arrogante, asociaba a las clases trabajadoras. A las clases bajas, que dirían los menos hipócritas. Durante años el discurso de los protagonistas del balompié, jugadores y entrenadores principalmente, no ayudaban demasiado a evitar ese concepto pero soy de la opinión de que esa época ya se ha superado. En contra de lo que pudiera parecer atendiendo al nivel de la prensa escrita, los chascarrillos baratos que se emiten a través de las ondas o los pestilentes efluvios que uno puede sufrir en esos programas televisivos nocturnos, por y para verduleras, los aficionados al fútbol, y muchos de sus protagonistas, son hoy personas de todo orden y condición. Catedráticos en biogenética se sientan al lado de peones de albañil para ver a jugadores como Xabi Alonso que son capaces de dar patadas a todo lo que se mueve dentro del terreno de juego y luego estudiar o seguir los dictados de la moda con el último de Wilco sonando en su iphone. Pero hay personajes contemporáneos como Pepe Mel (o nuestro querido Manzano) que no sólo siguen convencidos de que el mundo del fútbol está básciamente formado por ignorantes sino que ellos, que manejan todos los tiempos verbales, son los más listos del barrio. Las detestables declaraciones de Pepe Mel en las vísperas del partido son un claro ejemplo de esto. Disfrazadas de piropo, pensando que todos somos gilipollas, lo que hizo un tipo, que por otro lado me parece un buen entrenador, fue poner los focos en un jugador, Diego Costa, para que medios y colegiados estuviesen pendientes de él y así condicionar su juego. Repugnante y tan barriobajero como aquello que no se cansa de denunciar el que luego va de elegante. Marrullero pero útil en un país de fariseos como éste.

Simeone no ha nacido en este país pero es argentino y quizá por ello es difícil sorprenderlo en este arte y maneja este tipo de códigos mejor que nadie. Por eso, estoy convencido, dejó a Costa en el banquillo de inicio. El Atleti de principio no pareció notarlo con su ya típica salida en tromba a por el equipo rival. Dominador del juego y del balón volvió otra vez a ganar el centro del campo (Gabi y Mario haciendo de nuevo un buen partido) y siendo muy vertical. Lo malo es que en esta ocasión el turco Turán no tenía su día y, raro en él, eligió mal todas las veces. Lo malo también es que el sustituto de Costa, Adrián, volvió a demostrar que no está. otro mal partido del asturiano al que sólo Simeone parece esperar. En apenas 20 minutos Turan tuvo dos ocasiones  clarísimas (especialmente un mano a mano con el portero rival), Adrián se durmió en el área otras tantas y Gabi y Koke hicieron lucirse al portero de tiros lejanos. Pero ahí se apagó el equipo. Sin la tensión de otras veces (probablemente por el partido del jueves), con Falcao renqueante y sin Adrián, el Atleti dejó que el Betis respirara y tomase el balón. El "valiente" de Mel no obstante tenía más respeto por el Atleti de lo que sus palabras mostraban y colocó dos mediocentros por detrás de Beñat lo que creaba un buen repliegue de los sevillanos pero amortiguaba su ataque.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros. Un Atleti sin fuelle ni chispa y un Betis mandón con el balón pero inofensivo en ataque. La gente del Calderón, me temo que un poco mal acostumbrada, mostraba una ansiedad excesiva que transmitía a los jugadores. Mal sintoma por parte de la afición. Aún así todos vimos que hacía falta un activador y el Cholo también lo vio. La salida del brasileño fue letal en todos los sentidos. A los madrileños le aporto la sangre que faltaba, salida por banda,  desborde,... Los jugadores del Betis sin embargo, haciendo caso a su entrenador, decidieron olvidarse del fútbol e ir a buscar a Costa. Personalmente detesto a los jugadores pendencieros y marrulleros. Yo, que soy de los pocos que confiaba en Costa cuando todos decían que era un "paquete", soy también el primero que critico y criticaré sus desmanes absurdos que no van a ningún sitio. Pero lo de hoy era otra cosa. Una caza de brujas orquestada por el entrenador rival (y algunos jugadores dolidos, probablemente con razón) pero por aquello de la justicia poética, el protagonista de todos los males fue al final el mejor del partido. Y encima metió el gol de la victoria. Corner  blando que se comen portero y defensa para que el más listo de la clase, Diego Costa, se adelante a la defensa y marque de cabeza. Mel trató entonces de dar profundidad al equipo con los cambios pero ya fue inútil. El Atleti se parapeto con rigor cartesiano y estuvo más cerca el 2-0 que del empate.

Segundos, a 9 puntos de Barça, 7 por encima del Madrid y a 15 del quinto puesto. Ni en los mejores sueños los colchoneros soñábamos con algo así. Algo de lo que deberíamos disfrutar más en lugar de obsesionarnos con los fantasmas y sapos que nos tiran (y seguirán tirando) desde lo medios y mentideros rivales. Partido a partido señores. Partido a partido.

8 comments

Anónimo 5 feb. 2013 9:08:00

Otra vez más has dado en el clavo. A mí no me gustó nunca Diego Costa pero en esta temporada está siendo uno de los jugadores más positivos del equipo.
Un abrazo
BERNARDO

Ennio Sotanaz 5 feb. 2013 13:38:00

¡Muchas gracias! Un saludo desde Bremen

Joaquín 5 feb. 2013 14:41:00

Enhorabuena Ennio, disfruta de una de las ciudades más bonitas de Europa. Envidia me das.

