Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

El día del niño

At. Madrid 5 - Granada 0 

Pueden llamarme agorero si quieren pero en mi caso es hablar de acto festivo en el Calderón y echarme a temblar. No tengo la estadística exacta, ni falta que hace porque la vida es una cuestión de sensaciones más que de números, pero en mi cabeza la sensación es que cada vez que un partido del Atleti coincide en el Calderón con una festividad anunciada se produce la tragedia. Y no me mal interpreten, apoyo iniciativas como la del día del niño de hoy, especialmente en una liga estúpida y caprichosa como la española que si maltrata al aficionado adulto regular en el caso de los niños lo que hacen es literalmente insultarlos. Expulsarlos. Hacerles saber que esto de la liga de las Estrellas es algo que no va con ellos. Hoy es probablemente la primera vez en toda la temporada en la que un niño normal puede acudir al Calderón. Un dato que me parece lamentable. Insultante. Así que si a esos antecedentes le sumamos el estado de confusión en el que se había instalado gratuitamente el entorno colchonero durante la semana, esas dudas existenciales que merodeaban como buitres por la chepa del Calderón, el cocktail resultaba ciertamente intrigante. Pero este nuevo Atleti de Simeone ya ha demostrado con creces que está dispuesto a derribar los tópicos negativos a base de golpes inapelables de autoridad. Ya han caído unos cuantos y hoy otro más se ha venido a sumar a la lista de difuntos. El día del niño ha sido un éxito. Dentro y fuera del campo. 

La jornada se presentaba radiante. El fútbol a las cinco de la tarde tiene magia y encanto. Es la hora tradicional de la liga (al menos así es como yo lo recuerdo) y llámenme romántico pero el ambiente es muy diferente. El estadio estaba lleno. Ese clima puñetero que soportamos en la capital de España, esa anomalía atmosférica en la que las estaciones suaves como el otoño o la primavera no existen y el cruel frío deja paso al tórrido calor en apenas unos segundos, nos trajo a esa hora de la tarde un cielo azul y un poderoso sol que daba una luz diferente al inició del partido. Pero los de Simeone no saben de luz ni otras zarandajas y salieron, como normalmente viene siendo norma habitual, a cerrar el partido cuanto antes. Presión, velocidad, entrega, poderío y personalidad. El Granada, como tantos otros equipos en el coliseo colchonero, trataban aturdidos de encontrar su lugar en el campo pero no tuvieron tiempo de hacerlo. Era el minuto 3 y Koke iniciaba su recital de pases y juego poniendo desde la izquierda un balón de lujo a la cabeza de Diego Costa para que el brasileño certificase el primer gol. Las ausencias de Arda, Mario y Tiago hicieron que el Cholo probara otra vez con el canterano en el doble pivote y el experimento salió de lujo. Koke tiene la fuerza y entrega que le gusta a su entrenador pero también la calidad que tanto escasea alrededor. Capaz de abrir el campo, pedir el balón y ver ese pase que no ve nadie, destaca también por ser rápido de cabeza. jugar al primer toque. No parar el ritmo. Ese tipo de jugadores que sin correr imprimen velocidad al juego. Hoy ha hecho un gran partido y personalmente me produce mucha alegría el ver que se asienta en esa posición. 

El resultado final es inapelable pero la realidad es que a partir del primer gol y hasta el descanso el Atleti entró en una dinámica que no me gustó nada. Bien parapetados atrás, como siempre, mostró sin embargo un desprecio preocupante por el balón. El otrora juego vertical se transformó directamente en pelotazos a ningún sitio impropios de este escudo. De los pocos que trataban de poner ritmo y criterio con el balón era el Cebolla que, hoy si, tuvo una participación interesante jugando desde el principio. Incisivo, valiente, rápido y siempre con mucho ritmo. Aunque el Granada se posicionaba en campo contrario no podía evitar sin embargo mostrar lo inocente de su propuesta y la fragilidad de una escuadra que empieza a mostrar los síntomas propios de la enfermedad del descenso. El Atleti mientras tanto se dejaba jugar. La cosa podría haberse enfangado de seguir en esa tesitura durante más tiempo pero, lo que es el fútbol, los madrileños mataron el partido precisamente en ese momento. Un contrataque perfecto iniciado por el Cebolla que desdobla a la derecha para que un velocísimo Diego Costa pusiese un balón medido al segundo palo y Falcao llegase para rebañarlo hasta la red. Gran gol que ponía el 2-0 y liquidaba el partido. 

