A pesar de los pesares


Share
|
Valencia 2 - At. Madrid 2

Ver un partido del Atleti contemporáneo, especialmente si no está Tiago en el campo, se ha convertido en una especie de suplicio en el que los aficionados colchoneros nos tenemos que conformar con ver como el equipo contrario tiene el balón e intenta jugar al fútbol mientras nosotros ponemos una vela a San Pancracio y esperamos pacientemente a que alguno de nuestros jugadores haga una jugada individual o alguno de los del equipo contrario cometa un fallo. Alguno no estará de acuerdo conmigo en comenzar así la crónica de un partido como el de hoy en el que hemos conseguido un resultado bastante prometedor para meternos en semifinales de esta especie de UEFA que se han sacado los capos de la UEFA pero es lo que me pide el alma. Se me hace muy difícil ver como mi equipo desprecia sistemáticamente el balón y aunque se arma con diligencia y mejor criterio en defensa de lo que hemos visto últimamente por estos lares al final deja su futuro hipotecado a un juego parecido al de la ruleta rusa. Ese no es el fúbol de los equipos campeones.

Capítulo aparte en este cuento y probablemente parte importante del mismo debería tener el tal Raúl García (y me refiero al jugador contemporáneo ya que desconozco a la maravillosa promesa que se supone que fue alguna vez). Ciñéndonos al aporte del jugador navarro en el campo el suplicio se transforma en pesadilla. Ver el nombre del de Tajonar en la alineación es sinónimo de olvidarse del balón, incrustarse en nuestra área y dejar el futuro del equipo colchonero a merced de un saque largo de De Gea o una genialidad de Agüero. Sin él queda siempre la duda. Con él no existe al ser incapaz de hacer nada para cambiarlo.

Aun así lo de esta noche ha sido un trepidante partido de fútbol típicamente copero (benditas competiciones del K.O), con muchas ocasiones y mucha verticalidad más propia de la alergia de ambos equipos para manejar la pelota que otra cosa pero en cualquier caso algo que el espectador siempre agradece.

El equipo salió con buena actitud y bien colocado en el campo pero enseguida cedió el balón al contrario en lo que para mí es el gran error de esta institución desde hace lustros. Una cosa es jugar a la contra y otra jugar con 10 en tu área. A la contra puede jugar el Chelsea o el Manchester Utd. en algún momento. Con 10 en tu área juega el Xerez. De esta manera, siendo nosotros más cobardes que el Valencia por eso de jugar fuera de casa, y simplemente con un Baraja que a sus años sigue dando mil vueltas a todos los mediocentros que hemos tenido desde que él se fue (y por supuesto a los que hoy iban de rojo y blanco), el balón llegaba con claridad a las bandas valencianas o a la frontal del área dando alas a lo que es la mejor arma del equipo che, su demoledor cuarteto atacante. De esa manera Pablo marró una gran ocasión de gol cuando rebasado De Gea y con la portería vacía no acierta. Corría el minuto 10.

Pero el Atleti, esquinado, eclipsado, mal distribuido y mal gestionado también tiene calidad y un desacertadísimo en ataque Simao conseguía tres minutos después sacar un tiro desde el vértice del área que lamentablemente se estrellaba en el poste. Esa era la solución atlética: pelotazos a la línea de tres cuartos y a confiar en el talento de los de arriba. Lo malo es que Forlán no está (y casi prefiero no saber donde está), Jurado se cae con que lo tosan, Simao lo intenta pero no sale... y sólo queda el Kun con lo que es muy difícil. Por detrás todos bien (muy bien De Gea otra vez) excepto la Perla del Tajonar que en toda la primera parte (y casi todo el partido) no he conseguido ver una sola acción suya que se pueda calificar no ya de buena sino de no negativa. Muy lamentable. Notable partido de Perea en el lateral por cierto con bastante rigor en defensa y alguna que otra llegada en ataque con criterio.

