Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

Pizarra tóxica (At. Madrid 1 - B. Leverkusen 1)




Decía un político alemán llamado Adenauer que no hace falta defender siempre la misma opinión porque nadie puede impedir volverse más sabio. Entre vídeo y video de los alemanes de Leverkusen Quique debería también haber aprendido algo de sus políticos y asimilar que empeñarse en algo que no funciona no es de personajes sabios sino de todo lo contrario. El Atlético de Madrid se ha complicado hoy la clasificación para la competición de la que es vigente campeón por la estulticia torpe de la maldita pizarra, la pizarra que pretende llegar donde no debería llegar nunca, la pizarra que atenaza y no arregla nada, la pizarra que absorbe como aspiradoras implacables el poco o mucho talento sobre el césped y en definitiva la pizarra que lleva ya más de una década escondiendo la esencia del club Atlético de Madrid. Quique se equivoca gravemente al intentar jugar al Stratego con unas piezas limitadas en partidas importantes que normalmente se deberían ganar simplemente poniendo toda la carne en el asador. De esta forma el Atleti tiende a pasos agigantados al lugar mediocre y ramplón del que un golpe de orgullo parecía habernos salvado momentáneamente. Ahora me queda la duda de saber que ha sido el espejismo: esto o aquello.

La primera parte del equipo ha sido atroz. Deleznable, insultante, bochornosa, vergonzosa y lamentable. El planteamiento del partido, una vez más, ha sido cobarde, especulador y ruin lo que en definitiva ha marcado para mal el desenlace del encuentro. Independientemente de los jugadores elegidos (que ahora entraremos) la actitud conservadora, pasiva y cobarde del equipo ha sido como largarse del campo a los diez minutos. Lamentable. Miedosos del rival, temerosos de desplegar juego, coartados en la tensión, frenando aposta el rítmo, regalando el centro del campo,... en fin, un desastre. Si tratar de parecer un equipo que juega al fútbol con un doble pivote en el que el jugador “técnico” es Raúl García es algo así como una estúpida quimera (dudo que Quique pretenda jugar al fútbol con esa alineación frente a un equipo cerrado), cuando el equipo está sin ritmo, renqueante, acobardado y a la expectativa las “virtudes” del navarro para llevar la manija del equipo se hacen todavía más evidentes. Lamentable partido de un jugador que colecciona partidos lamentables. Un jugador que debería haberse largado este verano por el bien del equipo pero también por el bien de su carrera personal, una carrera que va camino del desagüe. Raúl García lo hizo todo mal. Para que seguir.

Los alemanes, un equipo de mitad de tabla que hoy pareció algo más gracias a la negligencia atlética, se plantaron bien en el campo (lo que hacemos nosotros últimamente, vamos), cerraron filas (lo que hacemos nosotros últimamente, vamos), presionaron arriba (lo que hacemos nosotros últimamente, vamos) y salieron con verticalidad hacia la portería contraria (lo que hacemos nosotros últimamente, vamos). Si a ello le sumas que el rival (nosotros) regalaba el centro del campo y el balón se entenderá porque el Bayern parecía el Milan de Sacchi y nosotros el equipo reserva de la compañía del Bombero Torero. Como no podía ser de otra forma los alemanes se adelantaron en el marcador en cuanto les dio la gana (porque tampoco es que hicieran un esfuerzo especial ni que tirasen muchas veces a puerta). Con todo, lo más triste de esta historia es que encima la primera parte fue soporífera. Soporífera hasta decir basta. Ese sopor con el que el equipo de Quique nos premia últimamente.

La segunda parte fue como el reverso de la moneda. Quitando a Forlán por Fran Merida (ambos hicieron un pésimo partido pero en el caso del español se notó menos) pero sobre todo quitando a Raúl García y sacando a Tiago (es decir, volviendo a jugar con diez) el equipo parecía otro y el partido también. El portugués pidió el balón, soltaba y se desmarcaba (algo que es de primero de fútbol pero concepto que no ha conseguido asimilar su compañero navarro) y distribuía el balón con agilidad mental (algo imposible de encontrar en el señor García ni al 100%). No entiendo las rotaciones de Quique (no se puede rotar con paquetes) ni entiendo esos castigos a los que supuestamente no están “con rítmo”. Tiago es mejor que Raúl García incluso estando cojo y lo mismo se puede decir del Luis Felipe o el Kun, dos que han chupado demasiado banquillo también. Con los interiores más al centro, las bandas ocupadas por los laterales y Diego Costa (el único que puso ganas desde el principio a pesar de sus evidentes carencias) tirando desmarques el Atleti se puso a jugar y a conseguir peligro y ocasiones. Así llegó un dudoso penalty a Fran Merida (a mí en el campo no me lo pareció) que transformó Simao animando la noche.