Pero todo se aclaró encima en el segundo tiempo. Mientras el Granada se desangraba por esa veta que crece imparable entre las dudas futbolísticas de los andaluces y la amenaza del descenso, los de Simeone volvían al campo con la lección aprendida. Nada de dejar el partido en manos de nadie. Nada más pitar el árbitro el Atleti se fue a por el rival y un nuevo pase al área de Koke desde la izquierda es rematado por el Tigre para hacer el tercero. Un doblete del colombiano que vendrá estupendamente para apaciguar ese exceso de ansiedad con el que se veía al jugador. El Calderón, lógicamente, era ya para entonces un fiesta. Un estadio lleno y precioso que empujaba de un equipo que se dejaba querer y que, ahora si, no dejaba opción la rival. Koke en plan mandamás, Cebolla abriendo la zaga, Diego y Falcao volviendo locos a los centrales y Raúl García entrando en segunda jugada. El navarro avisó con un brutal remate en volea a pase desde la izquierda que primero el portero y luego el poste desbarataron. A la siguiente que tuvo, con otro pase de Koke, no perdonó sin embargo el cuarto. Todavía sin recuperarnos de la euforia, una soberbia jugada por la izquierda con pase final de Adrián dio con Filipe Luis delante del portero para que, de sutil vaselina, el brasileño pusiese el quinto en el marcador. 

El resto de minutos, un suplicio para los granadinos, sirvió para que Simeone pusiese en el campo al deseado Óliver Torres y el escondido Insua que debutaba con la elástica rojiblanca. El primero demostró, sin grandes aspavientos, lo excelente jugador que es. Dinámico, buen toque y siempre cerca de un balón que reclama constantemente. Es de esos jugadores tan difíciles de encontrar que antes de recibir el balón ya sabe lo que va a hacer con él. Visión, técnica, pase... lo tiene todo. Hay que cuidarlo entre algodones. El segundo no dejó malas sensaciones, ni mucho menos. Dio idea de ser un lateral solvente con facilidad para incorporarse con peligro pero también es cierto que con 5-0 a favor se juega mejor. 

Muy buen resultado que deja las cosas como están con el cuarto clasificado pero que si ayudará a despejar las dudas de todos aquellos aficionados rojiblancos que todavía son reacios a dejar de invocar los fantasmas del pasado. Como recuerdo me quedo con esos casi 10000 niños que según los videomarcadores había hoy en el estado y que conservarán este gran recuerdo del Atleti en sus cabezas. Un Atleti valiente, poderoso y ganador. Y es que los primeros recuerdos son los que se clavan más fuerte.

3 comments

magerit 15 abr. 2013 3:45:00

Tienes razón Ennio, el fútbol a las 5 de la tarde tiene un brillo especial, inigualable y si además las gradas se muestran repletas, con muchos niños y teñidas de rojo y blanco, entonces entramos en el mundo de la magia.

¿A cuantos niños que llegaron hoy al Calderón de la mano de sus padres, les habrá marcado para siempre el sentimiento atlético?. Todos los partidos deberían ser "día del niño", ya que no solo son el futuro sino que sin ellos no hay futuro.

Y hablando de lo deportivo, ¿que decir después de tu genial crónica?, pero sí señalar que la pareja de pivotes Gabi Koke me parece mucho más productiva y equilibrada que la formada por Gabi Mario o Tiago, y que ha sido un placer disfrutar de los minutos de Oliver, en esto el Cholo también lo está haciendo perfecto.

Saludos

Edupum 15 abr. 2013 15:51:00

Me ha llamado la atención algo que dices y que me parece una gran verdad; tras el primer gol el equipo reculó demasiado y regaló el balón, algo que se solucionó en la segunda mitad. Me da la sensación de que Simeone le pide al equipo que, tras marcar el primer gol, se junte atrás para aguantar el presumible arreón del equipo contrario, pero creo que los jugadores lo llevan al exceso y por eso tras el descanso y la charla volvieron a la actitud correcta. Por lo demás, buen partido en un día de fiesta, que suelen ser complicados (esos días de las peñas...)buen detalle del cholo con Insua y Oliver y, sobre todo, ver que a pesar del ruido seguimos directos a por nuestros objetivos

Ennio Sotanaz 16 abr. 2013 15:23:00

Magerit, yo recuerdo y recordaré toda la vida mi primer partido en el Calderón. Debía tener la misma edad que todos esos “enanos” que estaban el domingo y te aseguro que no fue ni la mitad de espectacular pero para mí fue muy es especial. Estas cosas, es equipos de piel y corazón como el Atleti, son esenciales. No tengo muy claro que la actual directiva sea consciente de ello (porque ellos son de otra familia que no tiene nada que ver con la rojiblanca) pero yo agradezco estos gestos.

Edupum, el equipo suele bajar la línea de presión con el marcador por delante pero lo de despreciar el balón de esa forma tan lamentable no suele ser tan habitual. No le doy mayor importancia porque tras el descanso Simeone lo corrigió, lo cual indica que fue un error y no algo planificado. De otra forma me preocuparía.

Un abrazo a los dos,