Baja laboral

No estoy muy puesto en la materia pero creo que la legislación laboral de este país dice que las bajas laborales voluntarias hay que comunicarlas con quince días de antelación o al menos en mi caso siempre ha sido así. Esos quince días que van entre que has mandado un carta rubricada confirmando tu baja voluntaria y la fecha concreta en la que efectivamente dejas de ir a tu puesto de trabajo son especialmente raros, absurdos, evitables y según como se haya desarrollado tu carrera en ese sitio más o menos complicados o más o menos placenteros. El Atlético de Madrid está en esos días. Es un proyecto, roto, destrozado y muerto que espera con ansiedad y poca vergüenza a que por enésima vez sea desmantelado. Los tipos que en su día pasaron inadvertidos lo siguen haciendo mientras que los que han tenido una presencia desastrosas aparecen ahora convertidos en caricaturas de sí mismo. Da pena ver como el estadio al completo se cachondea de Mariano Pernía y en cierto modo me parece injusto descargar la ira de otras muchas cosas en hombros de un simple jugador cuyo único crimen básicamente es ser malo, pero en cierto modo es lo que hay. En cualquier caso ni Pernía ni nadie asume el club, la empresa, como suyo y todos están esperando que pasen los quince días correspondientes para dar inicio el primer día del resto de sus vidas. En una situación así poco o nada se puede esperar. Si el balón pasa cerca y no cuesta mucho echar un cable alguno lo hará pero que nadie espere grandes dispendios cuando la cabeza está ya en otro sitio.

El resultado del At. Madrid-Sporting es tan engañoso como probablemente injusto puesto que la única diferencia entre este partido y pongamos por caso el partido del Osasuna es algo más de vergüenza torera (poca) de algún que otro presunto profesional enfundado en la casaca rojiblanca, una contumaz falta de calidad (que no actitud, valentía ni ganas) por parte de la plantilla asturiana para acertar en la portería contraria y algo de suerte. Por lo demás el ya clásico partido soporífero del Calderón “adornado” esta vez por los elementos que como champiñones aparecen en tiempos de crisis y que convierte el conjunto (partido, plantilla y entorno) en un lamentable esperpento. “Hubo alguna jugada de calidad”, dirán algunos. Si, es cierto que la hubo pero generalmente a base de quijotescos empeños de los de siempre: Agüero, Forlán y Simao intentando significarse respecto del resto. Supongo que las dará mucha vergüenza compartir colores y vestuario con la banda de indolentes millonarios que tiene la desgracia de compartir linimento.

Me aburre cada vez más escribir del Atleti como concepto así que escribir sobre su juego se está convirtiendo en algo así como una tortura que me hace tanta ilusión como ir al estadio. Es decir, ninguna. Esta vez sentía cierta curiosidad por ver como reaccionaria una afición adormecida y tan indolente como sus jugadores que hace mucho tiempo que dejo de ser esa “mejor afición” que fue y con la que a todos se les llenaba la boca. La protesta en la puerta cero, y me duele decir esto, creo que ya no funciona. No tiene poder de convocatoria (nunca la tuvo) y ahora gracias a las fuerzas del orden ni siquiera puede tener repercusión mediática. Los “competentes policías” primero llevaron a los manifestantes hasta la parte exterior del túnel, lejos de la puerta cero, para impedir que la prensa nos vea. Después un envalentonado muchacho del cuerpo obligaba a retirar una de las pancartas porque al parecer “incitaba a la violencia”. Resulta cuando menos paradójico que un tipo con cara de pocos amigos y armas abrochadas a su cintura alegue incitación a la violencia sobre una pancarta que no tenía un solo insulto. Por lo demás y ya dentro del estadio una media entrada desangelada e inconexa manifestaba un cierto enfado que por una vez si pareció sincero. El Frente Atlético volvió a ejercer ese papel que muchos aficionados reclamaban liderando el descontento del público y si bien no comparto alguno de los cánticos que profesaron en general estoy de acuerdo con la actitud que tomaron. Especialmente con proferir cantos contra directiva y jugadores justo después de celebrar y aplaudir los goles. Creo que la afición debe tomar conciencia de que tenemos que desvincular gestión de resultados deportivos. Es decir, que la gestión en esa casa en ruinas es nefasta y lamentable entremos o no entremos en Champions.

Todavía quedan cinco partidos en los que avergonzarse de ser aficionado de este equipo. Cinco partidos en los que nadie espera el menor atisbo de reacción ni la más mínima posibilidad de salvar una temporada catastrófica en lo institucional y vergonzosa en lo deportivo. Otra. Cinco partidos para seguir lamentándonos, escuchar excusas baratas, especulaciones de futuro, insultos de nuestro dirigentes y desprecio de los medios de comunicación. Cinco partidos en los que todos los protagonistas estarán pensando en cualquier cosa menos en esos cinco partidos. Unos en como tapar las vergüenzas, otros en conseguir otro contrato exagerado y nosotros pensando en el enésimo proyecto que no creo que se diferencie mucho de los anteriores.

A todo esto, ganó el Atlético de Madrid por tres goles a uno.

3 comments

Anónimo 27 abr. 2009 18:48:00

Ennio,

No dejes de leer este hilo:
http://sdehumo.net/forums/t/8733.aspx

Con paciencia e inteligencia, todo lo alcanzaremos. Gracias por sujetar esa pancarta en la cero.

Besos,
Angi

JOSE I. FERNÁNDEZ 28 abr. 2009 14:22:00

Hola ENNIO:

No sé si ya lo has echado en falta, pero mi blog ha muerto a manos del imperialismo de Google, que ha decidido borrarlo simplemente porque eliminé una cuenta de Gmail con la que ni tan siquiera accedía a mi blog.
Llevo una semana luchando por recuperarlo, pero sigo sin respuesta.

Os pido un mensaje de solidaridad y que pongáis una vela por Un Grande sin Memoria pinchando aquí, donde todavía se pueden escribir comentarios en uno de mis últimos post (que se encuentra guardado en caché), que paradojicamente yo recibo en mi cuenta original de Hotmail, desde la que ya no me dejan acceder al blog, pese a que es desde ella donde llevo accediendo tres años...

¡Un Grande sin Memoria no puede morir!

Gracias por vuestra ayuda

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO 28 abr. 2009 15:21:00

Como dices bien, aburre hablar del Atlético, sobre todo, de este Atlético. Fue un placer conocerte en persona.Un abrazo.