Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Cuando intenta ahorrar el que no tiene... (Aris 1 - At. Madrid 0)




Decía Oscar Wilde que aconsejar economía a los pobres es grotesco e insultante. Es como aconsejar que coma menos el que se está muriendo de hambre. El Atleti no está para hacer experimentos o especular con el juego porque no tenemos tantos recursos como para arreglar los fallos. Somos todavía “pobres”. Es grotesco e insultante que hagamos lo que hemos hecho hoy. Por mucho que las luces de candilejas de los trofeos todavía nos tenga turbada la visión sería estúpido perder la perspectiva de ese amargo lugar del que viene este equipo. No quiero recordar donde estábamos hace 9 meses pero está ahí y aunque el cambio ha sido brutal en muchos aspectos y lo que tenemos ahora tiene buena pinta (independientemente de lo ocurrido hoy) la cruda realidad es que tenemos una plantilla corta, que sigue desequilibrada y con carencias importantes, especialmente desde la segunda unidad. Lo que hemos conseguido lo hemos hecho dándolo todo y exprimiendo hasta la última gota. Hoy se ha querido jugar a equipo poderoso que mueve fichas sin que el equipo se resienta y nos han hecho un siete. Más que por el resultado por la imagen, la sensación y la incertidumbre que queda ahora. Este equipo soporta muy pocos experimentos pero soporta mucho pero la especulación y la economía de recursos. Los entrenadores anteriores no se dieron cuenta. Espero que Quique aprenda la lección.

La primera parte fue horrorosa. Soporífera, espesa, mala y sin emoción. El Atleti la tiró a la basura.Todos esperábamos las rotaciones de Quique (yo al menos lo esperaba) pero pocos podían anticipar el nuevo experimento de nuestro entrenador. En fin, sin querer jugar a entrenador y sin mancillar el crédito que se ha ganado me parece que una apuesta con cinco centrocampistas (y tres mediocentros) no parece una declaración de intenciones muy estimulante. No entiendo la posición de Tiago existiendo jugadores en el campo como Fran Merida que parecen adaptarse con mayor naturalidad a esa especie de mediapunta por detrás del único delantero. Tampoco entiendo cual era el objetivo del mister. Cinco centrocampistas parece un buen número para controlar el centro del campo y quedarse con el balón pero nada de eso ocurrió. Más bien todo lo contrario. Los primeros 25 minutos apenas tocamos el balón frente a un equipo muy fogoso (como se esperaba) y con mucho pundonor (como se esperaba) pero que ni siquiera dio muchas patadas y apenas causó ningún peligro. Inquietante.

Hasta ese minuto 25 el partido fue un ejercicio de caos controlado con el balón, que parecía de playa, volando por encima de las cabezas sin que nadie se atreviese a tratarlo como se merece. La apuesta del Aris, lógicamente, pasa por ahí. Verticalidad, faltas laterales, segundas jugadas,... pero que el Atleti entre a esa feria me preocupa. ¿Para qué pones cinco centrocampistas si el balón va a pasar por encima de sus cabezas? Con Forlán desesperado y la pareja Simao, Fran Mérida desaparecida en combate, tan sólo un aturdido Tiago aportaba algo de movilidad (no mucha), mientras Raúl García se ahogaba una vez más a la hora de jugar y hacer jugar y Camacho volvía a decepcionar. Nunca me ha convencido el canterano (y mira que me duele). Hoy tampoco.

A partir de la media hora el equipo decidió tener algo más el balón demostrando que con eso sólo servía para bajar la temperatura del Aris y neutralizarlo pero faltó velocidad, criterio y lo que es peor, ambición. Puñetera especulación. En una primera parte sin ocasiones de gol (por ningún lado) lo único reseñable es una vez más el recién estrenado rigor defensivo que tanta solvencia desprende. Pero no es suficiente.

Quique decidió olvidarse de los experimentos y colocó más o menos a cada uno en su sitio dando entrada a Diego Costa por mi “querido” Raúl García. El brasileño aportó frescura, ambición y movilidad. Juega de espaldas, novedad en esté equipo, y tiene cosas diferentes pero se le ve torpe con el balón y con una carencia preocupante de gol. Aun así fue el mejor (que no es decir mucho).Tuvo un par de buenas ocasiones nada más empezar pero eligió mal la definición. El equipo estaba más suelto con Tiago tratando de poner el balón en el césped y Costa moviéndose entre líneas pero el equipo seguía sin mostrar ambición y enseñaba algunas dosis de relajo lo que aprovechó el Aris para en la única jugada que trenzó el balón en todo el partido sacase un gran gol de un tal Javito.

Como una bofetada en seco volvimos a la realidad de la que veníamos. El Aris, ahora si, empezó a parar el juego con faltas y artimañas, subió un punto en agresividad y presión con lo que mató el partido. Fran Mérida (como si no hubiese jugado) dejó el sito a un Reyes que llegaba tarde. Mario Suarez salió por un mediocre Camacho aportando el mismo derroche de mediocridad. Ni Raúl García, ni Camacho, ni Suarez (ni veinte mediocentros iguales que sigamos fichando) son capaces de hacer olvidar la labor que en este equipo hace Asunçao. Por su puesto mejor no hablar de labores de creación porque es como pedirle a Torrebruno que crezca. Lejos de provocar algún peligro lo que provocamos fueron los nervios de De Gea que en un fallo garrafal (de esos que nunca hace) dejó un balón a los griegos que lanzaron al poste (pero cuidado que el canterano ha sacado un montón de buenas manos hoy también).

A falta de diez minutos los colchoneros parecieron trenzar algo más de juego y tuvieron dos ocasiones clarísimas en los pies y cabeza de Diego Costa que una vez más el brasileño derrochó. El Aris sigue sin perder en su campo en competición europea en toda su historia.

