Muchas gracias a todos los que os habéis pasado por aquí durante todos estos años.

Puedes encontrarme en www.enniosotanaz.com o enniosotanaz@hotmail.com

¡Un abrazo!

En Inglaterra no ven la liga española

Share


At. Madrid 1 - Liverpool 0

Por mucho que sean once contra once, un balón y dos porterías, los partidos de fútbol nunca son iguales entre si y una semifinal de competición europea es algo distinto y emocionante. Por mucho que los jueces y fiscales de ese cáncer que en broma llamamos nacional-madridismo la ignoren de la forma más cruel y nos sigan bombardeando con su alfalfa radiactiva de cristianos y messis incluso cuando los cristianos y messis están viendo por televisión al Atleti una semifinal europea debería ser lo que la afición ha demostrado esta noche. Por mucho que la temporada sea un desastre, nuestros dirigentes una maldición y nuestros técnicos unos cantamañanas, una semifinal de copa UEFA (o Europe League que dicen ahora) es una semifinal y escuchar al Vicente Calderón rugir un minuto antes de echar a rodar el balón es de las experiencias más especiales y espectaculares que se pueden vivir en esta vida. Sobre todo si eres del Atleti. Con un ambiente así, salvo jugadores que en lugar de sangre tienen Tri-Etilen-Glicol tipo Jurado, los músculos se contraen, las mentes se agudizan y las pasiones se desatan. En ese estado se ven los buenos y malos jugadores, los buenos y malos equipos pero también los buenos y malos aficionados.

El partido comenzó con mucho respeto por parte de los dos equipos lo cual es lógico en los primeros minutos. Lo que no es lógico es que pasados los minutos de tanteo de rigor y aplacados los ánimos de las gradas, que por cierto y antes de que se me olvide ha estado de 10, las personalidades y el carácter salgan a relucir. Que el Atleti respete al rival rallando el miedo es desgraciadamente norma de la casa prácticamente desde que se marchó Luis Aragonés aunque hoy sin embargo el respeto se quedó en eso, en respeto. Nunca miedo. Me sorprende más lo del Liverpool que tuvo un respeto exagerado por el Atleti lo cual sorprende cuando en la liga española ya no lo tiene nadie y cualquier equipo que pasa por el Calderón, sea el Madrid o el Xerez, acaba presionando nuestra salida del balón desde el portero sin ningún reparo. Me temo que en Inglaterra no deben seguir nuestra liga.

Pero es cierto que la seriedad y el rigor del Atleti fue máximo y estupendo en todo el partido y tácticamente se comió a un Liverpool desconocido, romo, plano e inofensivo. Desde una defensa bien plantada y un centro del campo generoso en el esfuerzo (pero poco más) el partido se controló sin aspavientos desde el primer momento pero se puso totalmente de cara cuando a los 10 minutos Forlan desaprovecha de cabeza en principio un gran pase de Jurado pero luego recoge su propio rechace y mete el balón en la portería casi llorando.

A partir de ese punto hasta el descanso apenas hubo más ocasiones y si mucho fútbol control, especialmente por parte de los madrileños que ataban la salida de balón de los ingleses muy arriba, cerraba huecos en el medio y barrían en defensa todo lo que pasaba por allí. Magnífico partido de la criticada defensa madrileña hoy, por cierto.

Todos pensábamos que el Liverpool cambiaría de actitud y de juego en la segunda parte y que se iría para arriba con algo más de brío y ganas pero ocurrió todo lo contrario. Los de Benitez eran incapaces de hilar dos pases seguidos y recurrían al dichoso pelotazo que tantas veces hemos visto en nuestras filas lo que dio alas a los de Quique. Perea salvó un par de arranques de raza de los ingleses que le hicieron levantar los vítores de la grada. Quien lo iba a decir. Yo personalmente me alegro por un jugador que lleva un montón de años aquí dando todo (lo que tiene) si levantar la voz ni siquiera en los momentos en los que le han caído palos por todos los sitios. Así que con Perea crecido (y completando un partido muy bueno para todo lo que ha llovido) el resto del equipo se creció también. Ufjalusi volvió a parecer el Cristiano Ronaldo que decía Lotina y se sacó un eslalon hasta el fondo para colgar un gran balón al segundo palo que empala Simao y sólo el inmenso talento de Reina hace que el segundo no suba al marcador. Poco antes Forlán (flojillo de nuevo todo el partido aunque muy generoso en el esfuerzo) había desperdiciado un gran pase que lo dejaba sólo delante del portero. Esas dos jugadas podían haber sentenciado la eliminatoria.

El Liverpool volvió a ser durante toda la segunda parte la sombra del grandioso y enorme equipo que eligió Fernando Torres para crecer despreciando la posibilidad de seguir en el Atlético de Madrid. Volvió a no tirar una sola vez a puerta dejando al bueno de De Gea de nuevo inédito.

Antes de culminar destacar la labor de Reyes que sin ser determinante fue el jugador más desequilibrante del equipo con diferencia y eso Benitez lo sabía y por ello tejió un maraña de ayudas para frenarlo pero ni por esas consiguió parar al utrerano que además volvió a dar una lección de entrega y pundonor. Reyes es muy bueno y cuando tiene la cabeza en su sitio se convierte en una gran estrella del fútbol. Lamentablemente no puedo decir lo mismo de un Jurado que aun haciendo bien algunas cosas y estando más dinámico que otra veces tiene la tara de su patológica falta de ganas que lo va a penalizar hasta el punto de no pasar de ser un jugador más. Una pena.

Buen resultado que podría haber sido mejor y que deja la sensación de que los Reds se han ido vivos del Calderón. Aun así el sueño de una final europea parece más cerca que nunca. Que Dios y las botas de Agüero lo quieran.

3 comments

atletista sin solución 23 abr. 2010 11:28:00

Yo creo que el Atlético mereció un resultado más claro a su favor. Sólo Reina lo impidió.

Si jugamos como ayer, no tenemos por qué temer Anfield.

Saludos.

Von Truch 23 abr. 2010 13:40:00

Vamos a por el Mundial!!
¿Cómo celebraríais el gol del Mundial?
http://futbolerococacola.es/2010/04/directos-al-mundial-de-sudafrica-2010/

Alvaro 23 abr. 2010 21:16:00

Yo lo de Jurado no creo que sea falta de ganas, creo que se trata de un chaval con una tecnica buenisima, pero que no sabe jugar al futbol. No tiene sentido tactico alguno, ni casi nunca toma la mejor decision. No tiene vision de juego. Es, en definitiva, un desastre de futbolista con un potencial enorme.