Con mucha intensidad, muchas ocasiones de gol (más de los valencianos que nuestras) se llegó al minuto 35 donde una casual jugada individual del Kun (no podía ser de otra forma) acaba en un eslalon que podría perfectamente acabado en penalty. No lo vio así el árbitro. Ya en las postrimerías del partido otra jugada individual de Jurado dejaba el balón paseándose por la línea de gol cuando probablemente tendría que habérsela pasado a Forlán.

Pero el fútbol gracias a Dios es impredecible y aunque la segunda parte comenzó igual que había acabado la primera, con el Valencia volcado y el Atleti a verlas venir, un córner penosamente sacado por los valencianos da la oportunidad a los colchoneros de armar un contrataque en superioridad. Agüero se lleva muy bien el balón tras un pase defectuoso de Forlán y cuando encara al portero le devuelve la pelota al uruguayo para inaugurar el marcador. El Charrua por cierto ha estado mucho más generoso en lo físico en esta segunda parte que en prácticamente toda la temporada.

A partir del gol se desata la locura y el Valencia se vuelca olvidando las estúpidas recomendaciones de su entrenador, uno de los personajes más lamentables del fútbol profesional y un entrenador my malo y por ende tremendamente sobrevalorado. El Atleti se asentó nadando a contra corriente y parecía tener controlada la situación pero entonces tuvo que aparecer XXXXX para hacer su primer gol como valencianista y encima qué gol. El portugués engancha un tiro formidable desde fuera del área contra el que De Gea no puede hacer nada.

Como buen partido de copa que era, las ocasiones a partir de ahí se sucedieron con un Valencia llevando la iniciativa con más corazón que cabeza y un Atleti demasiado cobarde y reservón que apenas salía de su área pero que a pesar de Pitarch y su estupidez congénita tiene a De Gea en la portería. El canterano ha vuelto a hacer un soberbio encuentro demostrando más personalidad que muchos que pelean por el mismo escudo y que le doblan la edad y la ficha. Demasiados partidos ya como para seguir pensando que es casualidad y que hay que esperar.

Así que cuando nadie lo esperaba un córner sacado bastante bien acaba en remate de segunda jugada que acaba en la cabeza de Antonio López y por ende en la red. Segundo gol que ponía un gran resultado en el marcador y mejor que hubiese sido si el pusilánime de Jurado hubiese tenido un poco más de sangre a la hora de rematar un tiro franco dentro del área pocos minutos después que resolvió con su proverbial inoperancia. Lógicamente el Valencia iba a morir matando y puso toda la carne en el asador con Joaquín, Vicente y Zigic. Quique puso a Salvio por Forlán y en qué hora. El argentino se olvidó de su marca en una pared (error garrafal de libro) lo que provocó una llegada a la línea de fondo, pase de la muerte y remate de Villa para empatar el partido.

Nada más. El partido murió entre nervios, patadas y balones colgados que no llegaron a ningún puerto. Buen resultado del Atleti que no permite sin embargo relajarse en la vuelta y que a falta de plantilla y calidad requiere salir al campo con al menos la misma concentración que hoy. Sería muy bonito llegar a semifinales.

2 comments

India rojiverde 2 abr. 2010 12:59:00

Pues sí que estás desanimado con cómo jugaron ayer. Y yo que estaba encantada con la actitud del equipo y la verticalidad que tuvo el juego en todo momento... Disfrutamos de un partidazo y nos llevamos un resultado positivo para casa que pudo ser mejor, pero que también pudo ser peor. Es hasta una buena noticia vista la trayectoria de la temporada.

Un abrazo, y ojalá que podamos escribir crónica de las semifinales dentro de tres semanas.

Ennio Sotanaz 2 abr. 2010 23:02:00

Actitud si. Verticalidad también... pero demasiada. Piénsalo bien, ¿Estarías contenta con el juego del equipo si el Valencia no la caga en el corner y no dejan sólo a Antonio López en el otro?
Yo desde luego que no. Me alegro del resultado pero estoy harto de jugar a ser pequeño.

Ojalá podamos escribir esa crónica en cualquier caso.

Un abrazo,