Tiendo a alegrarme de que pierdan los equipos que especulan con el fútbol y más cuando lo hacen frente equipos a los que quintuplican en presupuesto. No me alegro en este caso, evidentemente, pero debo reconocer que la derrota es de justicia.

4 comments

Ricardo 17 sept. 2010 14:56:00

Muy de acuerdo contigo Ennio, es la crónica que coincide más con lo que vi ayer.

Creo que tampoco es justo decir que esta es la verdadera medida de este equipo, y los éxitos la rara avis. Más bien me parece que ayer Quique quiso demostrar que si llueve, te mojas.

Cualquier equipo al que le quites la mitad de los titulares se resiente, simplemente por acople, automatismos y costumbre de jugar juntos. Si encima dos o tres suplentes son muchísimo peores que el titular, el bajón se nota más. Si, adicionalmente, los posicionas fuera de sitio y con roles inhabituales, pues pa qué.

Los cambios demostraron que simplemente quitando las cosas absurdas, el equipo jugó, las oportunidades llegaron. ¿qué pasó, que quiso ver si con todos los suplentes a la vez se gana? ¿Que quería "desgastarlos con un equipo físico y que luego salieran los artistas a resolver" -planteamiento aguirresco que da escalofrías solamente recordar-? Le faltó nada más que poner a Perea y Juanito de centrales, por rizar el rizo. A ver si la prensa (no he mirado nada) le manda el recadito a Quique de que tirar el primer partido en EL por darte un lujo -¿a lo mejor para demostrar generar conciencia de lo corto de su plantilla? este tipo es tan pedagógico que puede que piense así...- se lo podrán permitir otros, pero no el actual Atlético.

Esperemos que sirva de toque de atención. Si gracias a la derrota no se ve ESE trivote de salida en le resto de temporada, se hacen rotaciones lógicas y ordenadas, y de paso se lapida en plaza pública a Valera), bienvenida sea la derrota.

Cex 17 sept. 2010 16:54:00

Lamentable la imagen ofrecida ayer —incluida una primera parte vergonzosa— que echa por tierra el crédito conseguido con los últimos partidos.

Suele salir el Atlético ofreciendo ventaja a los contrarios. Ayer consistió en Valera, Raúl García y Simão.

Esta alineación muestra claramente lo mal que se ha utilizado el mercado de fichajes.

· Valera no debería estar en una plantilla en la que no hay un lateral derecho «puro». Y aunque lo hubiera, tampoco.

· Simão es un exfutbolista que en los tres anteriores encuentros participó en goles (todavía no se lo cree ni él) pero que no aportó nada más, como tampoco aportó nada en la temporada pasada ni en el partido de ayer, en el que mostró un pésimo estado de forma. La única razón que se me ocurre para que siga es la pasta gansa (4,5 millones, As dixit) que gana, lo cual frena cualquier contratación por otro equipo. Menos mal que en junio acaba contrato.

· Raúl García podría ser un reserva aceptable; el problema es que es titular. Otro cuyo salario (3 millones, As dixit) impide su traspaso. Y su contrato no acaba hasta el 2012.

La alineación de ayer también sirvió para comprobar que Tiago no sirve de mediapunta y que a la vacante de Jurado no le han dado recambio que convenía. A Fran Mérida todavía no tengo el gusto de conocerle; hay quien dice que jugó ayer.

Ya había oído hablar de la falta de gol de Diego Costa pero ayer pude constatarlo.

En cuanto a Camacho, yo creo que dejando a un lado su talento, Aguirre, Abel y Quique no le han ayudado en nada a crecer sino más bien al contrario. Por cierto, ayer a mí me gustó más que otras veces.

Ojalá, como dice Ricardo, el partido sirviera para reflexionar. Pero mucho me temo que con esta plantilla de donde no hay no se puede sacar. ¿Quién está dotado para jugar por las bandas además de Reyes y Simão? ¿Quién puede sustituir a Ujfaluši, que defienda y se incorpore al ataque?
¿Quién va a meter los goles si se lesiona Forlán? ¿Para cuándo vamos a ver a Filipe (¡lo qué cuesta pronunciarlo!) Luis?

JOSE I. FERNÁNDEZ 17 sept. 2010 19:16:00

Yo creo que al Atleti sí debería darle con el ahorro que hizo ayer para ganar (o al menos no perder) con el Aris.
El problema es que Quique se empeña en jugar con un solo delantero.
Simplemente con Diego Costa desde el inicio en el equipo por Camacho creo que se habría podido ganar.
Otro handicap es que en este primer partido, con el Barça a la vuelta de la esquina y un colchón de 5 partidos por delante, se salió a empatar, a especular, y así se suele perder...

Un saludo Ennio

India rojiverde 18 sept. 2010 13:14:00

Coincido con Jose en que el equipo que salió ayer debería haber sido capaz de ganar al Aris. No tenemos tanto fondo de armario como pensamos, y ninguno de ellos rinde al nivel de los titulares, pero a pesar de ello se les presupone calidad (o al menos oficio) para, al menos, haberse llevado los tres puntos ayer. No lo hicieron y fue un fracaso absoluto, no sabría decir si de los propios jugadores o de Quique por no haberles sabido inculcar la competitividad que sí han ganado los titulares desde su llegada.

De todas formas, como bien dices, el entrenador cuenta aún con crédito para que se le perdonen algunos errores. Tenemos tiempo y seguimos dependiendo de nosotros mismos para ser primeros de grupo, así que a intentar seguir nuestra racha en Liga, que el día 30 tendremos tiempo de intentar solucionarlo.

Un abrazo.