Pero el fuelle de Tiago se acabo y con ello las esperanzas. El equipo se resintió. Los alemanes vieron que el empate no estaba mal y que faltaba menos de media hora así que cerraron filas, recularon y lo dejaron todo al contrataque (y todavía pudieron llevarse el partido). El Atleti a la desesperada (gracias a tirar 45 minutos) se apago y los alemanes se afianzaron defensivamente hasta construir un muro que mantuvo el empate hasta el final.

¿Qué hubiese pasado si el Atleti hoy hubiese salido a ganar en lugar de a especular con todo (que es lo que parece que gusta en el banquillo)? Nunca lo sabremos, es cierto, pero en cualquier caso me da lo mismo para saber lo que pienso al respeto. Me da vergüenza (y un poco de asco) que mi equipo no salga siempre a ganar desde el primer minuto. Especialmente en su propio campo.

Este Atleti no me ilusiona y me aburre. Es pronto, se han conseguido cosas, la defensa está muy bien, bla, bla,... lo que quieras. No me gusta el camino por el que se va. No me gusta. No me gusta esta pizarra tóxica y cobarde. No me gusta pensar que mi única forma de vivir es que mi enemigo tenga un fallo.

2 comments

Cex 1 oct. 2010 2:06:00

A pesar de haber ganado títulos, a mí Quique no me ha demostrado ser mejor entrenador que tantos otros que han pasado. No es ni mejor ni peor, es uno más. Con sus cosas buenas y sus cosas malas. Y sobre todo, con sus manías; como sus antecesores en el puesto. Y al igual que ellos, parece que ha tragado con la plantilla que le han confeccionado este verano sin haber intervenido en su planificación. Porque, vamos, imagino que Quique querría una plantilla con más recambios de los que tiene.

Por cierto, durante el verano los «dueños» y la prensa se llenaron la boca diciendo lo importante que iba a ser la cantera esta temporada. Sí, ya lo vemos, ya.

¿Por qué se ha jugado tan mal la primera parte? ¿Casualidad? No lo creo, ya que se da demasiado a menudo. La culpa es de una mezcolanza de ese planteamiento especulativo tan de Quique, de la (poca) calidad de algunos jugadores y del poco acierto de otros. Si no consigues dar tres pases seguidos en campo contrario es muy difícil crear ocasiones de gol.

Hay jugadores en muy baja forma física: Forlán, Simão, Mérida, Tiago.

¿Qué fue de aquel Forlán de hace dos temporadas? En mi opinión, se desvaneció porque ya no va a mejorar su contrato, porque cree que simplemente con los goles ya cumple, porque algunos consejeros allegados le recomendaron menos entrega y porque tiene celos de Agüero. Sí, me he quedado a gusto. Será porque me cae mal desde que hizo unas declaraciones sobre el Atleti y peor desde que nos mando chupársela, todavía no sé muy bien porqué.

Espero que la lentitud que ha mostrado Mérida hoy sea debida a la falta de forma por la lesión y tal y tal. Su velocidad punta de caracol me ha hecho reír y sin embargo no me ha hecho ninguna gracia. De todas maneras, hoy no me parece que haya hecho tan mal partido como a ti. Ha dado algunos pases esperanzadores. Ya veremos cómo evoluciona.

Tiago tiene fogonazos de buen futbolista. Pero hace meses que no hace un partido completo. Suele arrancar quince minutos buenos y después pierde fuelle. Preocupante.

Hablas muy mal de Raúl García y lo comparto. Lo que echo de menos en tus artículos (y en los de todo el mundo, la verdad) son reproches para Rositas Sabrosa, un exfutbolista que siempre se va de rositas. Estos dos son un lastre para el Atlético de Madrid. Por juego y porque sus salarios impiden traer jugadores caros. Ojalá reaccionen y me callen la boca como ha hecho Perea. Pero lo dudo mucho.

Sé que te gusta Assunção pero yo no lo tengo claro. No me gustan los centrocampistas que no aportan nada en ataque y menos cuando el resto de la línea necesita bastante ayuda en este sentido. En la segunda parte se ha animado cruzando a campo contrario y el juego del equipo lo ha agradecido. No tengo claro si no lo hace más a menudo porque no quiere o porque no le dejan.

Y corto ya, que me explayo demasiado.

Sergio 2 oct. 2010 15:06:00

Saludos amigo, como estas.

Me gustaría proponerte algo sobre el blog, cuando puedas contacta conmigo en sergio@elbanquillovisitante.com