Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Suerte

Valencia 2 - At. Madrid 2

No descubro nada nuevo diciendo que la suerte es vital en esto del fútbol y la suerte ha dictaminado el resultado global del partido de esta noche. La suerte es el nombre que los humanos damos al azar o la incertidumbre y por una cuestión cultural tradicionalmente se asocia a detalles mágicos o míticos pero la mayoría de las veces es un factor que se reparte más o menos de forma homogénea. Es decir que si el Atleti jugase partidos del fútbol parecidos al de hoy a lo largo de toda la temporada muy probablemente estaríamos hablando de otra cosa diferente a ese esperpento de equipo que nos había ofrecido el Club Atlético de Madrid durante las primeras jornadas. Hoy el equipo ha jugado a un deporte bastante parecido al fútbol y eso es ya toda una noticia.

Para ser justos el Atleti salió totalmente desconocido, es decir bastante bien. Muy agresivo, dominando el balón y jugando en campo del Valencia lo que probablemente es la mejor forma de encarar un partido de fútbol teniendo un equipo, como el que tenemos, de peligrosa y lamentable fragilidad defensiva y manifiesta imposibilidad de crear fútbol. Parecía un espejismo pero el Atleti quería el partido, estaba concentrado y los jugadores tenían la mirada de los jugadores que están en el campo lo cual debería también ser algo normal pero desgraciadamente no lo es. Y así pasó lo que tenía que pasar, una excelente jugada de equipo de los rojiblancos con gran Jurado que deja al Kun en el área con el balón y por lo tanto en gol.

Para ese momento todos éramos conscientes de flan de gelatina que era el cuestionado Valencia lo duro que tenían aferrarse un partido con el marcador en contra y con un estadio exigente que lleva tiempo cuestionando la labor del equipo, pero tuvieron que aparecer los fantasmas del pasado y como si el espíritu Azteca de Aguirre estuviese en el banquillo los madrileños se echaron atrás, se olvidaron del balón y se dedicaron a especular con los tempos de partido. Esta estupidez tan de moda entre entrenadores del montón que sin embargo se creen los inventores del fútbol. Uno de estos personajes, por cierto, estaba sentado en el banquillo Che que desgraciadamente para ellos ocupa posiblemente uno de los entrenadores más tontos de la primera división y conste que no lo digo por esos ademanes de juglar con urticaria o esos gestos tan poco creíbles como el 90% del cine nacional sino porque hay que ser tonto para hacer jugar una fabulosa plantillas como la del Valencia de la forma en la que este hombre pretende hacer. Aún así, con nuestro jugadores en la frontal y dando espacio y balón a los valencianos, el Atleti pudo sentenciar sobre todo con una galopada de Agüero que delante del portero echó el balón fuera pero este equipo ni siquiera tiene suerte. Dos pases desde el centro del campo a la espalda de los madrileños bastaron para dar la vuelta al marcador en cinco minutos lo que demuestra dos cosas: la lamentable defensa de los de Abel y el lamentable centro del campo del mismo equipo que además de ser incapaz de crear retazos de fútbol tampoco son capaces de cerrar los pases en largo desde el centro del equipo contrario. El Valencia incluso pudo sentenciar antes de acabar la primera parte lo que hubiese sido mucha más injusto que el injusto 2-1.

La segunda parte fue eso que se llama un partido de ida y vuelta. El Atleti salió de nuevo más agresivo en su actitud (tiene narices que eso dependa del marcador) que no de planteamiento puesto que Abel seguía sin renunciar al doble pivote de tarugos (aunque hay que reconocer que Cleber no ha estado tan mal como en él suele ser habitual). Hubo muchas ocasiones por los dos lados pero sin dudas las más claras estuvieron en los pies de Forlán (bajísimo todo el partido y probablemente ayudado por esa extraña posición en la que está obligado a jugar por culpa de Abel), Cleber y Maxi un par de veces. Era completamente injusto el resultado pero parecía que la enésima derrota de Atleti tendría lugar en Valencia pero por una vez la escurridiza suerte que no acompañó en toda la noche vino en forma de pase de A. López al segundo palo que Maxi remata a la red para desesperación de los valencianos.

Si el Atleti es capaz de mantener el nivel de hoy hay razones para soñar en que este año no tendremos problemas para mantener la categoría. Cotas más altas son quimeras de cotorra y basta echar un vistazo a la plantilla para darse cuenta de ello. De todas formas como decía Nietzsche la esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte.

2 comments

JOSE I. FERNÁNDEZ 27 sept. 2009 16:52:00

Me juego contigo una botella de Jack Daniels a que este año volvemos a acabar cuartos...
La suerte anoche la tuvo el Valencia, con dos goles en dos minutos y con el Atleti fallando ocasiones clamorosas.
En Oporto el equipo debe resurgir definitivamente y olvidar este inicio de pesadilla.

PD: Veo que Abel tampoco te gusta demasiado (yo tampoco comparto muchas de sus decisiones). ¿Cuál sería tu entrenador ideal?

Un saludo

Ennio Sotanaz 27 sept. 2009 20:41:00

Puf! mi religión no me deja apostar en contra del Atleti pero tendrían que pasar muchas cosas ajenas a nuestro equipo para que quedemos cuartos. Ojalá me equivoque. Esto acaba de empezar pero las perspectivas son totalmente desalentadores. Me encantaría poder ser tan optimista como tú pero ya llueve sobre mojado.
El Valencia tuvo suerte si, es lo que trataba de decir.
Abel no me está gustando (esperaba más de él en lo personal y en lo técnico) pero creo que no es un problema de entrenador esta vez. Con una plantilla decente los errores de entrenador no cantarían tanto.
De todas formas estoy harto de entrenadores del montón y cobardes. Llevamos repitiendo el mismo tipo de entrenador desde que se fue Luis Aragonés y todos han fracasado. Personalmente apostaría por alguno que fuese un poco más valiente y pensase que para ganar lo mejor es jugar al fútbol y tener el balón más que el contrario. teniendo en cuenta que todos los años el 90% de los partidos son contra equipos que se cierran no estaría mal. ¿Quien? Yo hubiese apostado por Pelegrini hace tiempo y me gustó Laudrup lo que hizo en Getafe. Me gusta mucho la filosofía de Wenger o aquel que entrenaba al Olympique de Lyon que no me acuerdo como se llama. No pido jugar como el Barça pero joder, hasta Michel fue más valiente contra el Barça y trato de quitarles el balón.
Un saludo,