Jaime 5 feb. 2013 20:02:00

Yo creo que debemos criticar la actitud de Diego Costa sin ningún tippo de dobleces. Me averguenzan esos comportamientos y, además, es que pienso que son inútiles. No me creo eso de "desquiciar" al rival. Creo en jugar bien al fútbol y ya está. Y Diego lo hace muy bien, debería centrarse en eso.
Respecto al fútbol, para mi lo mejor sigue siendo la seguridad defensiva que transmite el equipo. Miranda me parece que está tremendo. por arriba las caza todas.
y coincido contigo en que Mel estuvo lamentable con sus inexplicables elogios a Diego Costa tras el partido. Solamente le faltó decir que le felicitaba por estar a punto de partir la pierna a su jugador y que ojalá todos sus jugadores se comportasen así. Lamentable

magerit 6 feb. 2013 23:11:00

Me parece muy bien que el que quiera critique a Diego Costa, con o sin dobleces, esta historia la conocemos muy bien en el Atlético de Madrid, tengo presentes casos como los de Griffa, Ovejero, Panadero Díaz, Lopéz o Arteche entre otros muchos más, los palmeros madridistas los demonizaron y yo no recuerdo que lesionaran a nadie de gravedad.

Ahora le toca el turno a Diego Costa, es la misma persona que ha jugado en varios equipos cedido por el Atleti y entonces no era sucio ni agresivo ni macara, pero ha sido volver y triunfar coincidiendo con el debacle madridista y los santones blancos han descargado su ira con el y lo hacen tan bien y con tanta saña que parece que supuestos atléticos les dan la razón.

Nadie recuerda que un tal Figo retiró a un joven deportista con una entrada criminal, nadie ve las "lindezas" de Sergio Ramos, nadie ve que Xivi Alonso da más patadas al contrario en un solo partido que Diego Costa en toda la temporada, nadie protesta por que un autentico asesino como Pepe siga en activo, en fin nadie recuerda como el estandarte madridista Juanito pateó la cabeza de un rival que estaba en el suelo.

Diego Costa, eres un fenómeno y defiendes nuestros colores con coraje y corazón y por eso vas ha tener a muchos "junta letras" vendidos tratando de desprestigiarte y a muchos jugadores tramposos que tratarán de aprovecharse de la situación para sacar una ventaja que son incapaces de conseguir por su escasa calidad.

Diego los atléticos te queremos.

Saludos

Ennio Sotanaz 7 feb. 2013 9:49:00

Perdonar por tardar tanto en contestar pero tenía complicado el acceso a internet.

Por centrar el tema, yo no tengo ningún problema para criticar sin dobleces todo aquello que me parezca criticable. Sea o no sea de mi equipo. Lo he hecho y lo seguiré haciendo. Hay miles de ejemplos escritos así que no creo que tenga que demostrar nada a estas alturas. Lo que no tolero ni toleraré es que me marquen la hoja de ruta o tener que hacerlo aupado en la cresta de la ola. Es decir, que alguien me enfoque el lugar al que tengo que tirar los dardos. Eso es lo que hizo el “listo” de Pepe Mel y eso es lo que critico en mi crónica. No defiendo ni condeno a Costa. Critico, porque me parece repugnante, la actitud de Pepe Mel.

Pero hablando de Costa separemos también los problemas. No me gusta (no me gusta nada) el juego marrullero. La provocación gratuita y el macarrismo dentro del campo (fuera tampoco). Sé que hay gente que piensa que es consustancial al fútbol pero yo no lo creo así. Una cosa es la picaresca o la viveza y otra provocar, hacer daño o hacer trampas. Detesto cuando lo hace Costa (y lo hace mucho) y así lo digo. Pero como bien dice Magerit Diego Costa ha sido el mismo en los muchos años que lleva por aquí y parece que al aficionado colchonero y no colchonero sólo le ha entrado el juicio cuando resulta que el jugador hace la mejor temporada de su historia, se convierte en pieza clave del equipo y sobre todo los paladines del “bues gusto”, ese sanedrín oficial del fútbol patrio que marca los tiempos, decide que es el momento de condenar a la pieza. Pues miren, no. Por supuesto que criticaré lo que sea criticable pero dar la razón a esta gentuza, nunca.

Un abrazo.

Jaime 10 feb. 2013 14:45:00

Sin ánimo de polemizar con nadie, yo soy de la opinión de que las actitudes y comportamientos que criticamos en los rivales, si las vemos en nuestros jugadores debemos criticarlas también. Lo contrario me parece forofismo. Estoy convencido de que si Pepe jugae en el Barcelona sería un ídolo para una parte muy importante de la afición culé porque dirían que se deja la piel por el equipo. Si Dani Alves jugase en el Madrid, pues lo mismo.
Y si Diego Costa jugase enel Madrid habría muchos atléticos llamandole Chulo, macarra y cosas peores. ¿tengo razón o no?
Yo aspiro a debatir sobre fútbol sin ese forofismo e intentando acercarme un poco a la objetividad.
Por eso leo este blog. Por eso paso de lo que digan As y Marca. Y no pienso modificar mi pensamiento para no estar de acuerdo con la prensa

Ennio Sotanaz 11 feb. 2013 0:13:00

Ninguna polémica Jaime. De hecho estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Detesto el Diego Costa macarra. Lo que trataba de decir es que no estaba esta vez hablando de Diego Costa sino de sus circunstancias pero eso no significa que justifique actitudes bochornosas.
Saludos,